Anuncio

Fallece el salsero puertorriqueño Cano Estremera

El sonero Cano Estremera se dio a conocer con su sencillo "La boda de ella".
(Facebook del artista)

El veterano salsero puertorriqueño Cano Estremera, conocido por éxitos como “La boda de ella”, “El toro”, “El caimán” o "Ámame en cámara lenta”, ha fallecido este miércoles a los 62 años por complicaciones de salud.

“Mi corazón está destrozado, no tengo consuelo”, ha publicado la ahora viuda de Carlos Enrique Estremera Colón, Yamira Arce, en su cuenta de Facebook. Mientras, Marcos Rodríguez, director de programación de la emisora local de salsa Z-93 y conocido como “El Cacique”, ha explicado en una intervención, que Estremera murió esta tarde en un hospital de la isla, donde estuvo recluido alrededor de una semana debido a múltiples complicaciones de salud.

Por su parte, la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, ha manifestado sus condolencias tras el fallecimiento de uno de los intérpretes de salsa de mayor popularidad en Latinoamérica. “Nuestras oraciones para con la familia del Cano Estremera tras su fallecimiento”, ha declarado la gobernadora, quien ha descrito al fenecido cantante como “una gloria del soneo y la salsa puertorriqueña, que nos deja una extraordinaria trayectoria para el orgullo de toda generación. Que descanse en paz”.

El cantante albino sufrió un complicado cuadro de salud debido a una condición de fibrosis pulmonar, por lo cual recibió un trasplante de pulmones hace cerca de dos años. Como resultado del trasplante, el intérprete de otros conocidos temas como “Manuel García”, “Awilda”, “Viernes Social”, “Si me caso mejoro” o “Canta mi gallo”, no volvió a caminar.

El pasado mayo, mientras Estremera se recuperaba de una bacteria que afecta comúnmente a pacientes trasplantados, expresó su deseo de retomar la música. Estremera también cargó con el mote de “El dueño del soneo”, pues en sus presentaciones solía “sonear”, o sea, improvisar en indiscutible manera.

Anuncio

Incluso, Estremera compitió en varios eventos dedicados al “soneo”, llamados “Duelos al anochecer” contra otros destacados salseros, como los puertorriqueños Domingo Quiñones, Lalo Rodríguez y el dominicano Jose Alberto “El Canario”.

El frío empieza a apoderarse de los territorios estadounidenses tras una temporada de calor que parecía interminable, mientras que la pandemia no resuelta obliga todavía a permanecer todo lo que se pueda en casa y mantiene cerrados los bares, los clubes y las discotecas.

En una entrevista con Efe en junio de 2013, Estremera admitió sentirse frustrado, porque el género caribeño que lleva representando alrededor de 40 años, iba en decadencia en Puerto Rico debido al arraigo de otros tipos de música. Según dijo en aquel entonces, la salsa había decaído tanto en Puerto Rico que cuando viaja a países como Colombia, Perú y Venezuela le dicen que es en esos lugares donde actualmente se mantiene vivo este género.

“Uno se frustra. Ellos me dicen: ‘Ya Puerto Rico no es la capital de la salsa, porque nosotros mantenemos la tradición y los bailes’”, dijo el intérprete de éxitos como “El muñeco de la ciudad” y “La profecía”, uno de sus temas más recientes y producido por el también fallecido pianista puertorriqueño José Lugo.

Anuncio

Según una biografía publicada por la Fundación Nacional para la Cultura Popular, el inicio musical de Estremera fue como percusionista en grupos musicales que se formaban en Barrio Obrero, sector urbano de San Juan. Pero la gran oportunidad le llegó cuando se unió a la Orquesta Mulenze 76, que tenían contrato exclusivo con la disquera Fania.

Luego, en el 1978, Estremera conoció al músico y productor puertorriqueño Bobby Valentín, conocido como “El rey del bajo”, quien le invitó a unirse a su agrupación. El primer tema que grabó para la orquesta de Valentín fue “La boda de ella”. Con Valentín, Estremera grabó seis discos, incluyendo dos como solista.

A finales de 1984, decidió desligarse de la orquesta para fundar, un año más tarde, su propia agrupación. En esta nueva etapa “El Cano” se dedicó a interpretar música de todos los géneros.

En 1988, debutó como productor de sus propios discos con el álbum “Salvaje”. Un año más tarde lanzó al mercado la producción “Dueño del Soneo”, que marcó el comienzo de una nueva serie de grabaciones en su carrera profesional.


Anuncio