Share
EEUU

En un tiempo fue su lema de batalla, hoy Obamacare se ha convertido en un tema espinoso para los republicanos

obamacare

Los partidarios de la Ley de Asistencia Asequible se reúnen para una manifestación frente al Capitolio estatal en Denver, Colorado, el 31 de enero de 2017. (Brennan Linsley / AP)

(Associated Press)

Por primera vez en casi una década, los republicanos se dirigen a una elección nacional divididos y a la defensiva en el tema del cuidado de la salud, el mismo tema que una vez los impulsó a obtener la mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado.

Después de no cumplir su promesa de revocar la Ley de Cuidado de Salud Asequible y enfrentarse a la súbita popularidad de las protecciones al consumidor de Obamacare, los candidatos republicanos en todo el país están luchando por armar un mensaje coherente sobre la atención médica.

Los recalcitrantes aún quieren derogar la ley de 2010, pero un creciente número de republicanos, particularmente aquellos que enfrentan elecciones difíciles, quieren admitir en silencio la derrota y pasar a otros asuntos.

“Incluso sacar el tema es un problema, dijo Joe Antos, un experto en políticas de salud en el American Enterprise Institute, un grupo de expertos conservadores. “Le está recordando a la gente que ellos fallaron. La base no es tan estúpida como para no recordarlo”.

Anuncio

Otros candidatos del Partido Republicano se encuentran tratando de enhebrar una incómoda aguja para oponerse al Obamacare, al tiempo que respaldan algunas de sus disposiciones clave. Unos pocos republicanos que una vez pidieron la derogación de Obamacare ahora incluso lo están adoptando, aunque con cautela.

El representante David Joyce (republicano por Ohio), que busca la reelección en un distrito que se inclina en favor de los republicanos, publica anuncios aduciendo que se oponía a que su partido intentara eliminar las protecciones para las personas con condiciones preexistentes.

Pero entre 2013 y 2016, Joyce emitió docenas de votos para derogar o socavar la ley de salud. En aquel entonces, cuando el presidente Obama pudo vetar los esfuerzos de revocación, los republicanos como Joyce pudieron votar en contra de Obamacare sin la amenaza de que sus electores perdieran la cobertura. Después de que Donald Trump fue elegido y los republicanos intentaron derogar la ley, Joyce cambió su posición.

Los candidatos republicanos a gobernador en Ohio y Nevada, ambos fuertes críticos de Obamacare, ahora dicen que no revocarán  las decisiones anteriores de expandir Medicaid en sus estados a través de la ley de 2010.

Anuncio

Rich Cordray, el candidato demócrata a gobernador de Ohio, ha intentado hacer del cuidado de la salud un tema clave en su apuesta contra el republicano Mike DeWine, el fiscal general del estado, acusando a DeWine de tratar de poner fin a la expansión de Medicaid y eliminar la cobertura de 700,000 residentes de Ohio.

Pero incluso cuando DeWine asegura a los votantes que no deshará la expansión, también intentó ponerle un sello conservador prometiendo reformas. Haciéndose eco de otros aspirantes a gobernador republicanos, DeWine considera agregar requisitos de trabajo a Medicaid, una idea que la administración Trump ha respaldado pero que está siendo impugnada en los tribunales.

El procurador general Patrick Morrisey, de West Virginia, y Josh Hawley, de Missouri, se unieron a una demanda respaldada por republicanos y otros estados que buscan poner fin al requisito de la ley de 2010 de que todos los estadounidenses tengan seguro. Fue un movimiento que ayudó a mantener su base conservadora.

Pero ahora, cuando se postulan para el Senado de EE.UU., tienen que distanciarse un poco del esfuerzo, particularmente después de que la administración Trump adoptara la posición de que no solo debería irse el mandato de tener cobertura individual, sino también las protecciones de condiciones preexistentes.

El tema de las condiciones preexistentes es, por mucho, el más popular de Obamacare. Entonces, ambos candidatos republicanos ahora dicen que respaldan que se exija a las compañías de seguros que cubran a las personas con condiciones preexistentes, incluso si siguen siendo parte de la demanda de derogación.

Es un clima totalmente diferente al de hace solo dos años, cuando los candidatos del Partido Republicano podrían contar con la oposición a Obamacare como una línea de aplausos garantizados. Una vez que la derogación se convirtió en una posibilidad política, la Ley de Asistencia Asequible, especialmente algunas piezas individuales, se hizo más popular.

Cuarenta y ocho por ciento de los adultos tienen opiniones favorables de la ley, mientras que el 40% tiene puntos de vista desfavorables, de acuerdo con una encuesta no partidista de Kaiser Family Foundation. En abril de 2016, se voltearon las cosas: el 49% de los adultos tenían opiniones desfavorables y el 38% favorables.

Algunos republicanos todavía están ansiosos por seguir intentando derogar o desmantelar la ley.

Anuncio

El senador Ted Cruz (republicano por Texas), que se enfrenta a un desafío sorprendentemente fuerte por parte del representante derrotado Beto O’Rouke (demócrata de Texas), quiere que el Partido Republicano intente de nuevo la revocación de Obamacare. A principios de agosto, fue al Senado para tratar de impedir que el Distrito de Columbia exigiera que las personas tuvieran seguro de salud, un requisito similar a la regla de Obamacare que el Partido Republicano derogó en todo el país a principios de 2018.

El candidato republicano a gobernador en Maine se ha comprometido a continuar con la dura oposición del gobernador Paul LePage a expandir Medicaid bajo Obamacare, una expansión que el 59% de los votantes de Maine aprobaron en una medida electoral en 2018. El candidato a gobernador republicano de Minnesota ganó su primaria al prometer que alejará al estado de su intercambio de seguro Obamacare, pero ofreció pocos detalles sobre su alternativa.

Y el senador republicano que desafía a Leah Vukmir en Wisconsin y Marsha Blackburn en Tennessee ganaron sus primarias, en parte, prometiendo hacer más para derogar la ley.

El resultado es que incluso si los republicanos mantienen el control de ambas cámaras del Congreso -al parecer una posibilidad remota- cualquier esfuerzo legislativo para estabilizar los mercados de seguros de la ley de salud probablemente se enfrentará a la oposición del ala conservadora del partido republicano.

Healthcare “es un tema extremadamente difícil para los republicanos”, dijo el estratega del Partido Republicano, Doug Heye, y agregó que el partido está dividido entre los que quieren revocar Obamacare, los que quieren seguir adelante y los que buscan un término medio. “Cuando tienes tres corrientes de pensamiento diferentes, ¿cómo lo balanceas?”

Mientras tanto, los demócratas -una vez el partido que luchaba por el cuidado de la salud en parte debido a la escabrosa implementación de Obamacare-, están presionando a los candidatos republicanos sobre el tema, culpando a los candidatos republicanos por el aumento de los precios de los medicamentos, la inestabilidad de las primas y tratando de quitar protecciones populares.

“Incluso en los lugares donde los candidatos no querían decir ‘Obamacare’ hace cuatro años, tenemos candidatos para la expansión de Medicaid”, dijo Jared Leopold, portavoz de la Asociación de Gobernadores Democráticos.

Los demócratas moderados están más que felices de explotar las fisuras GOP. Las candidatas Heidi Heitkamp de Dakota del Norte y Joe Manchin de West Virginia comenzaron a publicar anuncios promocionando las protecciones de condición preexistentes y atacando a sus oponentes por tratar de eliminarlas.

Anuncio

El senador Joe Donnelly (D-Ind.), que se enfrenta a una batalla cuesta arriba hacia la reelección, ha adoptado una táctica similar contra su oponente, Mike Braun, quien ha respaldado la derogación de Obamacare.

“Mike Braun dice que tiene cobertura de condiciones preexistentes”, según un video de Donnelly. “Solo hay un problema, Mike dijo una y otra vez que está en contra”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio