Anuncio

Cabas regresa para recuperar el trono de la fusión latina

El cantante colombiano al lado de su hijo en una imagen difundida en sus cuentas de las redes sociales.
(Facebook del artista)

Mucho antes de que Luis Fonsi tuviese la idea de llamar a Daddy Yankee para que le colaborara en “Despacito”, el cantautor colombiano Andrés Cabas había revolucionado a Latinoamérica con “Ya no eres mi bombón” y había demostrado que era posible fusionar el pop con ritmos urbanos y folclóricos.

Han pasado casi 20 años desde aquel éxito y nueve desde que sacó su último disco, pero Cabas, como se presenta artísticamente, reveló en entrevista que está listo para retomar el trono del rey de la fusión de la música latina.

“Llevo muchos años con muchos artistas liderando este movimiento, con buenas letras que representan lo que realmente somos los latinos. No la limusina, la palmera y las mujeres en bikini”, explicó.

“Somos muchos que decimos que eso no es lo que nos representa y hasta nos sentimos avergonzados con ese estereotipo que nos deja mal parados”, agregó el músico, quien sí aplaudió el trabajo que han realizado en este sentido Jarabe de Palo, Carlos Vives y Café Tacuba, entre otros.

Este junio, Cabas presenta “Amor y traición”, el primer sencillo de su séptimo álbum de estudio con el que ha renovado su compromiso con hacer fusiones con la música colombiana que trasciendan fronteras.

Anuncio

“Siempre pensé que con nuestros ritmos se podía hacer música que no solo fuera tribal. Mi propuesta consiste en combinar muchos elementos y hacer mi sonido propio”, indicó.

De hecho, fue uno de los pioneros en fusionar el folclore colombiano con el rock y el pop. Su primer disco, “Cabas”, lo catapultó a la fama en su país y en otros lugares de América Latina.

Pero fue con su segundo trabajo, “Contacto”, con el que rompió fronteras, llegó a Estados Unidos y recibió una nominación a artista revelación en los Latin Grammy. Después llegaron tres álbumes más y un traspié en 2013 con el cierre de la discográfica con la que tenía contrato, EMI.

La cantante brasileña Anitta, quien fue dada de alta en Sao Paulo por una trombosis en su pierna derecha, lanzó este viernes la canción “Desce pro play”, en la que divide los créditos junto al rapero estadounidense Tyga y su compatriota MC Zaac.

Anuncio

Ahora, como artista, considera que su obligación está en prestar atención a lo nuevo, por lo que ve “Amor y traición” como una versión renovada de su estilo.

Pero además, considera que esta canción y el resto de las que tiene para su nueva producción, que saldrá en octubre, son un esfuerzo “para llenar de buena onda, de luz, con un contenido chévere” al público.

Cabas equipara sus canciones con bebidas “deliciosas”. Para él “Amor y traición” “es como un jugo de guayaba caribeño y lleno de vitamina C, lleno de alegría refrescante”. “Algo que te llena de color”, dijo.

El resto de los temas podrían ser “un agua con limón, otro un mezcalito, otro un tinto (café), otro un té de hierbas aromáticas. Eso sí, todo natural”, indicó. “Las une el romance. Son como boleros nostálgicos, pero muy alegres”.

Anuncio

Para llegar a esta mezcla, precisamente, el disco fue producido por el cubanoestadounidense George Noriega, quien ha trabajado con artistas como Gloria Estefan, Maná y Jon Secada, entre otros.

Cabas lleva, como sus compatriotas colombianos, meses de confinamiento social, que ha disfrutado al máximo en familia, particularmente con su hijo Simón, a quien define como un “músico nato” que además ha llenado su vida y sus creaciones de “dulzura”.

En lo profesional, además de seguir con su música, ha intensificado su relación con el público a través de las redes sociales, con recitales en vivo y charlas. “Me he conectado mucho con los fans”, indicó.

Anuncio

Sin minimizar lo duro de la vida en pandemia, Cabas está convencido de que hay elementos rescatables y ha percibido que “los tiempos están cambiando y la gente está más abierta a música bailable, alegre pero con contenido, cerebro y corazón”.

Su conclusión no solo viene de sus fans, sino de cómo “Amor y traición” ha funcionado con “los pelados” (los más jóvenes). El artista piensa que “el público joven está despertando y esta situación ha creado un espacio para que escuchen las letras de la música y se conecten con artistas más profundos”.


Anuncio