Anuncio
Share
Entretenimiento

¿La tercera será la vencida para el mexicano Rodrigo Prieto en el Óscar?

79C50AF5-77B4-4595-A497-165E8CDE32DF.jpeg
Scorsese le da un vistazo a la toma de Prieto en una escena de ‘The Irishman’.
(Niko Tavernise)

El cinefotógrafo logra una nueva nominación con ‘The Irishman’ y se convierte en la esperanza mexicana

Es su tercera nominación al Oscar de la Academia y ahora por su excelente participación en la cinta de Netflix “The Irishman”, el cinematógrafo mexicano Rodrigo Prieto vuelve a llenar de orgullo a su país y a los latinos de todo el mundo.

Prieto , quien llegó a la ciudad de Los Ángeles hace 20 años y ha tenido la oportunidad de participar en cintas como “Babel”, “Frida”, “21 Gramos”, “The Wolf of Wall Street”, “Biutiful”, “Argo” y “Brokeback Mountain”, entre otras, hoy se siente muy orgulloso de hacer mancuerna una vez más con el laureado director Martin Scorsese.

“Esta nominación me llega después de muchos años de trabajar en esto del cine”, dijo a Los Ángeles Times en español el cinematógrafo.

Cuenta el mexicano que el otro día le llamó la atención un artículo que hablaba de su trabajo en la gran pantalla.

Anuncio

“Sobre lo que hice en una película y me describían como el veterano cinematógrafo’ Rodrigo Prieto y entonces eso a mí me sorprendió porque yo no me siento veterano”, dijo con humildad.

E2228B60-BB73-48C9-AE37-024AF540249A.jpeg
Rodrigo Prieto cumple 20 años de carrera en Hollywood.
(Niko Tavernise)

Y o es para menos. Durante dos décadas de carrera en este lado del mundo,Prieto ha colaborado con directores de la talla de Alejandro G. Iñárritu, Oliver Stone, Ang Lee, Cameron Crowe y Julie Taymor, entre otros. Y es por esa razón que muchos lo consideran un veterano de la gran pantalla.

“Supongo que sí lo soy porque llevo mucho tiempo haciendo esto, pero me siento como si fuera estudiante de cine. Yo llego a un set y estoy nervioso. Ya ha sido una trayectoria bastante larga, muchas películas, ha sido muy bonito”, agregó el mexicano.

Anuncio

Su trabajo en “The Irishman” lo ha llevado a trabajar al lado de uno de los favoritos a llevarse el Óscar este año.

“Ahora he estado haciendo mancuerna con (Martin) Scorsese y justo esta película es muy importante para su filmografía y para mí es un gran honor participar en ella”, explicó.

3AB69114-0E27-41E3-97DC-19BE9E901436.png
Con Scorsese mantiene una cordial relación laboral.
(Cortesía )

Prieto confiesa que no se imaginó que la película iba a tener toda esta atención en diversas premiaciones como el Oscar. “Nunca sabes y además cuando estás filmando, preparando la película, buscando locaciones, estás totalmente enfocado en eso. De hecho, yo trato de no pensar en estas cosas de los premios porque es fácil caer en la trampa de tratar de hacer un trabajo para impresionar a los miembros de la Academia, lo que sea. Para mi la fotografía de cine es apoyar el drama, si tú estás viendo una película y estás pensando en la iluminación o en ver como mueven la cámara, siento que te sales de la historia”, explica.

“Trato de hacer un trabajo que tenga potencia pero que el espectador no se dé cuenta. Por ejemplo, en ‘El Irlandés’ hay muchos escenarios construidos, ficticios y los iluminé para que parecieran reales. Todas las escenas en los coches, donde hay diálogos, todo eso lo filmamos en un foro, el coche no se mueve entonces tuve que hacer toda una iluminación para que pareciera que el coche se está moviendo y esos son los trucos que me gusta ocultar”, agrega el cineasta.

167B4670-7BE4-4CC0-9495-BC665DCB9A7D.jpeg
Rodrigo Prieto se dio a conocer con “Amores Perros”, de Alejandro G. Iñárritu.
(Niko Tavernise)

En su categoría, Rodrigo compite con los responsables de la cinematografía de las películas “Joker” (Lawrence Sher), “Once Upon a Time…in Hollywood” (Robert Richardson), “1917” (Roger Deakins) y “The Lighthouse” (Jarin Blaschke).

Prieto también tiene nominación en los premios BAFTA y en los de su gremio.

Anuncio

En cuanto a la diferencia de esta nominación a las pasadas, Prieto nos comparte su punto de vista.

“Uno va cambiando en la vida, desarrollándose en su carrera, siempre es distinto, uno no es el mismo pero es igual de emocionante. La verdad cuando recibí la noticia me emocioné muchísimo”.

Prieto cuenta que el día anterior a las nominaciones puso el despertador.

“Sí, porque las nominaciones fueron a las 5 y cuarto de la mañana hora de Los Ángeles.

Trataba de no tener expectativas. Claro ya habíamos tenido la nominación para los premios BAFTA y para la Sociedad Americana de Cinefotógrafos, entonces era posible que también para los Oscares, pero si te haces muchas ilusiones la decepción es más grande. Entonces traté de no tener expectativas y a las 5 y cuarto de la mañana abrimos la computadora, entramos a ver que pasaba y pues salió (la nominación)”, recuerda emocionado y confiesa que brincó y celebró con un “chocolatito caliente”.

Finalmente y a pocos días para la celebración del Óscar de la Academia, tiene muy claro a quién se lo estaría agradeciendo en caso de llevarse a casa la estatuilla.

“Se la dedico a mi familia, a mi esposa Mónica, a mis hijas María Fernanda y Jimena y la comparto también con mi equipo de trabajo, con mis técnicos de cámara y de iluminación, fotografiar la película está hecho por un grupo de gente”, dijo.

Anuncio

5333632E-5E3A-4ACD-9767-839564059F61.png
Junto a Scorsese y parte del elenco de “The Irishman”.
(Cortesía
)

Rodrigo Prieto y Scorsese se conocieron hace años y el “click’ fue inmediato. Ambos se cayeron bien y decidieron trabajar juntos.

Esta es la segunda nominación que Prieto consigue en un trabajo de Scorsese, la anterior fue por “Silence”.

“Se ha convertido en una amistad, siempre fue muy cálido desde que lo conocí. Por suerte no tuve tiempo de ponerme nervioso porque fue de un día para otro, no fue “en un mes hay una cita con Scorsese”, dijo.

“Estaba yo aquí en Los Ángeles, me habló mi agente y me dijo que Scorsese me quería conocer, que tomara un avión esa misma noche, volé, llegué a un hotel en la mañana, me bañé, fui a su casa y fue muy agradable la reunión”, agregó.

¿Te dijo qué película tuya le había gustado a él?
Esa reunión fue para trabajar en “El Lobo de Wall Street” y sí, me dijo, pero después no en esa reunión, que le había gustado la película “Deseo, Precaución” de Ang Lee que filmamos en China, una película que no se dio mucho en el Occidente, pero en Asia fue muy importante y esa le gustó a pesar que es radicalmente diferente a la de El Lobo…

¿Cómo fue trabajar con Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci?
Fue espectacular, son actores que he admirado toda mi carrera y desde la escuela de cine y antes, entonces de pronto estar con ellos enfrente de mi cámara iluminado por las luces que he puesto, yo pues era realmente muy impresionante. También durante el rodaje celebré mi cumpleaños y mi esposa Mónica me consiguió el póster de “Toro Salvaje” , que es mi película favorita, y consiguió que De Niro, Pesci y Scorcese lo firmaran, entonces ese fue como un momento muy especial en mi cumpleaños, fue increíble”, confesó.

¿Cómo era la convivencia con todos ellos en el set?
“Cada persona y cada actor es diferente, por ejemplo: De Niro es bastante reservado, cálido pero reservado, llega al set, te saluda y punto. Tiene una tiendita de campaña para una silla solamente y ahí se sienta y se pone a leer, está ahí solo y nadie lo molesta porque se está concentrando. Joe Pesci es como más suelto en ese sentido. Él estaba ahí con nosotros y platicaba. Pacino todo el tiempo tenía un iPod con audífonos escuchado a Hoffa (Jimmy), constantemente escuchaba discursos de él y tampoco podías interactuar realmente con él, pero con los tres me llevé muy bien”.

A nivel técnico ¿qué tan difícil fue filmar “The Irishman”?
“Uno de los retos fue los efectos visuales para rejuvenecer a los actores. Normalmente los efectos visuales se hacen en post producción, en el rodaje hay que poner pantallas verdes, azules en el fondo. En este caso, tuve que colaborar muy de cerca con el coordinador de efectos visuales porque tuvimos que desarrollar un sistema especial de cámaras, tecnología nueva esto no se había hecho antes que capturara con tres cámaras desde un mismo ángulo la profundidad de los rostros de los actores. Dos de esas cámaras tenían iluminación infraroja, en fin era una tecnología complicada en donde tuve que participar en crear ese sistema”.

¿Cómo puedes resumir tus 20 años en Hollywood?
Ha sido una aventura, cuando nos mudamos aquí nadie me conocía, no sabes que va a pasar, es una prueba. Coincidió que salió ‘Amores Perros’ y gustó y eso ayudó a que los directores vieran esa película y me empezaron a llamar, pero antes de eso fue ‘Frida, ‘Pecado Original’ que fueron dos películas que no salieron por ‘Amores Perros’ tuve también esa suerte que no se me encasillaran en un estilo específico. Después hice “8 Mile” que si era cámara al hombro, más rudo como ‘Amores Perros’. Ha sido una gran variedad de películas, varios directores y muy diferentes.

¿Te fue difícil abrirte paso en Hollywood?
Un poco si, como todos. Primero tienes que aguantar estar ahí y regresaba mucho a México para filmar comerciales, ganarme la vida. Tuve la fortuna que ‘Amores Perros’ fue bastante reconocida y a raíz de eso tuve mucho trabajo, no me quejo.

¿Qué opinas que la nueva era del cine se haya trasladado a las plataformas digitales?
Creo que ahora es un momento en que tienes la opción de ir al cine a ver las películas en la pantalla grande y también tienes la opción de ver en tu casa trabajos excelentes. Yo lo que espero es que los cines, teatros sigan mostrando películas de todo tipo, eso es algo que ha ido cambiando las temáticas de cine independiente, de arte, han tendido que ir más a las plataformas más que a los cines.Las plataforma han dado la oportunidad a directores que quieren hacer propuestas las cuales para los teatros nos son rentable. Sí se han abierto buenas oportunidades. Yo no creo que este mal, yo creo esta bien que haya opciones. Por ejemplo, The Irishman no se hubiera hecho en un sistema de estudio, de hecho, se ofreció la película a varios estudios y todos dijeron que no porque era un costo muy elevado el de los efectos visuales, rejuvenecer a los actores más los salarios de estos grandes actores y el tamaño del guión, logística, es una película cara y no es una apuesta segura para los estudios, pero Netflix le apostó y apoyaron a Scorsese a mil por ciento.

¿Cómo ves el cine de aquí a 10 años, trasladándose al streaming o compartiendo con los teatros?
“Yo creo que va a continuar compartido, el cine en los teatros es una experiencia casi espiritual en el sentido que podrías haber dicho ahora que hay video clips, música por computadora y con muy alta calidad, sin embargo la gente de todas formas va a los conciertos. Creo que lo mismo pasa en el cine, puedes ver una película muy cómodo en tu casa pero estar en un teatro, no solo por el tamaño de la pantalla, calidad del sonido, el compartir con un grupo de gente la emoción de una película, creo que va a seguir. La gente va a querer seguir yendo al cine, es una forma de entretenimiento que va a continuar, en mi opinión van a coexistir los teatros con las plataformas.

¿Como ves ese día del Oscar, cómo te ves en la alfombra roja?
Lo disfruto porque además voy con mi esposa Mónica. Aunque a veces es un poco absurdo todo lo que sucede alrededor, la gente, los reporteros, es divertido es como mirar una especie de circo, no te la puedes tomar muy en serio la verdad.

Sin embargo, me gusta, lo disfruto y ya si sale que escogieron a ‘The Irishman’ qué bien, mejor más divertido. Yo sé que no es el Oscar o cualquier otro premio que te hace ser el mejor, no puedes cuantificar el gusto de una persona, no solo esta fuera de mis manos sino que creo que si ganas no significa que eres el mejor.
Incluso las nominaciones, la cual estoy agradecido, creo que hay otras películas que no fueron nominadas que son extraordinarias fotografías y pues no les tocó”.

Hace 20 años era impensable que los mexicanos se apoderaran de las premiaciones como ahora lo han hecho Iñárritu, Cuarón, Del Toro, Lubezki y tú ¿Qué piensas de eso?
Es impresionante, la verdad no se por qué, pero quizá sea un poco porque somos un grupo de amigos y como estamos en lo mismo es como una especie de competencia sana creo, donde yo veo que Navarro (Guillermo) hizo eso, Lubezki también y digo a yo también, quizás por eso ahí andamos todos. Yo espero que sirva de inspiración a nuevas generaciones, pero no solo en el cine sino en cualquier ámbito, es cuestión de echarle ganas y se puede llegar a cualquier lugar”, concluyó.


Anuncio