Advertisement

Jackie Goldberg regresa a la junta escolar de L.A con un rotundo triunfo electoral

Jackie Goldberg regresa a la junta escolar de L.A con un rotundo triunfo electoral
La candidata a la junta escolar del LAUSD, Jackie Goldberg, a la izquierda, vota en una mesa electoral el pasado martes. Su oponente, Heather Repenning, camina de puerta en puerta en el área de Highland Park después de emitir su voto. (Francine Orr / Al Seib / Los Angeles Times)

Jackie Goldberg, una política y educadora veterana que sirvió en la junta escolar de Los Ángeles hace tres décadas, tendrá una vez más una voz en el segundo distrito escolar más grande de la nación después de una contundente victoria el pasado martes en una elección especial.

La victoria de Goldberg sobre la candidata Heather Repenning fue también un triunfo para el sindicato de maestros y marcará un cambio en la dinámica de poder de la junta que recientemente se inclinó hacia alianzas con las escuelas autónomas (charter).

Advertisement

Se comprometió a trabajar para traer más fondos al distrito y para los estudiantes más necesitados, además de mejorar las condiciones por las cuales lucharon los maestros durante una huelga en enero.

"En los últimos 40 años, hemos aumentado el tamaño de las clases, perdimos enfermeras, perdimos el tamaño de la clase que era apropiado, perdimos asistentes de enseñanza, perdimos directores, asesores  y trabajadores sociales", dijo Goldberg a sus partidarios el pasado martes por la noche en Echo Park.

Advertisement

Goldberg ganó con el 71.6% de los votos contados después de que se cerraron las urnas el pasado martes, sin incluir las boletas provisionales y algunas por correo.

"Creo, en lo más profundo de mi corazón, que realmente fue la huelga de los maestros ... quienes despertaron al público sobre lo que ha sucedido con la educación pública desde 1978", dijo Goldberg.

Repenning llamó a Goldberg alrededor de las 10:30 p.m para reconocer su triunfo.

"Estoy muy orgullosa de la campaña que ejecuté, que llevamos a cabo", dijo Repenning a sus partidarios que se reunieron en un restaurante de Silver Lake el pasado martes por la noche. "Nunca había participado antes. Mi nombre no tenía ningún impacto con el electorado, así que estaba realmente en desventaja".

Advertisement

El puesto ha estado vacante desde la renuncia, en julio de 2018, del ex miembro de la junta directiva Ref Rodríguez, quien se declaró culpable de cargos de conspiración relacionados con violaciones de financiamiento de campaña.

Goldberg entra en un momento difícil en el distrito, donde los líderes están luchando contra la disminución de inscripciones, una pelea por la expansión de las escuelas autónomas y preguntas sobre cómo cumplir con los compromisos financieros del distrito.

Su victoria podría debilitar el poder de las fuerzas pro-charter en L.A - Rodríguez fue uno de los cuatro integrantes de la junta de siete miembros elegidos con el respaldo financiero de los partidarios de las escuelas charter. Goldberg obtuvo apoyo al hablar enérgicamente contra el crecimiento de las escuelas autónomas y dijo que se estaba postulando para evitar que la junta escolar fuera controlada por los intereses de las escuelas autónomas.

Si bien la mayoría de las reformas a los estatutos requieren una acción del estado, el Distrito de Los Ángeles es, con mucha diferencia, el distrito más grande de California, y ahora sumando un oponente tan vocal como Goldberg podría tener un significado de gran alcance.

Más allá del cabildeo estatal, "la junta podría pedir más, una supervisión más estricta de las escuelas autónomas y buscar de manera más agresiva el pago por el uso de las propiedades del distrito, dentro de los límites de la ley existente", dijo el profesor de educación de UCLA, Pedro Noguera.

Repenning había proclamado que no se oponía a las escuelas autónomas y que habría sido una voz independiente. También había destacado que ella habría sido la única miembro de la junta con un niño que actualmente asiste a una escuela del distrito.

"He tratado de no participar en la guerra interminable y normal entre el sindicato de docentes y la asociación constitutiva charter", dijo Repenning el pasado martes por la noche. "Participé porque quería traer las mejores ideas a nuestra junta escolar y ... asegurarme de que nuestros estudiantes tengan más apoyo académico desde preescolar hasta la universidad".

La Asociación de Escuelas Charter de California, que ha ofrecido un fuerte respaldo financiero en elecciones pasadas, no respaldó a un candidato en esta contienda. Pero dos filántropos pro-charter, Eli Broad y Bill Bloomfield, hicieron donaciones para apoyar a Repenning.

Advertisement

La elección fue una guerra de sindicatos que históricamente, a menudo, han sido aliados. Los comités de acción política patrocinados por los dos grupos laborales más grandes del distrito, United Teachers Los Angeles y Service Employees International Union, Local 99, habían gastado cada uno más de $1 millón en la elección. El sindicato de docentes apoyó a Goldberg, mientras que SEIU apoyó a Repenning.

Durante la huelga docente de enero pasado por aumentos salariales y otras condiciones de trabajo, Goldberg, de 74 años, apoyó la afirmación del sindicato de docentes de que el distrito podría utilizar sus reservas para satisfacer sus demandas. Los funcionarios del condado han advertido, sin embargo, que es posible que el distrito no pueda pagar por completo los costos de aumentos, reducciones de tamaño de clase y otros recursos ganados en el contrato por varios años.

El distrito escolar está tratando de recaudar más ingresos a través de un impuesto a las parcelas, que los angelinos votarán el próximo mes.

Repenning, 44, y Goldberg apoyan el impuesto.

"Los desafíos que enfrenta el distrito son complicados y no se resolverán fácilmente sin importar quién sea la elegida", dijo Noguera.

La composición demográfica del Distrito Unificado de Los Ángeles también ha cambiado en las últimas décadas, 9 de 10 estudiantes no son blancos, y una pregunta clave fue cuál de las dos candidatas blancas persuadiría a los votantes de que representarían mejor un distrito en el que casi el 90% de los estudiantes son latinos . No importa quién prevaleció el pasado martes, cuatro de los siete miembros de la junta ahora serán blancos.

Eso ha causado cierta consternación entre los activistas y ha resaltado que, si bien los latinos ahora representan casi la mitad de la población de Los Ángeles, todavía están rezagados en las listas de votantes y la influencia política en partes de la ciudad. El Distrito 5 es una franja de forma extraña que incluye barrios con recursos económicos al norte del centro de la ciudad como Silver Lake, Highland Park y Eagle Rock, y las ciudades de Bell, Huntington Park, South Gate y Cudahy en el sureste, de mayoría hispana y de bajos ingresos. Fue rediseñado hace unos 15 años en parte para garantizar que el voto latino no se diluyera.

Goldberg fue la favorita, ya que obtuvo el 48% de los votos primarios, apenas por debajo de la mayoría necesaria para ganar. Su nombre era altamente reconocido gracias a su experiencia previa en la junta escolar, el Concejo de la Ciudad de L.A y la Asamblea de California.

Repenning, quien recientemente se desempeñó en la Junta de Obras Públicas de L.A, obtuvo el 13% de los votos primarios y el respaldo del alcalde Eric Garcetti; ella fue su asistente durante mucho tiempo cuando Garcetti era concejal y en sus primeros años como alcalde.

Alrededor de las 10:50 p.m, cuando un monitor reveló que el 90% de los distritos electorales y su liderazgo se mantenían firmes, Goldberg levantó sus puños al cielo y declaró la victoria a los partidarios.

Advertisement

Les recordó que tenían más trabajo por hacer en la mañana, para obtener votos para la Medida EE, la elección del impuesto a las parcelas a sólo unas semanas de distancia: "por supuesto que saben que esto significa que ninguno de ustedes tendrá una noche tranquila... espero que todos ustedes se organicen".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement