Advertisement

La policía colecta ADN del personal masculino en un centro de salud donde una mujer en coma dio a luz

La policía colecta ADN del personal masculino en un centro de salud donde una mujer en coma dio a luz
Bill Timmons, director ejecutivo de Hacienda HealthCare, renunció después de que una mujer en estado vegetativo dio a luz en las instalaciones de la empresa, en Phoenix (Ross D. Franklin / Associated Press). (Associated Press)

Los investigadores de la policía buscan muestras de ADN del personal masculino de un centro de atención privada donde una mujer en estado vegetativo dio a luz a un niño, informó la compañía el 8 de enero.

Hacienda HealthCare señaló en un comunicado que los investigadores de la policía de Phoenix presentaron una orden de registro para obtener muestras. "Como empresa, estamos a disposición de este desarrollo en la investigación policial en curso", remarcó la firma.

Advertisement

El anuncio se produjo un día después de que el CEO de la compañía renunciara, luego de las noticias de que la mujer, que está en estado vegetativo persistente hace casi una década después de ahogarse, había dado a luz.

El nacimiento —y el ataque sexual de una persona vulnerable que debe haberlo precedido—, ha puesto una severa lupa sobre las condiciones de una organización sin fines de lucro que se considera a sí misma como un proveedor líder de atención médica para los enfermos de Phoenix.

Advertisement

El universo de la mujer se resumía en una habitación en el centro de Phoenix Hacienda HealthCare, donde recibía atención las 24 horas, cuando entró en labor de parto unos días después de Navidad, desconcertando a sus cuidadores.

"Por lo que me han dicho, ella gemía", le dijo una fuente no identificada a KPHO, afiliada de Phoenix CBS. "Y no sabían qué le ocurría... Ningún empleado sabía que estaba embarazada hasta que dio a luz, prácticamente".

El 29 de diciembre, con la ayuda de una de las enfermeras del establecimiento, la paciente dio a luz a un varón sano, informó KPHO.

La policía de Phoenix no respondió de inmediato a una solicitud, el martes 8, para confirmar la orden de registro para las muestras de ADN. No estaba claro si algún empleado había respondido al pedido de la policía.

Advertisement

Hacienda HealthCare, que tiene 40 programas que atienden a más de 2,500 personas al año en Arizona, dijo en un comunicado el lunes 7 que el CEO de la compañía, Bill Timmons, presentó su renuncia.

Hacienda "no aceptará menos que un informe completo de esta situación absolutamente horrorosa; un caso sin precedentes que ha devastado a todos los involucrados, desde la víctima y su familia, hasta el personal de Hacienda en todos los niveles de nuestra organización", Gary Orman, miembro de la junta directiva de Hacienda, expresó en el comunicado.

Nadie ha sido arrestado en relación con el incidente, y no está claro si la policía identificó a algún sospechoso. En Arizona, agredir sexualmente a un adulto vulnerable es un delito grave.

Karina Cesena declaró a la estación de noticias independiente KTVK de Phoenix, que su hija de 22 años también vive en el lugar; ella está durmiendo en su habitación hasta que se encuentre al agresor.

La hija de Cesena tiene una lesión cerebral traumática, que le causa cientos de convulsiones al día. "No [sé si mi hija fue una víctima], pero le pregunto, y ella puede contestar sí o no", dijo Cesena a la estación de noticias. "Ella no puede caminar ni hablar todavía, pero sí entiende".

Sobre Hacienda HealthCare, la mujer aseguró: La confianza se ha roto. La confianza definitivamente se ha roto.

Otros familiares de pacientes declararon al canal de noticias que habían notado la presencia de más guardias de seguridad y un nuevo protocolo que exigía que el personal masculino estuviera acompañado por empleadas mujeres al entrar en la habitación de una paciente.

El martes, la tribu Apache de San Carlos dijo que la mujer que dio a luz es una de sus miembros, de 29 años, según un comunicado proporcionado a 12 News.

Advertisement

"En nombre de la tribu, estoy profundamente conmocionado y horrorizado por el tratamiento de uno de nuestros miembros", dijo su líder, Terry Rambler, en el comunicado. "Espero que se haga justicia".

La oficina del gobernador de Arizona, Doug Ducey, emitió un documento donde remarcó que los informes son "profundamente preocupantes".

Además de trabajar con la policía, los funcionarios estatales están "reevaluando el contrato y la autoridad reguladora del estado en lo que respecta a estas instalaciones, y han estado trabajando estrechamente con las agencias estatales para garantizar que se implementen todas las medidas de seguridad necesarias", Patrick Ptak, portavoz del gobernador republicano, afirmó en un comunicado.

El Departamento de Seguridad Económica del estado envió un equipo para realizar controles de salud y seguridad en las instalaciones, y el Departamento de Servicios de Salud reforzó las medidas de seguridad: más personal, mayor supervisión y mayor seguridad.

Hacienda HealthCare fue fundada hace cinco décadas. Por entonces, se llamaba Hacienda de Los Ángeles. Hacienda HealthCare se convirtió con el tiempo en el paraguas de varios programas en el área de Phoenix que tratan a bebés, niños y adultos con enfermedades crónicas.

Ya se han conocido informes anteriores de maltrato de pacientes. Por ejemplo, una investigación en 2013 encontró que un empleado había hecho "declaraciones sexuales inapropiadas" sobre cuatro clientes. El miembro del personal observó que un paciente con discapacidad intelectual había sido colocado en una posición sexual. También se detectó que el trabajador observaba cómo se tocaban los clientes. Los supuestos incidentes no se informaron a los administradores de la instalación hasta un mes después de ocurridos.

Ese empleado finalmente fue despedido, pero el estado consideró que la instalación "no garantizaba que los clientes... fueran tratados con dignidad".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement