Advertisement

La tormenta más grande de la temporada llega a California con advertencias de vientos y deslizamientos de tierra

Después de soportar uno de los inviernos más secos registrados en la historia, California finalmente es golpeada por una tormenta gélida que se desplaza desde el Golfo de Alaska y desencadenó advertencias de ventiscas y avalanchas en Sierra Nevada y preocupaciones sobre más aludes e inundaciones repentinas en el sur de California.

"Es la tormenta más grande de la temporada", dijo Jim Mathews, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Sacramento.

Advertisement

Se espera que la tormenta mejore significativamente la escasa capa de nieve de California, que es una fuente clave de agua para el estado que volvió a la sequía debido a un invierno sin lluvia. Los meteorólogos predicen hasta 7 pies de nieve en Sierra Nevada, y hasta 10 pies en las elevaciones más altas de la cordillera.

Pero hacia el sur, las predicciones de fuertes lluvias del viernes trajeron temores de más inundaciones en la zona afectada por los incendios forestales del pasado mes diciembre, particularmente en Montecito, donde los deslizamientos de tierra en enero mataron a más de 20 personas.

Advertisement

Alrededor de las 4 a. m., Patrick Braid, dueño de la tienda Village Cheese and Wine en Montecito, se puso las botas y la gabardina y se subió a su Range Rover mientras la lluvia comenzaba a caer. Quería dirigirse a las áreas con mayor riesgo de deslizamientos de lodo para auxiliar a sus vecinos y ayudar a las personas que no evacuaron. "¡Vayanse!" gritó mientras cerraba la puerta de su tienda.

Ryan Foster, de 25 años, raspa la nieve de su automóvil en el estacionamiento de Donner Summit Lodge en Norden, California, el 2 de marzo. (Randy Pench / AP)
Ryan Foster, de 25 años, raspa la nieve de su automóvil en el estacionamiento de Donner Summit Lodge en Norden, California, el 2 de marzo. (Randy Pench / AP) (Associated Press)

Michael Clark se puso un impermeable y botas de lluvia mientras observaba el agua que corría por pequeños arroyos en su patio trasero en la carretera de San Ysidro. Cuando sintió la lluvia sobre él, inclinó su cabeza sobre el pequeño río. El sonido del agua que corría debajo de él era fuerte, pero Clark no parecía preocupado.

Clark no evacuó porque quería proteger su propiedad. "Me fui a la cama a las 8 p.m. y me levanté alrededor de las 12:30 a.m. para estar seguro de que la lluvia no causaría problemas", dijo. "Nadie se encargará de mi casa como yo".

Las autoridades del condado de Santa Bárbara ordenaron evacuaciones obligatorias el jueves a los residentes en Montecito y otras áreas cercanas a los incendios, diciendo que una tormenta inminente podría desencadenar inundaciones repentinas peligrosas y flujos de lodo y escombros.

Advertisement

La Oficina del Sheriff del Condado de Santa Bárbara emitió la orden de evacuación obligatoria, efectiva al mediodía, para las personas que se encuentren cerca de las áreas de incendio de Thomas, Sherpa y Whittier. La orden afecta a las comunidades costeras de Goleta, Santa Bárbara, Montecito, Summerland y Carpinteria.

"Debido al tamaño y amplitud del área de evacuación, no todos los residentes serán contactados en persona", dijo el Sheriff del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, en un comunicado. Advirtió a los residentes de las áreas afectadas que no esperaran a los agentes antes de decidir evacuar. "Todos deberían comenzar el proceso de evacuación ahora", dijo el comunicado.

La orden de evacuación llega apenas dos meses después de que una tormenta en enero arrojó más de media pulgada de lluvia sobre Montecito en tan solo cinco minutos, desencadenando deslizamientos de tierra en zonas quemadas que destruyeron viviendas y mataron al menos a 21 personas.

Brown dijo a los reporteros en una conferencia de prensa que la tormenta tocará tierra a las 2 a.m. del viernes y podría durar hasta las 8 a. Dijo que la trayectoria de la tormenta ha sido difícil de rastrear, dificultando que las autoridades determinen qué áreas serán las más afectadas.

"Esta es una tormenta desafiante. Está viajando por la costa de California, y se ha ido a través de Monterey y comienza a golpear San Luis Obispo", dijo Brown. "Es imposible saber dónde llegará y dónde será peor".

MONTECITO, CA - MARCH 2, 2018 - Patrick Braid 47, passes through a closed road to check on residents who sheltered in place in the early morning hours Friday in Montecito in March 2, 2018. Braid, who sheltered in place at the Village Cheese and Wine Store, which he owns, spent the morning checking on residents. A flash flood watch is still in effect in the Thomas burn area in Montecito on March 2, 2018. Residents still remain evacuated due to the latest winter storm in fear that it may cause another round of mud and debris flows near burn areas. (Genaro Molina / Los Angeles Times)
MONTECITO, CA - MARCH 2, 2018 - Patrick Braid 47, passes through a closed road to check on residents who sheltered in place in the early morning hours Friday in Montecito in March 2, 2018. Braid, who sheltered in place at the Village Cheese and Wine Store, which he owns, spent the morning checking on residents. A flash flood watch is still in effect in the Thomas burn area in Montecito on March 2, 2018. Residents still remain evacuated due to the latest winter storm in fear that it may cause another round of mud and debris flows near burn areas. (Genaro Molina / Los Angeles Times) (Genaro Molina / Los Angeles Times)

Brown estimó que entre 25,000 y 30,000 personas se vieron afectadas por el aviso de evacuación obligatoria.

La residente de Montecito Laura Bautista y su familia decidieron irse, horas antes de que se ordenaran las evacuaciones obligatorias. Maletas, almohadas y ropa estaban apiladas en el asiento trasero de su Honda, y junto a ella estaba sentado su hijo de 10 años, Jesús Bautista. Su hija estaba en un auto frente a ella.

"Nos sentimos nerviosos y estresados", dijo Bautista en su automóvil. La casa de la familia fue dañada por el lodo y escombros durante el alud de enero. Han puesto sacos de arena alrededor de su casa, pero dijeron que les preocupa como estará su casa cuando regresen.

Advertisement

Del mismo modo, Ingrid McCann dijo que temía que se repitiera la devastación de enero. Ella y su esposo optaron por no evacuar en ese momento, y ahora lamentan esa decisión.

"Estuvimos traumatizados en enero ... saldremos de aquí pronto", dijo McCann mientras cargaba ropa y otras pertenencias en su automóvil.

No todos quisieron irse.

A pesar de que Ruth Pedersen vive en una zona de evacuación obligatoria a solo unas calles del arroyo Romero Canyon, la mujer de 93 años dijo que planeaba quedarse en casa con su gato.

"Me siento cómoda en casa, y no creo que vaya a pasar nada", dijo Pedersen a un periodista el jueves por la tarde. "No evacué en enero, y no lo hare ahora".

Mientras hablaba, su hijo, John Pedersen, apilaba sacos de arena cerca del jardín delantero. "Es un riesgo calculado", dijo.

Los meteorólogos advirtieron sobre posibles inundaciones en las áreas quemadas por los incendios Thomas, Whittier, La Tuna y Creek a partir de las 9 p.m. del jueves hasta las 9 a.m. del viernes. Las tasas de precipitación de media pulgada por hora son posibles, lo que podría desencadenar peligrosos flujos de lodo y escombros, de acuerdo con el servicio meteorológico.

El frente frío principal saldrá de la región el viernes, pero se espera que las lluvias continúen de forma intermitente hasta el sábado.

Es demasiado pronto para decir si la tormenta presagia un milagro de marzo capaz de crear la capa de nieve que necesita California para salir de la sequía, dijo Michael Anderson, el climatólogo estatal del Departamento de Recursos Hídricos.

La capa de nieve en Sierra Nevada tenía un equivalente de nieve-agua del 24% del promedio el jueves, dijeron funcionarios estatales. La capa de nieve de Sierra, tradicionalmente constituye un tercio del suministro de agua del estado.

Pero gracias al invierno históricamente húmedo de 2016, la imagen no es tan grave como podría ser después de los últimos meses de condiciones secas, dijo Anderson.

Cuando pase la tormenta actual, la capa de nieve podría ver un aumento del 25%, dijo.

A media mañana del jueves, la estación de esquí Boreal Mountain, cerca de Donner Lake, había recibido un pie de nieve. El Squaw Valley Alpine Meadows Resort cerca del Lago Tahoe había recibido 7 pulgadas, y Bear Valley entre Lake Tahoe y Yosemite había recibido 4 pulgadas.

El polvo fresco de nieve fue un espectáculo bienvenido para Kristyn Lucero en Tahoe City, que estaba limpiando la nieve de su auto a las 4:15 a.m. del jueves.

Según los estándares típicos, la nieve que golpea la ciudad de Tahoe y gran parte de Sierra Nevada es normal en esta época del año. Pero los meteorólogos han notado que la lluvia y las nevadas de California han desaparecido de forma alarmante durante gran parte de los últimos cinco meses, la mayor parte de la temporada de lluvias del estado.

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement