Anuncio
Share
Entretenimiento

En ‘Black Christmas’, el terror viene de la mano del patriarcado

black-christmas
Una escena de la cinta “Black Christmas”, que se encuentra ya en cartelera.
(Blumhouse )

Al ver “Black Christmas”, que se estrena este fin de semana en salas de Estados Unidos, uno no puede evitar la impresión de que detrás de la historia contada se encuentra una gran película, quizás en la línea de algo como “Get Out”. Lamentablemente, no termina siendo así.

Y es que, en su segunda parte, el argumento se empieza a volver cada más absurdo y risible, como si a los guionistas se le hubieran acabado las ideas, aunque, para mí, la peor decisión de los productores fue cambiar la intención ya tomada de que esta fuera una cinta R para volverla PG-13, lo que implicó un proceso de reedición que afecta profundamente las escenas de horror y genera incluso problemas de continuidad.

Sin embargo, esto no es el desastre total que algunos quieren ver, sobre todo cuando se considera que es el segundo ‘remake’ (sí, el segundo) de un filme de 1974 que, en primer lugar, no es precisamente un clásico indiscutible, aunque sí un título de culto que influenció posteriormente al “Halloween” de John Carpenter y a todo el género del ‘slasher’. Y la carta salvadora llega de la mano de un proceso de actualización que hace que su historia vuelva a ser relevante.

Si el relato original era sobre unas chicas de ‘college’ que empezaban a ser asesinadas en vísperas de la Navidad por un asesino misterioso, esta nueva versión, dirigida y coescrita por Sophia Takal (una mujer, claro está) y protagonizada por la encantadora Imogen Poots (“Green Room”), mantiene la premisa, pero agregándole fuertes dosis de feminismo y comentarios implacables sobre la “cultura de la violación” en universidades estadounidenses que fue puesta en evidencia hace algunos años por un revelador reportaje de la revista Rolling Stone.

Hollywood ha dejado en 2019 varias cintas sobre feminismo como el drama “Bombshell” o la comedia “Booksmart”, pero ahora llega el turno del terror con “Black Christmas”, película con Imogen Poots que reinterpreta el sangriento subgénero “slasher” desde la perspectiva del #MeToo.
Anuncio

La película pone todas sus cartas sobre la mesa y repite probablemente demasiado su mensaje, pero, por ese lado, no abandona realmente el realismo, hasta el punto de que el acto musical montado por las chicas protagonistas (que actúan mucho mejor de lo esperado) para poner al descubierto a los estudiantes responsables de delitos sexuales me recordó de inmediato a “El violador eres tú”, la popular y controvertida pieza surgida en Chile que se está expandiendo al mundo entero.

En ese sentido, es de esperar que la cinta llame la atención de los jóvenes y que genere incluso conversaciones, pero también que el lanzamiento en DVD y Blu-ray que se producirá dentro de algunos meses nos ofrezca la posibilidad de ver finalmente la versión original para adultos que nunca debió abandonarse.


Anuncio