Share
EEUU

Para los californianos, el sueño dorado depende de dónde vivas y cuánto ganes

encuesta

Por región, riqueza y raza, los californianos ven la economía del estado y sus propias finanzas de manera muy diferente. ¿Pueden los líderes estatales ayudarles a cerrar esas brechas? (Dreamstime / TNS)

(TNS)
| JEFE DE LA OFICINA DE SACRAMENTO.

El gobernador Gavin Newsom fanfarroneó en la convención del Partido Demócrata de California del mes pasado al insistir en que ningún estado ofrece más promesas que el que él gobierna.

“No hay sueño en Alabama, no hay sueño en Kentucky”, dijo Newsom a los seguidores del partido. “Sólo existe el sueño de California, alcanzable y ambicioso”.

Pero la realidad es distitnta.

“Las diferencias son impresionantes”, dijo Mark Baldassare, presidente y encuestador del Instituto de Políticas Públicas de California. “No creo que hayamos hablado lo suficiente de ello”.

Anuncio

La última encuesta de PPIC hizo una serie de preguntas sobre el dinero y el estado de ánimo - más específicamente, cómo se sienten los encuestados sobre la dirección económica del estado y su propia situación financiera.

Los encuestadores también preguntaron sobre el problema de las personas sin hogar y si los funcionarios electos están haciendo un buen trabajo. Cuando se divide por región, raza y clase, los resultados son aleccionadores.

Tome por ejemplo la pregunta sobre si los próximos 12 meses serán buenos o malos en materia económica. Dos regiones - el Inland Empire y el área de la bahía de San Francisco - son un espejo opuesto el uno al otro. Cuarenta y nueve por ciento de los de Inland Empire son pesimistas, mientras que en la costa la misma proporción es optimista.

Esta división regional está respaldada por nuevos datos económicos. El pronóstico de UCLA Anderson informó la semana pasada que el crecimiento del empleo en Inland Empire durante el año pasado fue menos de la mitad del de la región de San Francisco.

Anuncio

Ningún subgrupo económico era más pesimista que las personas que ganan entre $40.000 y $79.000 al año, lo que incluye a los que ganan el ingreso medio del estado. Incluso los que ganaban menos no estaban tan preocupados. En el otro extremo, ningún grupo tenía más optimismo que los que ganaban más de 80.000 dólares.

Los encuestadores luego preguntaron cómo los californianos califican sus propias finanzas personales. Al observar a quienes describieron su situación como justa o pobre, se observaron brechas adicionales.

Mucho más afroamericanos dijeron que sienten que sus familias están en problemas (77%) que los californianos blancos (49%) o los asiático-americanos (39%). Sólo el 35% de los poseedores de títulos universitarios estaban preocupados por sus finanzas, en comparación con el 72% de aquellos cuya educación terminó en la escuela secundaria.

Y, para que nadie piense que las preocupaciones financieras tienen que ver con la política, más demócratas que republicanos dieron notas bajas a su estatus económico personal, incluso cuando su partido domina el gobierno estatal. Vale la pena señalar que los números de aprobación de trabajo de Newsom no han mejorado desde que asumió el cargo y los de la Legislatura han empeorado.

“Sólo porque somos un estado tan azul (predominantemente demócrata), pensamos que todo se está moviendo en una dirección correcta”, dijo Baldassare. “Pero estas son tensiones reales en la sociedad”.

Cuarenta y dos por ciento de los propietarios de viviendas calificaron sus finanzas como justas o pobres; entre los inquilinos, fue del 69%. El alto costo de la vivienda sigue siendo uno de los mayores problemas del estado, y los esfuerzos para mejorar la situación siguen estancados en el Capitolio estatal.

 

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Anuncio


Anuncio