Advertisement

Cómo se está preparando el LAUSD para la huelga de maestros

Cómo se está preparando el LAUSD para la huelga de maestros
Alma Lucatero, maestra en Nevin Elementary School, camina con educadores y otros miembros de United Teachers Los Angeles después de recoger letreros y materiales para una posible huelga de maestros. (Genaro Molina / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Con más de 30,000 miembros del sindicato de maestros listos para la huelga el jueves 10 de enero, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles se está preparando para traer sustitutos altamente remunerados, supervisar a los estudiantes en grandes espacios tales como auditorios y facilitar la verificación de antecedentes de los padres voluntarios, según los registros obtenidos por The Times.

El sistema escolar probablemente también utilizará la instrucción en línea en un esfuerzo por continuar proporcionando educación.

Advertisement

United Teachers Los Angeles, que ha programado la huelga, también representa a los maestros suplentes. Pero en octubre, la Junta de Educación de Los Ángeles autorizó $3 millones para contratar a miles de sustitutos externos, incluyendo maestros, ayudantes del campus, asistentes de educación especial, enfermeras y ayudantes de maestros para reemplazar a los miembros ausentes del sindicato.

El distrito comenzó a buscar en septiembre compañías que pudieran proporcionar empleados que no fueran del LAUSD para trabajar en tales puestos, de acuerdo con la solicitud de propuestas. Se firmaron contratos con al menos cinco agencias.

Advertisement

Una portavoz dijo este mes que el distrito "traerá unos 400 sustitutos" si hay una huelga, y que cerca de 2,000 empleados del distrito que tienen credenciales de enseñanza pero no están en el sindicato de maestros han sido asignados para trabajar en escuelas o áreas específicas.

"Tenemos el deber de proporcionar educación a nuestros estudiantes, y tomaremos las medidas apropiadas para hacerlo", dijo una portavoz del distrito en una declaración.

El sindicato ha dicho que luchará contra la contratación externa del distrito para puestos temporales y está "explorando todas las opciones para considerar acciones legales para proteger el trabajo de los sustitutos de la UTLA", según un comunicado de diciembre.

Los sustitutos

Advertisement

Los planes actuales del distrito situarían en las escuelas a alrededor del 8% del personal regular de los miembros del sindicato de maestros.

Pero los contratos de octubre con agencias, incluyendo la Red de Maestros Suplentes y Maxim Healthcare Services Inc. permiten la entrada de más de 4,400 suplentes. En muchos casos, estos serían más que los sustitutos regulares de LAUSD para los mismos trabajos.

Un sustituto regular de K-12 para el distrito gana $190 al día durante los primeros 20 días. Los sustitutos de contrato en la misma posición podrían ganar entre $227 y $315 al día, dependiendo de la agencia que los provea.

Los maestros sustitutos de preescolar normalmente ganan un máximo de $167.12 diarios en sus primeros 35 días. Los subscriptores del contrato podrían ganar hasta $240 por día.

Los maestros sustitutos para estudiantes con discapacidades generalmente pueden ganar hasta $190 al día en sus primeros 20 días. Los sustitutos contratados podrían alcanzar tarifas diarias máximas de 227 a 385 dólares, dependiendo de la agencia.

Los funcionarios del Servicio Unificado de Los Ángeles no han dicho qué funciones desempeñarían los 400 sustitutos que están planeando contratar inicialmente o cómo se distribuirían en todo el distrito.

Padres voluntarios

Los correos electrónicos y las presentaciones del personal del distrito a los líderes de las escuelas, obtenidos por The Times, muestran que los directores fueron animados en el otoño a celebrar reuniones para solicitar la ayuda de los padres durante una huelga.

Advertisement

La junta escolar está programada para votar el martes 8 sobre una propuesta para hacer más fácil el voluntariado en una escuela con una solicitud de "voluntario de seguridad bajo demanda".

Esto permitiría que los padres se ofrezcan como voluntarios en las escuelas sin las revisiones de antecedentes requeridas regularmente por el Departamento de Justicia del estado. En cambio, "si el superintendente o el superintendente del distrito local determina que las escuelas necesitan apoyo adicional", los directores podrían recoger estos formularios acelerados y verificar los nombres de los padres para asegurarse de que no son delincuentes sexuales registrados. Una huelga merecería tal cambio en el procedimiento, dijo una portavoz de L.A. Unificado.

Becky Cunningham, madre de un estudiante de segundo grado en Playa Vista Elementary y de un estudiante de sexto grado en Katherine Johnson Stem Academy en Westchester, dijo que sus hijos no cruzarán la línea de huelga; y que  estarán en una cooperativa de estudiantes cuyos padres se turnarán para cuidarlos durante la huelga. Al quedarse en casa, estarán reteniendo el dinero de asistencia del distrito y apoyando a sus maestros, dijo.

"No considero que eso sea cruzar las líneas de huelga, porque no me veo a mí misma sustituyendo a un maestro", dijo. "Para tener una escuela se necesitan dos cosas: estudiantes y profesores".

Su papel, dijo, sería más parecido al de una guardería, estar allí para aquellos estudiantes que necesiten venir a la escuela a comer o porque sus padres no pueden tomarse tiempo libre del trabajo. Quiere asegurarse de que estén a salvo.

Planes de clases

LAUSD  ha dicho que todas sus escuelas permanecerán abiertas durante una huelga y que los estudiantes serán alimentados y podrán asistir a programas extraescolares, aunque no todas las actividades extracurriculares y deportivas continuarán. El distrito también promete que los estudiantes recibirán instrucción. Pero con la ausencia de los maestros regulares y la escasez de personal sustituto, es difícil saber cómo será esa instrucción.

De acuerdo con los documentos de planificación de huelga obtenidos por The Times, se pidió a cada director de escuela que llenara una "Hoja de Trabajo de Paro" que enumerara la cantidad de espacios grandes en el campus, tales como gimnasios, auditorios, salones multiusos y cafeterías, y cuántos estudiantes tendría cada uno de estos espacios.

Una hoja de trabajo de paro laboral de la Escuela Primaria Colfax a partir de septiembre de 2018. (Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles)
Una hoja de trabajo de paro laboral de la Escuela Primaria Colfax a partir de septiembre de 2018. (Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles) (Los Angeles Times)

Los planes de enseñanza potenciales incluyen cursos en línea, "lecciones para actividades al aire libre" y "materiales de recursos diseñados para apoyar a [aproximadamente] 80 estudiantes a la vez  y consejos para voluntarios".

Muchos de los documentos que el distrito entregó a The Times sobre la "continuidad del aprendizaje" durante un paro laboral fueron redactados en su totalidad o en parte recientemente, lo que dificultó la obtención de más detalles.

Una de las diapositivas de una presentación sobre un "posible paro laboral", fue enviada a los administradores de LAUSD. El distrito envió una versión redactada al Times. (Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles)

Simpatía con los huelguistas

En teoría, cualquier empleado del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles que no sea miembro de la UTLA debe presentarse a trabajar durante una huelga de maestros. Pero los trabajadores de algunos de los otros cinco sindicatos de empleados de LAUSD pueden optar por no cruzar las líneas de huelga.

Advertisement

Los sindicatos tienen posturas diferentes sobre el tema.

El Local 99 de SEIU, que representa a cerca de 30,000 empleados de servicio, incluyendo asistentes de maestros, choferes de autobuses, trabajadores de servicio de alimentos, jardineros y custodios, ha advertido a los afiliados que sus trabajos pueden estar en riesgo si deciden hacer huelga, pero está pidiendo a los afiliados de las escuelas que le hagan saber al sindicato si por lo menos el 80% de los empleados de un campus determinado planean unirse a una huelga de solidaridad.

"Todavía estamos evaluando cuántas escuelas participarán en huelgas de solidaridad", dijo Blanca Gallegos, portavoz de SEIU 99, en un correo electrónico el jueves 3. "Estamos usando el umbral del 80% como una forma de asegurar que los trabajadores estén protegidos a través de la fuerza de los números".

La Asociación de Empleados Escolares de California (California School Employees Assn.) representa a unos 4,000 empleados de servicios administrativos, técnicos y comerciales en el distrito y está pidiendo a sus miembros que informen a sus supervisores si planean hacer huelga, dijo la presidenta de Local 500, Letetsia Fox.

"Estamos permitiendo que nuestros miembros tomen esa decisión", aseguró Fox, gerente de finanzas de Dorsey High School, quien dijo que no cruzará la línea de huelga.

"Me solidarizo con mis hermanos y hermanas de la UTLA en su búsqueda por recibir más recursos para sus estudiantes", dijo.

Seguridad de los estudiantes

Los únicos miembros no docentes de los sindicatos de trabajadores que están seguros de no participar en una huelga de solidaridad son los policías escolares, a quienes se les prohíbe legalmente hacerlo. Un oficial del Departamento de Policía Escolar de Los Ángeles estará presente en cada escuela secundaria y preparatoria, y dos oficiales de policía de la ciudad estarán estacionados en cada una de las escuelas primarias dentro de los límites de la ciudad, dijeron las autoridades.

En áreas del distrito fuera de los límites de la ciudad, la policía escolar está incluyendo a los ayudantes del sheriff y otras agencias del orden público en la planificación, dijo el sub Jefe de la policía escolar Timothy Anderson.

El objetivo, dijo Anderson, es asegurar que los estudiantes puedan entrar y salir de la escuela con seguridad, y que las manifestaciones sigan siendo pacíficas. La policía escolar no reemplazará a los maestros en la supervisión de los estudiantes y no planea emitir citaciones por infracciones menores como cruzar la calle a menos que la vida de alguien esté en peligro, dijo.

"No vamos a hacer cumplir las leyes del ausentismo escolar", dijo Anderson sobre la ley que exige que los estudiantes asistan a la escuela a menos que tengan una razón válida, aunque el distrito ha dicho que la huelga no califica como tal razón. Las escuelas podrían contar a los estudiantes como ausentes y reportarlos como ausentes sin permiso, pero la policía escolar no estará involucrada.

Algunas organizaciones y centros comunitarios se están preparando para acomodar a los estudiantes que no estarán en casa o en la escuela, dijo Aurea Montes-Rodríguez, vicepresidenta ejecutiva de Community Coalition, una organización del Sur de Los Ángeles.

La Coalición Comunitaria "estará abierta durante la huelga y será un espacio seguro para los estudiantes", dijo. "Haremos todo lo posible para tener personal que apoye especialmente a los estudiantes de secundaria en cualquier trabajo académico".

Algunos estudiantes —especialmente los mayores— pueden ser enviados a la escuela pero luego decidir no cruzar la línea de huelga, dijo Montes-Rodríguez. Como resultado, los lugares públicos como los parques podrían estar más ocupados de lo normal.

El alcalde lo ha reconocido, diciendo que las bibliotecas y centros de recreación de la ciudad estarán listos.

Las reporteras del Times Maya Lau y Cindy Chang contribuyeron a este informe.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement