Share
Entretenimiento

En Comic-Con 2019, Marvel – no las películas – fue la atracción principal

Comic-Con, Saturday
Los asistentes a la convención de Comic-Con se disfrazaron de Spider-Man para bailar en frente del Centro de Convenciones de San Diego para un video de YouTube el sábado.
(Hayne Palmour IV / San Diego Union-Tribune)

Emoción, estridencia, pandemonio.

Como si el ambiente de “concierto de rock” que acompañó el regreso de Marvel a Comic-Con, el sábado, no fuera suficiente evidencia del poder de la franquicia, su panel de creación de noticias, que se llevó a cabo dentro del famoso Hall H del Centro de Convenciones de San Diego, atrajo a una multitud tan grande que Incluso los periodistas no pudieron entrar.

El copresidente de Disney, Alan Horn, lanzó una declaración casi simultánea en la que anunciaba que “Avengers: Endgame” de Marvel había superado a “Avatar” como la película de mayor recaudación de todos los tiempos, no ajustada por la inflación.

“Marvel es propietaria de Comic-Con”, dijo el actor de “Padres Solteros” Jake Choi, quien leyó sobre los aspectos destacados del evento a través de los textos de un amigo que estaba en el panel. “No lo digo sólo porque estoy en un programa de ABC” (Disney es el padre corporativo de ABC y Marvel Entertainment).

Anuncio

Dejando a un lado la marca, al margen de las películas que no son de Marvel, la edición número 50 de la convención tuvo un sueño absoluto. Puso de relieve la tendencia actual en Comic-Con y en toda la industria: la proliferación de la televisión con guión y las franquicias de films seriados que en muchos aspectos se parecen a la T.V.

La huella más pequeña de la pantalla plateada es probablemente el resultado de múltiples factores, desde el dominio de Marvel y el aumento de la transmisión hasta el hecho de que la mayoría de las peliculas acuden a esas reuniones mucho antes de que lleguen a los cines. Cualquiera sea la razón, muchos fanáticos conocieron la reducida presencia de las cintas con un encogimiento de hombros.

En el doble encabezado de los paneles de “The Walking Dead” y la escisión de “Fear the Walking Dead”, el anuncio de AMC de varias series de televisión adicionales y tres películas de la franquicia, esta última protagonizada por Andrew Lincoln, atrajo una respuesta silenciosa de los fanáticos y el escepticismo de la prensa. En Twitter, el crítico de televisión de Hollywood Reporter, Daniel Fienberg, tuiteó que los films “Walking Dead”, que lanzarán Universal Pictures y que estarán disponibles sólo en teatros, constituyen “un dramático error de cálculo” de lo que estaría dispuesto a gastar para ver esas películas: “Esa cantidad de dinero es ‘cero’”.

Gracias a la última temporada del exitoso “Game of Thrones” y a la comedia que va por su segundo año “Barry”, HBO recuperó su posición como uno de los favoritos de la crítica, al obtener 137 nominaciones para los Premios Emmy de 2019, la mayor cantidad de cualquier cadena de televisión, superando así a su rival de streaming, Netflix.

Anuncio

En comparación, los fanáticos rugieron con vítores y aplausos para cada una de las 10 películas y series de Disney que el presidente de Marvel, Kevin Feige, anunció como parte de la próxima fase del estudio, un entusiasmo combinado por varios periodistas que cubren el evento.

Stephanie Wu, de 29 años, reportera del medio de comunicación chino M Time, incluso se disfrazó de Capitán Marvel y estaba detrás de otro reportero, que vestía como una mezcla de Thanos y Spider-Man.

“Este es mi personaje femenino favorito de superhéroes porque, como puedes ver, abarca todo”, dijo Wu. “Es práctico, tiene sentido. Si estás peleando, estás cubierto. He estado batallando para [encontrar] una heroína para disfrazarme en Comic-Con hasta que llegó Capitán Marvel, así que estoy usando este traje con orgullo”.

Al observar las nominaciones a los premios Emmy dadas a conocer hoy, quizás se pregunte si la lista de este año representa un Salón de la Fama de Snubs.

Aunque sólo ha estado en Comic-Con dos veces, Wu planteó que las películas no abandonan la convención, sino que se extienden más allá del piso del evento.

“En lugar de hablar con los fanáticos [en los paneles], en realidad construyeron cosas de los programas y las películas en [aplicaciones experimentales]”, dijo Wu, refiriéndose a las oportunidades de marca inmersiva que se han vuelto cada vez más populares aquí y en festivales en los tiempos actuales. “Este año, Comic-Con es como un gran carnaval para mí". Además, también, incluyeron preciosos vínculos de films: “El Caballero Oscuro”, “Detective de Pokémon Pikachu”, "¡Shazam!” -contra una serie de títulos de televisión.

Además de Marvel slate, la única otra película importante que tuvo un panel en el Hall H este año fue “Terminator: Dark Fate”. En cambio, sugiriendo un interés en atraer la atención del público a través de medios más íntimos, Warner Bros. promovió una secuela de alto perfil “It: Chapter Two” organizando un evento ScareDiego en el Teatro Spreckels en la víspera de la convención, una estrategia que se ha empleado durante tres años consecutivos. Además, como señaló la residente de Los Ángeles Heather Horn, de 30 años, la inclinación de los estudios por presentar un panel para dar una lista completa de films puede desviar la impresión de los números absolutos.

“Siento que las películas parecen integrarse en iniciativas de estudio más grandes”, dijo Horn. “Fui al Hall H el año pasado y estuve allí para el panel de Warner Bros. Quiero decir, hablaron e hicieron un montón de anuncios de films, pero se sentía como si fueran parte de un... proyecto más grande de Warner Bros, como diciendo “ah y estas son las películas, por cierto”.

Anuncio

El llamativo anuncio de Marvel sobre sus planes de “fase 4", comenzando con Scarlett Johansson en “Black Widow” la próxima primavera y continuando a través de “Thor: Love and Thunder” con Natalie Portman a finales de 2021, también incluyó “un montón” de avisos - 10, para ser exactos. Es una escala y un ritmo que parecían hechos a medida para captar la atención de la audiencia experimentada de Hall H, sin mencionar a los que esperan noticias en casa.

Para Edward Pettis III, de 44 años, quien ha estado viniendo a Comic-Con por cerca de 15 años, el énfasis en el espectáculo no es sólo de Marvel.

“Habiendo visto la prisa, puedo decir que el cambio en el mercado se produjo con el cruce de ‘Crepúsculo’”, dijo. “‘Twilight’ cambió la cultura aquí y fue allí donde se vio el aumento de gente acampando y el enfoque se centró más en las películas como cultura popular”.

Pero el número más bajo de films en general ofrece la promesa de un retorno a las raíces de la convención. A Pettis le gustaría ver a los paneles una vez más explorar el oficio de hacer cine, en lugar de servir como marketing de gran presupuesto para los estudios. “Si hubiera un mayor énfasis en los aspectos técnicos, como solían tener los paneles, eso compensaría la falta de contenido exclusivo”, dijo.

“En este momento, está adquiriendo un estilo corporativo muy impresionante, pero a veces regresa a los efectos más simples y tienen que usar su imaginación [es mejor]”, dijo Matthew Clemmons, de 37 años, un oficial de seguridad y publicista de medios del este de Los Ángeles. Me encanta eso de leer libros y me gustaría ver más imaginación en la pantalla”.

Clemmons cree que los asistentes son indiferentes con las películas que tienen una huella más pequeña en el Hall H debido a la falta de originalidad que se muestra allí.

“Ha habido un cambio radical en Comic-Con, pero lo principal que nos ha faltado es el contenido original”, dijo. “Todos han sido remakes o voy a tomar esta serie y adaptarla. Y eso es lo que más me molesta... los fanáticos merecen algo mejor. Has tenido 20 años, Disney, lleguen con algo nuevo”.

Aunque el fenómeno puede haberse intensificado últimamente, la relación a veces incómoda entre Comic-Con y las películas se remonta a los orígenes de la convención.

Anuncio

La mayoría de las celebridades que acudieron al espectáculo en sus primeros años “eran estrictamente cómicas”, recordó Bud Plant, fundador de Bud´s Art Books, que expuso en los primeros 48 Comic-Cons, comenzando a principios de los años setenta.

“En raras ocasiones, tal vez vino una estrella de cine, pero por lo general eran estrellas de series”, dijo Plant, refiriéndose a las películas de múltiples partes, a menudo dirigidas a niños, que se mostraban en matinés en la década de 1940 y años 50. “En aquellos días, esas eran las grandes celebridades en una muestra de cómics. Sería la protagonista de la serie Captain Marvel o la de Superman”.

Luego, en 1976, una película próxima a estrenar, de la que nadie había oído hablar, vino a Comic-Con para dar a conocer un primer vistazo, junto con algunos productos exclusivos.

“De hecho, tuvieron una vista previa de ‘Star Wars’ en Comic-Con”, dijo Mike Towry, quien fue cofundador de San Diego Comic-Con cuando era adolescente. “Por supuesto, ninguno sabía que iba a ser tan grande”.

El director de marketing de “Star Wars”, Charles Lippincott, el dibujante de cómics Howard Chaykin y el adaptador de historias Roy Thomas trajeron una presentación ese año con la esperanza de generar entusiasmo. Además de hablar sobre la película y mostrar algunas imágenes de producción, traían un póster de edición limitada ilustrado por Chaykin. (El cartel ahora incrementó su valor hasta $7.250).

Ese año, la convención se llevó a cabo en el Hotel El Cortez y asistieron alrededor de 3.000 personas. Eso es una fracción de la multitud de 135.000 que se reúne para el Comic-Con en estos días, y menos de la mitad de la capacidad del Hall H. Aun así, el panel de “Star Wars” no era exactamente una sala vacía.

Sí, incluso “Star Wars” tuvo problemas para llenar una sala antes de que se convirtiera en la franquicia que es hoy. Después de todo, es más fácil construir una comunidad de fanáticos en torno a historias actuales, como cómics y programas de T.V.

La televisión ha encontrado un lugar en Comic-Con porque, al igual que los cómics, los programas de la pantalla chica despliegan sus narraciones de forma puntual. Aquellos que se sienten relacionados hacia los personajes existentes y el conocimiento de historias anteriores se reúnen en una convención para celebrar lo que aman de una serie en particular y esperan noticias de lo que está por venir. Para muchos, es un amor que crece con cada entrega adicional.

“Las historias más largas [de TV] llenan mucho del mismo nicho que los números semanales de un cómic solían llenar, lo que significa que hay un arco largo”, dijo el director del Oscar, Guillermo del Toro, en la convención de este año con su nueva película de terror, “Historias de miedo para contar en la oscuridad”. “Por otro lado, las franquicias más grandes ya tienen una audiencia masiva integrada que quiere ver la próxima entrega de ese “cómic"; quieren ver cómo termina”.

En parte, esto explica por qué Marvel hace el impacto que logra en Comic-Con. Hasta ahora, su universo cinematográfico incluye 23 películas interconectadas en tres “fases”, lanzadas a lo largo de más de una década, y está previsto que se amplíe más. Aunado al hecho de que sus films y programas de televisión cuentan con personajes populares de cómics, Marvel se ha posicionado para animar la emoción en Comic-Con como nadie lo puede hacer.

En última instancia, ya sea con la esperanza de conseguir un lugar en la audiencia de Marvel o ansioso por echar un vistazo a “Steven Universe”, “Star Trek: Picard” o a la gran variedad de estrellas de YouTube, los asistentes a la convención reconocieron que la programación de Comic-Con es muy pesada, un reflejo de la cultura más amplia, en la que el volumen de la televisión empequeñece el del cine. Cuando se le preguntó qué era lo que más le emocionaba ver en la edición de este año, Marisol, una voluntaria de 25 años de Chula Vista, que se negó a dar su apellido, citó “What We Do in the Shadows -otro microcosmos de una industria en flujo.

“Fue una película que se convirtió en un programa de televisión”, dijo. "¿Eso cuenta?”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio