Advertisement

Uber pagará $148 millones por robo de datos de clientes

Uber pagará $148 millones por robo de datos de clientes
Uber se ganó una mala reputación por eludir las reglas en su esfuerzo por dominar el mercado. (Seth Wenig / Associated Press) (Associated Press)

Uber Technologies Inc. pagará $ 148 millones para resolver los reclamos relacionados con el robo de datos a gran escala que expuso la información personal de más de 25 millones de sus usuarios en EE.UU.

El acuerdo, que abarca los 50 estados y el Distrito de Columbia, es el mayor pago de este tipo en la historia, y marca el castigo más radical por parte de los reguladores contra la compañía de San Francisco, que se ganó la reputación de burlar las reglas en su esfuerzo por dominar el mercado.

Advertisement

El acuerdo con los estados provino de información obtenida por piratas informáticos en 2016, que obtuvieron 607,000 números de licencia de conducir de Estados Unidos y decenas de millones de direcciones de correo electrónico y números de teléfono de los consumidores, una filtración que Uber no reveló durante más de un año después de descubrir el ataque.

"Este acuerdo sin precedentes debe enviar un mensaje claro: tenemos tolerancia cero para aquellos que eluden la ley y dejan la información de los consumidores y empleados vulnerable para ser explotada", dijo Barbara Underwood, la fiscal de New York en un comunicado el 26 de septiembre.

Advertisement

El acuerdo de nueve cifras se entregará a los estados, en lugar de ir directamente a los afectados por la violación. California recibirá  26 millones como parte del acuerdo, que planea dividir entre la oficina del fiscal general del estado y la fiscalía del distrito de San Francisco.

La sanción llega en un momento clave para el presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, quien está sentando las bases para lanzar una oferta pública de sus acciones en 2019 al igual que para distanciarse de los planes de crecimiento 'a toda costa' que tenía su predecesor y cofundador Travis Kalanick.

Bloomberg News informó en noviembre de 2017, que Kalanick se enteró de la intrusión en el sistema solo un mes después de que los hackers robaran los datos personales de 57 millones de clientes de Uber en todo el mundo, incluidos 25.6 millones de pasajeros y conductores en Estados Unidos. Pero la compañía ocultó la violación de las autoridades y en su lugar pagó a los piratas informáticos $100,000 para eliminar los datos robados y mantener el incidente en silencio.

Después de que el episodio salió a la luz, Uber despidió a su jefe de seguridad y divulgó la violación a la Comisión Federal de Comercio, que ya había reprendido a la compañía por una violación de datos similar en 2014.

Advertisement

"Los compromisos que estamos asumiendo en este acuerdo están en línea con nuestro enfoque en la seguridad física y digital de nuestros clientes, como lo demuestra nuestro reciente anuncio de una serie de mejoras en nuestros sistemas y la reciente contratación de expertos como Ruby Zefo director de privacidad y Matt Olsen como director de seguridad y de confianza", declaró en un comunicado Tony West, principal funcionario jurídico de Uber.

Como parte del acuerdo, Uber prometió mejorar sus políticas de seguridad y contratar a un miembro externo para supervisar sus esfuerzos de privacidad e informar regularmente sobre las mejoras necesarias.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement