Advertisement

Trump exigió que le dieran acceso a información privilegiada a su yerno

Trump exigió que le dieran acceso a información privilegiada a su yerno
Jared Kushner habla con el presidente Trump en una ceremonia en la Casa Blanca en diciembre de 2018. (Jabin Botsford / Washington Post) (Washington Post)

El presidente Trump, a principios del año pasado, ordenó a su entonces jefe de personal, John F. Kelly, otorgarle al yerno presidencial, Jared Kushner, una autorización para acceder a información confidencial, una medida que hizo que el general de la Marina retirado se sintiera tan incómodo que documentó la solicitud por escrito, según funcionarios de la administración actual y anterior.

Después de que Kushner, un asesor principal de la Casa Blanca, y su esposa, Ivanka Trump, presionaran al presidente para que le concediera a Kushner la autorización, que fue demorada durante mucho tiempo, Trump le ordenó a Kelly que solucionara el problema, según una persona familiarizada con la versión de Kelly, quien habló anónimamente.

Advertisement

Kelly les dijo a sus colegas, que la decisión de otorgarle a Kushner la autorización no fue respaldada por los oficiales de inteligencia, y archivó la solicitud de Trump en un memorandum interno, según dos personas familiarizadas con el documento y con las preocupaciones del entonces jefe de personal.

No está claro cómo respondió Kelly a las indicaciones de Trump. Pero para mayo, a Kushner se le había otorgado una autorización de seguridad permanente para ver material confidencial, una medida posterior, a meses de preocupación dentro de la Casa Blanca sobre su incapacidad para asegurar dicho acceso.

Advertisement

El abogado de Kushner describió públicamente el proceso como uno que había pasado por los canales normales, una descripción que Kelly no consideraba precisa.

El ex jefe de personal, que dejó el gobierno a principios de este año, no respondió de inmediato a la solicitud de comentar los hechos.

El impulso de Trump para obtener la autorización de Kushner, y las preocupaciones del jefe de personal al respecto, fue reportado por primera vez por el New York Times, que también informó que el entonces abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, estaba preocupado por tal medida.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, se negó a emitir algún comentario, el pasado jueves por la noche y dijo: "No comentamos sobre los permisos de seguridad".

Advertisement

Peter Mirijanian, un portavoz del abogado de Kushner, Abbe Lowell, dijo en una declaración que "en 2018, la Casa Blanca y los funcionarios de seguridad dijeron que la autorización de seguridad de Kushner se manejó siguiendo el proceso regular sin la presión de nadie".

"Eso se transmitió a los medios de comunicación en ese momento, y las nuevas versiones, si son precisas, no cambian lo que se afirmó entonces", agregó.

Un abogado de McGahn declinó hacer comentarios.

Los demócratas del Congreso dijeron que planean examinar el papel que desempeñó Trump para asegurar la autorización de Kushner. El representante Elijah Cummings (D-Md.), presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, señaló el pasado jueves que su comité ya inició una investigación sobre el proceso de autorización de la Casa Blanca y aún no ha recibido una respuesta a su solicitud de documentos.

"El Comité espera el cumplimiento total de sus solicitudes, tan pronto como sea posible, o podría ser necesario considerar medios alternativos para obligarlo", dijo Cummings en un comunicado.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-Burbank), dijo en una declaración el jueves por la noche, que su panel, así como el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, continuarán con su investigación.

"La revelación de que el presidente Trump intervino personalmente para imponerse a los funcionarios de seguridad de la Casa Blanca y la Comunidad de Inteligencia para otorgar una autorización de seguridad de alto nivel a su yerno, Jared Kushner, es el último indicador de la total indiferencia del mandatario por nuestra seguridad nacional y por los hombres y mujeres que se sacrifican tanto cada día para mantenernos seguros ", dijo Schiff. "No hay excepción por nepotismo para las investigaciones de fondo".

Tanto Trump como su hija, Ivanka, negaron públicamente que el presidente estuviera involucrado en la obtención de una autorización para Kushner. El presidente le dijo al New York Times en una entrevista el 31 de enero que no le ordenó a Kelly ni a funcionarios similares que otorgaran una autorización para su yerno, e Ivanka Trump también le dijo a ABC News a principios de este mes que su padre no estaba involucrado en el proceso.

Advertisement

En el primer año de la administración, Kushner tuvo una autorización de seguridad provisional que le permitió ver información confidencial secreta de alto nivel, que es clasificada y se relaciona con fuentes sensibles. Con esa designación, pudo asistir a reuniones informativas, obtener acceso al informe diario de inteligencia del presidente y enviar solicitudes de información a la comunidad de inteligencia.

Pero la preocupación generalizada en la Casa Blanca fue la carencia de una autorización permanente.

En febrero de 2018, Kelly limitó el acceso de los empleados con permisos de seguridad provisionales a información de alto secreto, a raíz de las acusaciones de abuso contra un asesor principal. Esa nueva política hizo que la autorización de Kushner se redujera del nivel "Top Secret / SCI" al nivel "Secret", un nivel mucho más bajo de acceso a la información clasificada.

En ese momento, Trump dijo que dejaría la cuestión del acceso de Kushner a su jefe de personal.

"Dejaré que el general Kelly tome esa decisión y él hará lo que es correcto para el país", dijo el presidente durante una conferencia de prensa. "Y no tengo duda de que tomará la decisión correcta".

La autorización de alto secreto que se le otorgó a Kushner el año pasado le dio acceso a información clasificada relativamente básica. Lowell dijo en ese momento que la "solicitud de Kushner fue presentada correctamente, revisada por numerosos funcionarios de carrera y que se sometió al proceso normal".

Kushner no recibió una autorización para ver la información más sensible que produce el gobierno, conocida como información SCI, informó el Washington Post en julio pasado.

Eso significaba que a Kushner, se le prohibió efectivamente, ver información obtenida de espías o del vasto aparato de inteligencia del gobierno. A la que tuvo acceso es del tipo que forma la base de la sesión informativa diaria de inteligencia del presidente y que se entrega habitualmente a los principales responsables políticos y funcionarios del gabinete.

La falta de acceso a SCI de Kushner, sugiere que la CIA no aprobó su acceso a ese nivel de inteligencia, dijeron los expertos en seguridad. Había luchado para obtener incluso su autorización para materiales muy confidenciales, en parte debido a sus contactos con ciertos funcionarios de gobiernos extranjeros, informó anteriormente el Post.

Algunos funcionarios extranjeros, cuyas comunicaciones fueron interceptadas por la inteligencia de Estados Unidos, discutieron en privado sobre cómo podían manipular a Kushner, aprovechando sus complejos acuerdos comerciales, las dificultades financieras que tenía en ese momento y su falta de experiencia en política exterior, según funcionarios estadounidenses familiarizados con los informes de inteligencia sobre el tema, los cuales hablaron bajo la condición de anonimato debido a la sensibilidad del tema.

Los enredos en los círculos extranjeros de Kushner causaron ansiedad entre los funcionarios de inteligencia de los EE.UU, quienes son los responsables finales de decidir si debería tener una autorización a la información clasificada como SCI, según los funcionarios de EE.UU.

Advertisement

La decisión de otorgar una autorización SCI generalmente la toma la agencia que generó la información. La CIA, por ejemplo, otorga acceso a la inteligencia obtenida por sus agentes. La NSA otorga acceso a las comunicaciones e inteligencia interceptadas generadas por el espionaje en redes informáticas extranjeras.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement