Share
EEUU

Graves inundaciones en el norte de California. Declaran estado de emergencia

Tormenta

El gobernador Gavin Newsom declaró el estado de emergencia en cinco condados del norte de California donde severas tormentas han provocado inundaciones que han dejado a algunos pueblos completamente aislados.

La proclamación de emergencia solicita asistencia inmediata para los condados de Amador, Glenn, Lake, Mendocino y Sonoma a través del Programa de Ayuda de Emergencia de la Administración Federal de Carreteras y la Oficina de Servicios de Emergencia para proporcionar asistencia a los gobiernos locales.

Anteriormente, Newsom había declarado una emergencia en 21 condados del estado debido a las condiciones climáticas severas.

Anuncio

Una de las tormentas más fuertes en el invierno, provocó inundaciones en la región vinícola del norte de California, dejando a la ciudad de Guerneville y el Russian River Valley como las regiones más afectadas, y las cuales han sufrido este fenómeno durante décadas.

Unas 3.600 personas fueron evacuadas por las inundaciones de unas dos docenas de comunidades cerca del río, lo que llevó a la Junta de Supervisores del Condado de Sonoma a declarar una emergencia local. Las autoridades advirtieron que aquellos que eligieran quedarse en sus casas podrían estar aislados durante días.

“Ahora tenemos propiedades frente al mar”, ironizó Dane Pitcher, de 70 años, quien observaba desde la ventana del tercer piso de su Bed and Breakfast, el Raford Inn en Healdsburg, mientras el agua se acumulaba creando un lago de 100 acres frente a su propiedad. “Estamos completamente aislados”.

El Russian River, que alcanzaba unos 10 pies el lunes por la mañana, aumentó 34 pies en dos días, dijo Carolina Walbrun, meteoróloga del Servicio Nacional de Meteorología en el Área de la Bahía. Para el miércoles por la tarde, el río había crecido a 44.3 pies, más de 12 pies por encima del nivel de inundación. A primera hora del miércoles, un pluviómetro cerca de Guerneville informó que cayeron casi 20. 5 pulgadas de lluvia en 48 horas; convirtiendo practicamente, el Russian River, a la ciudad en una isla.

Anuncio

Por la noche, aproximadamente 2.000 casas y otros edificios se habían inundado, los rescatistas habían salvado a unas 40 personas atrapadas en el agua por la inundación y las autoridades habían cerrado 89 caminos cuando el río estaba crecido a unos 45 pies - 13 pies por encima del nivel de inundación, dijo la portavoz del condado de Sonoma, Hannah Euser. No se reportaron heridos.

Agua fría y fangosa de color marrón fluía a través de negocios y casas de una planta, llevándose vehículos, árboles, tanques de propano y todo tipo de escombros grandes. Las carreteras principales estaban bajo el agua, y el único tráfico provenía de personas que cruzaban el área en canoa.

Fuertes inundaciones han azotado el área en 1940, 1955, 1964, 1986 y 1995, los residentes más antiguos saben por experiencia, que algunas veces, realmente, podrían necesitar ser evacuados en alguna de las tormentas de invierno.

Cuando Caitlyn Meeks, de 47 años, buscaba casa hace cinco años en el pequeño pueblo de Monte Rio, el cual se encuentra en una curva del Russian River, el agente de bienes raíces le recomendó que escogiera algo que estuviera por encima de la llanura, porque de lo contrario, su sótano se inundaría cada invierno. Tras la recomendación, Caitlyn eligió una casa en la ladera a unos 60 pies sobre el río.

El pasado miércoles, Caitlyn y sus amigos se sentaron afuera en su patio trasero con binoculares, observando enormes pedazos de escombros flotando que se estrellaron contra un puente envejecido que cruzaba el río.

“En la corriente he visto refrigeradores, tanques de propano y kayaks”. “He visto dispensadores, un calentador de agua, puedo ver un árbol en este momento, que simplemente, está atascado en el puente Monte Rio”, dijo.

En esta región, asegura Caitlyn, la gente está acostumbrada a las inundaciones y lo toma como muestra de orgullo, poque son “la gente del río”. En su paseo matinal por la colina, vio a personas gritándose desde el otro lado del río, bromeando que se verían en unos días.

“Todos la gente que ha vivido aquí por muchos años, son del tipo que dice, ‘Tomen una botella de vino, tengan baterías a la mano y prepárense para el espectáculo’”, dijo.

Anuncio

Mientras hablaba, Meeks les gritó a sus amigos para que observaran lo que estaba flotando en el agua.

“¡Un contenedor, un contenedor de basura real!”.

Algo se estrelló contra el puente de acero, haciendo un fuerte ruido.

"¡Oh, un árbol gigante!”, gritó ella. “Oh Dios mío, una enorme raíz de un árbol acaba de caerse”.

El miércoles por la mañana, Guerneville estaba rodeada por el agua de la inundación, al ir subiéndo el agua, la isla se dividió en una serie de islas más pequeñas.

La Oficina del Sheriff del Condado de Sonoma estaba tratando de poner al menos un agente en cada una de las islas más grandes, y los oficiales cruzaban los arroyos recién formados en lancha según fuera necesario, dijo el sargento Spencer Crum, un portavoz del departamento.

Los agentes ubicados en las áreas más afectadas “han traído un cambio de ropa y podrían quedarse ahí por dos o tres días sin regresar a la cudad”, dijo Crum.

Las autoridades cerraron un tramo de unas 10 millas en River Road, una de las entradas principales de la ciudad, donde podían verse unos baños portátiles flotando en el agua que rodeaba un granero inundado.

Anuncio

rio1
(Los Angeles Times)

Catherine Bartolomei y su hermano, han sido propietarios de Farmhouse Inn en River Road por 18 años, y pasaron la mañana del miércoles reubicando a sus 16 huéspedes. Nunca habían tenido que hacer eso antes.

“El agua simplemente subió más rápido de lo que pensábamos”, dijo Catherine .

Lamentó los desastres naturales que han ocurrido en la región en los últimos años, incluidos los devastadores incendios del condado de Sonoma en el otoño de 2017.

“Entre los incendios y las inundaciones, nos están matando”, dijo.

Bruce Guerra, gerente de Guayaki Yerba Mate Cafe en la pequeña ciudad vinícola de Sebastopol, dijo que, cuando comenzó a trabajar alrededor de las 6 de la mañana, el agua ya alcanzaba a entrar al estacionamiento y que siguió aumentando durante todo el día.

El restaurante se encuentra junto a la autopista 12, que se cerró el miércoles por la tarde debido a la inundación, el restaurante fue uno de los únicos negocios abiertos, ya que se encuentra en un segundo piso. Guerra ofreció almacenar los productos de una bodega cercana para que no se arruinaran.

“Este es su sustento”, dijo Guerra, refiriéndose a los productos que se ofreció a guardar, “Es una pena que todo esto esté pasando”.

Se pronosticó que el nivel de agua en el Russian River alcanzará un máximo de 46 pies la noche del miércoles, según el Servicio Meteorológico Nacional. Todo podría depender de otro río: un sistema meteorológico conocido como, río atmosférico.

La fuerte lluvia había cesado en el condado de Sonoma, antes de que saliera el sol, el pasado miércoles, luego de que un sistema de baja presión desplazara la tormenta atmosférica de los ríos fuera de la región. La tormenta, que había permanecido en el área durante días, creó la mayor precipitación que había tenido la región durante el invierno, dijo Roger Gass, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología en el Área de la Bahía.

“El río atmosférico, es una sonda de humedad concentrada, apuntada hacia el norte de California, y que estaba asentada sobre el condado de Sonoma”, dijo.

El río, según nuestra propia experiencia, es propenso a traer inundaciones, dijo Barry Dugan, portavoz de la Agencia de Agua del Condado de Sonoma. Se describe como río al “vapor de agua transportado”, lo que significa que rápidamente precipita mucha lluvia.

“Lo peor para Guerneville, es cuando se inunda el condado de Sonoma y el Russian River”, dijo. La ciudad, que se divide en dos por el río, se encuentra a solo 13 millas del Océano Pacífico, y el río llega a su punto más alto ahí, dijo.

Alrededor del río, están situados dos depósitos principales, dijo Dugan. Uno fue construido en la década de 1950 y el otro en la década de 1980. Combinados, los dos depósitos acumularon 19 mil millones de galones de agua en los últimos dos días, dijo Dugan. “Pero con la cantidad de lluvia y agua que hemos visto en el sistema los últimos días, ya sería demasiada agua”, dijo.

rio2

Los residentes de Forestville están completamente aislados de la ciudad de Guerneville, ya que Mirabel Road está bajo el agua e intransitable después de que el Russian River sobrepasó sus límites. (Gina Ferazzi / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

Manny Salazar, compañero de Caitlyn Meeks, ha vivido en Monte Rio desde 1980. Las inundaciones de 1995, en las que perdió su auto, provocaron que sus familiares empacaran y se fueran. Pero Salazar, un músico, se quedó porque el área le parece muy hermosa, con sus árboles de secoya y el océano a unas pocas millas de distancia.

Como guitarrista y cantante, Salazar, dijo que la historia del área es romántica. En las décadas de 1930 y 1940, los botes de remo solían llevar a los músicos de jazz al Russian River para actuar, aseguró.

En las inundaciones anteriores, a Salazar le tocó ver, personas con escopetas en el puente de la ciudad, listas para disparar a los tanques de propano flotantes para que no explotaran y derribaran el puente.

“Esto no es nuevo para mí", dijo Salazar. “Sólo consigues algunas provisiones y un búnker por varios días. Aquí podrás ver a la Cruz Roja y la Guardia Nacional. Pero lo único que podemos hacer es orar por todos”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio