Share
EEUU

Tiroteo en Costco: el policía de Los Ángeles hizo uso excesivo de la fuerza, dice el abogado

Costco

El Jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Michel Moore, habla en una conferencia de prensa en la sede de la Policía de Los Ángeles. 

 

(Al Seib )

El hombre que fue asesinado a tiros por un agente de policía de Los Ángeles en un Costco en Corona lo había empujado previamente - pero eso no justifica el uso de fuerza mortal, dijo el martes un abogado que representa a su familia.

El abogado de derechos civiles Dale K. Galipo dijo que no estaba claro por qué Kenneth French empujó al oficial, quien estaba sosteniendo a su hijo de 18 meses en una línea de muestra de comida cuando ocurrió el altercado el viernes.

Antes de que el agente disparara, hubo un momento donde el oficial declaró que era policía y el padre del joven se interpuso entre ellos. Galipo dijo que el video de seguridad muestra esta interacción.

“Su padre estaba tratando de intervenir y explicar que su hijo tenía una discapacidad mental”, dijo Galipo. “No lo estaba atacando en el momento en que el oficial disparó".

Anuncio

El joven asesinado normalmente era tranquilo, pero recientemente había tenido un cambio de medicamentos que podría haber afectado su comportamiento, dijo Galipo. El abogado dijo que French “no podía hablar” debido a su discapacidad.

Galipo declaró que la vida del oficial no estuvo amenazada en ningún momento y, en cambio, el agente actuó muy enojado porque lo había empujado.

“El tiroteo fue excesivo e injustificado”, dijo Galipo, quien señaló que French estaba desarmado.

El oficial disparó fatalmente a French e hirió críticamente a sus padres.

Anuncio

El abogado David Winslow, que representa al agente, dijo que su cliente estaba obteniendo una muestra de comida para su hijo cuando lo atacaron y quedó inconsciente. Cuando despertó, el oficial tuvo que “luchar por su vida”, dijo el abogado.

Las autoridades dijeron que el incidente, que fue capturado por las cámaras de seguridad de Costco, no fue provocado y llevó al oficial a disparar su pistola 9 milímetros.

El Jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Michel Moore, habló brevemente del tiroteo frente a la Comisión de Policía el martes, diciendo al panel: “Hay muchas más preguntas que respuestas en este momento”.

“Esperaré a la investigación completa antes de comentar sobre la decisión del oficial de usar fuerza letal”, dijo Moore. “El uso de la potencia mortal, ya sea dentro o fuera de servicio, es la decisión más cuestionada que tenemos en esta organización, y en este caso, también lo será".

A French le disparó varias veces. Sus padres, Russell y Paola French, siguen hospitalizados en estado crítico, dijo el jefe.

“Mi corazón está con los padres del Sr. French”, agregó Moore. “Rezo por su recuperación”.

El Jefe de la Policía de Corona, George Johnstone, aseguró en una declaración en video publicada el martes que sus detectives continuarán entrevistando a los testigos y evaluando las pruebas de video de la tienda y los reportes forenses.

“Por varias razones, entre ellas la necesidad de entrevistar a varios testigos y revisar las pruebas, no se realizó ningún arresto en el momento del incidente”, dijo Johnstone, destacando lo caótico de la escena.

Anuncio

Johnstone dijo que la investigación de su departamento se había visto obstaculizada por no poder entrevistar a todos los involucrados. No estaba claro a quién se refería.

Una vez que se hayan reunido y evaluado todas las pruebas, se presentarán al fiscal de distrito del condado de Riverside para que tome una decisión sobre los cargos, dijo.

El agente - que fue identificado por múltiples fuentes como Salvador Sánchez, un oficial de patrulla en la División Suroeste - sufrió heridas leves.

Los investigadores de Los Ángeles están evaluando si el policía fuera de servicio, que aún no ha sido identificado oficialmente, violó alguna de las políticas del departamento en el tiroteo. Sánchez ha estado empleado en LAPD desde mayo de 2012, de acuerdo con los registros de la dependencia.

En última instancia, la Comisión de Policía de Los Ángeles, compuesta por cinco personas, decidirá si el agente tenía justificación para haber disparado y si siguió las reglas del departamento antes de apretar el gatillo. Esa investigación es independiente de la criminal.

Si el oficial quedara inconsciente durante el ataque, como alega su abogado, eso justificaría el uso de fuerza mortal, dijo Ed Obayashi, agente del sheriff del condado de Plumas y asesor de uso de la fuerza de la Asociación de Oficiales de Entrenamiento Policial de California (California Assn. of Police Training Officers).

La lesión lo convierte en víctima de un delito grave y violento, uno que probablemente lo habría desorientado, aturdido y enviado a su cerebro el mensaje de “pelear o huir”, a diferencia de un asalto menor donde la lesión no fue tan significativa, dijo Obayashi.

"¿Qué tipo de persona golpea a un padre y lo deja inconsciente cargando un bebé?”, dijo. “La justificación basada en esto realmente no se ha tomado en cuenta. En esa situación tendría todo el derecho a defenderse en esas circunstancias”.

Anuncio

Los familiares de los French están desafiando ese relato del evento. Kenneth French no hablaba y tenía la capacidad mental de un adolescente, dijo su primo Rick Shureih. Los French no tienen antecedentes de ser violentos, dijo, y agregó que los padres de Kenneth son gente amable y gentil.

Galipo dijo que parece haber un trato desigual de los agentes de policía en comparación con otros ciudadanos cuando se utiliza la fuerza letal.

“Esto lo demuestran los departamentos de policía que a menudo cubren a sus agentes y determinan que los tiroteos son una política cuando los jurados civiles encuentran que los mismos tiroteos son excesivos e irrazonables, y violan la Constitución de Estados Unidos”, dijo. “Además, rara vez se acusa penalmente a un oficial de disparar a personas desarmadas”.

Galipo señaló que el agente se identificó como oficial de policía antes de abrir fuego.

Varias personas que hablaron en la reunión de la Comisión de Policía, el martes, criticaron a los comisionados por guardar silencio sobre el tiroteo y por no hacer preguntas.

La comisaria Eileen Decker dijo que “sería prematuro e inapropiado hacer preguntas” porque la comisión “juzgará" el caso.

Otros oradores preguntaron por qué un oficial llevaba un arma de fuego mientras estaba fuera de servicio en una tienda llena de gente.

Pero los expertos dicen que es bastante común que los agentes lleven sus armas de fuego en público cuando no están trabajando. La policía fuera de servicio, al igual que los ciudadanos privados con permisos para portar armas de fuego en California, también están legalmente autorizados a disparar sus armas en defensa propia en caso de un ataque inminente y si no hay capacidad para retirarse de la situación, dijo Jody Armour, profesora de derecho de la USC.

“La verdadera pregunta será si una persona razonable en la situación del tirador habría creído que estaba siendo atacado, amenazado de muerte o con lesiones corporales graves”, dijo. “El que dispara tiene que sentir que está a punto de ser atacado y no había otra alternativa menos drástica.”

Las escritoras del Times Laura Newberry y Jaclyn Cosgrove contribuyeron a este informe.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio