Advertisement

Escuela de L.A vota por mantener el nombre de Michael Jackson en su auditorio

Escuela de L.A vota por mantener el nombre de Michael Jackson en su auditorio
Michael Jackson (cuarto desde la izquierda en la primera fila) en su foto escolar de sexto grado en la primaria Gardner Street Elementary, en Hollywood (Colección de Ken Urbina). (Los Angeles Times)

La escuela primaria de Los Ángeles que contó brevemente con la estrella del pop Michael Jackson como estudiante, antes de que este se catapultara a la fama, votó para mantener su nombre en el auditorio, en una decisión que generó interés mundial.

Los funcionarios del distrito escolar anunciaron el resultado el pasado sábado, después de una votación por parte de los padres y miembros del personal de la primaria Gardner Street Elementary, en Hollywood, donde concurren aproximadamente 400 alumnos. El recuento final de los votos no estuvo disponible de inmediato.

Advertisement

La consulta se realizó a raíz de la transmisión, en marzo pasado, del documental "Leaving Neverland", que emitió HBO y en el cual se muestra a Jackson a través de los ojos de Wade Robson y James Safechuck, dos hombres que alegan que el cantante abusó sexualmente de ellos cuando eran niños. Jackson nunca fue imputado por abuso de ninguno de ellos.

El documental fue profundamente inquietante para muchos en Gardner y un grupo de padres le pidió a la directora, Karen Hollis, que retirara el nombre de Jackson de las instalaciones. También hubo padres que sentían lo contrario; muchos de ellos remarcaron que el músico nunca fue condenado por estos delitos y que ya no podía defenderse.

Advertisement

Jackson murió en 2009, por una sobredosis accidental.

Un portavoz de la herencia de Jackson, que representa los intereses de los hijos de la estrella, instó a la comunidad escolar a respetar el derecho del artista a ser considerado inocente hasta que se demuestre lo contrario, como se haría con cualquier otra persona.

Los funcionarios decidieron someter el asunto a votación de la comunidad escolar; la consulta terminó el pasado jueves.

"La mayoría de quienes participaron, votaron a favor de mantener el nombre actual de Michael Jackson Auditorium", según un comunicado emitido por el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD). "Los líderes escolares, los maestros y el personal de apoyo se enfocarán en prevenir cualquier interrupción adicional en las actividades de la escuela y nuevos impactos en la educación, el aprendizaje de los alumnos y la seguridad".

Advertisement

Las noticias sobre la decisión se extendieron rápidamente durante el fin de semana.

Gabrielle Dea, de 30 años, pastora en Atlanta, recordó haber visitado L.A y escuchar a otros turistas hablando sobre el auditorio. "Encontré la escuela y la persona a quien le pedí que me tomara una foto ese día se convirtió después en mi marido", describió por correo electrónico. "Honestamente, debería haber una fiesta mundial que celebrara a este hombre", postuló Dea, refiriéndose al trabajo caritativo de Jackson", ¿qué van a hacer? ¿desenterrar el cuerpo de un hombre negro inocente, para enjuiciarlo? esta es una pendiente resbaladiza, que no deberíamos atrevernos a descender como sociedad, ¿qué lecciones aprenden nuestros niños de esto?".

Robson, uno de los acusadores de Jackson, le dijo a The Times esta semana que él también había asistido a Gardner. Ello ocurrió a principios de la década de 1990, no mucho antes de que Jackson fuera acusado de conductas impropias con otro niño. Ese caso se resolvió fuera de la corte. "Vivíamos en Hollywood, cerca de Gardner Street School, por eso fui allí", narró Robson, cuya familia vino de Australia a Estados Unidos para que él pudiera seguir su carrera como actor infantil. "Esto ocurrió justo después de que Michael Jackson me patrocinara para ingresar a EE.UU y mientras él todavía abusaba sexualmente de mí".

Jackson fue acusado y absuelto en 2005 por un caso separado de abuso sexual, que involucraba a otro menor. Durante el juicio penal, Robson declaró en defensa de Jackson que éste nunca había actuado inapropiadamente con él. Después de la muerte del cantante, sin embargo, contó algo diferente y alegó que había sido abusado sexualmente por Jackson cuando era niño.

"Felicito a Gardner Street School por permitir que los padres decidan si el nombre de Michael Jackson debe permanecer en el auditorio", declaró Robson antes de que se anunciaran los resultados.

Jackson asistió a Gardner en sexto grado, después de que su familia se mudara a Los Ángeles desde Gary, Indiana, en 1969. Las versiones sobre cuánto tiempo permaneció en la escuela varían. Un ex director de la institución, Ken Urbina, actualmente retirado, dijo que según la investigación Jackson estuvo matriculado allí durante todo el año, o una buena parte de él.

Los Jackson 5 -el grupo de Michael y sus cuatro hermanos mayores- tuvieron éxito con un sencillo poco después de llegar a Los Ángeles. Jackson no regresó a la escuela pública después de dejar Gardner.

El auditorio fue nombrado en su honor en 1989, un tiempo en el que la reputación pública del cantante todavía estaba esencialmente intacta.

Advertisement

La invitación a Jackson fue súbita, de parte de un grupo de padres que habían trabajado arduamente para abordar las condiciones deficientes en Gardner durante un proyecto de modernización fallido y demorado. "Un viernes por la noche, mientras celebrábamos lo que habíamos logrado, dije que necesitábamos recompensarnos por todo nuestro trabajo", relató Judith Drury Mulryan. "Sabíamos que Gardner Street era el último sitio de educación formal a la cual había asistido Michael Jackson y, según recuerdo, decidimos dedicarle el auditorio a él. Mi ex esposo se puso en contacto con su manager, quien dijo que Michael estaría encantado".

Pasó más de un año en el proyecto mal administrado, donde los estudiantes habían soportado la falta de calefacción, el cierre de los baños y una biblioteca inaccesible. Pero el distrito se aseguró de que la escuela estuviera en plena forma para la ceremonia inaugural.

Jackson fue amable, expresó su amor por su maestra de sexto grado y autografió el pizarrón antes de irse.

Urbina era director en 2003, cuando el artista fue acusado de abuso sexual y el sistema escolar cubrió su nombre con un pedazo de madera; ese remiendo todavía estaba en la escuela en 2010, un año después de la muerte de Jackson, cuando los funcionarios del LAUSD autorizaron una vez más mostrar el nombre.

"Es importante que el distrito valore el impacto artístico y la contribución humanitaria que será el legado duradero de Michael Jackson", dijo en ese momento un miembro de la junta escolar, Steve Zimmer. "Estoy feliz de que reconozcamos y apreciemos el momento de Michael con el LAUSD".

La escuela modernizó sus pizarras, pero Urbina guardó la autografiada por Jackson, aunque recortada a un tamaño más pequeño. "Se enmarcó como una réplica para nuestra celebración del centenario", recordó esta semana el ex director.

Durante ese período, los partidarios del artista también habían contribuido con fondos para crear un laboratorio de música en la escuela -en honor al cantante-, donde los estudiantes podrían aprender a tocar instrumentos y usar software para componer. El director de ese momento, silenciosamente, desmanteló el laboratorio.

Esta semana, los funcionarios del LAUSD no recordaron otro auditorio en una escuela primaria que haya sido bautizado en honor de alguien. Al menos dos auditorios de preparatorias angelinas llevan nombres de donantes que contribuyeron a su renovación. Pero no fue eso lo que ocurrió con Jackson y la escuela Gardner.

Advertisement

A lo largo de su carrera, Michael Jackson donó millones de dólares a organizaciones benéficas, aunque los funcionarios del distrito escolar no tienen registros de que haya colaborado con Gardner u otras escuelas públicas locales.

En 1995, un artículo habló de los rosales que Jackson había proporcionado a Gardner. Urbina recuerda haber encontrado fotografías enmarcadas del artista, que él mismo o su equipo habían enviado a la escuela.

El LAUSD solía tener una política de "nombramiento" implementada para evitar la vergüenza: básicamente se centraba en honrar a las figuras ya fallecidas y con una reputación positiva clara. Pero el distrito se ha apartado de la política en los últimos años, a veces exponiendo al sistema escolar a potenciales bochornos por los nombres en sus edificios.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement