Anuncio
Share

Los latinos, subrepresentados durante mucho tiempo en el cine y la televisión, se están quedando atrás

An illustration depicting Latinx characters on television through the years.
Vistos de izquierda a derecha, George López de “The George Lopez Show”, Rita Moreno de “One Day At a Time”, America Ferrera de “Ugly Betty” y Jharrel Jerome de “When They See Us”.
(Ilusitración de Evan Solano / para El Times; fotografías de Warner Bros. Television/Netflix/ABC/Netflix)

Con la esperada adaptación cinematográfica de “In the Heights” de Lin-Manuel Miranda, un documental sobre la célebre intérprete Rita Moreno, una nueva entrega de alto octanaje de la franquicia “Fast & Furious” y el próximo remake de “West Side Story” de Steven Spielberg, 2021 se perfila como un año clave para la representación latina en Hollywood.

Pero la historia demuestra que los papeles en los éxitos de taquilla del verano y los aspirantes a los premios no son garantía de un progreso sostenido. De hecho, a pesar de la constante atención que se presta a la cuestión de la diversidad en el cine y la televisión, las estadísticas sobre la representación latina han sido escasas e inconsistentes, y los datos que existen pintan un panorama sombrío: Durante más de una década, la representación de los latinos en la pantalla apenas ha mejorado, a pesar de ser una de las comunidades de mayor crecimiento en Estados Unidos.

En 1999 -cuando ninguna de las 26 nuevas series de otoño de las cadenas de televisión contaba con un protagonista no blanco, lo que provocó un boicot por parte de grupos de defensa como la Coalición Nacional Hispana de Medios de Comunicación (NHMC) y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP)- la Fundación Nacional Hispana para las Artes dijo al Times que los latinos, que entonces representaban el 11% de la población, eran menos del 2% de los personajes en la televisión.

Hoy en día, los latinos contituyen más del 18% de la población, sin embargo, solo fueron el 5.3% de la cuota de papeles en la televisión de difusión en la temporada 2018-19, según el “Informe de Diversidad de Hollywood” de la UCLA de 2020. La representación en la pantalla grande es igualmente sombría: Los latinos representaron solo el 4.6% de los papeles en el cine en 2019, según el mismo informe.

Anuncio

Para entender el estado de la representación latina a lo largo del tiempo, el Times analizó los informes publicados por la UCLA, la USC, la Universidad de Columbia, el NHMC, la National Assn. of Latino Independent Producers (NALIP), el Directors Guild of America (DGA) y el Writers Guild of America (WGA) hasta 2019. (Nuestro análisis excluye el año 2020 por tener en cuenta que los datos son incompletos y que la pandemia del COVID-19 afectó gravemente a la industria del entretenimiento).

Las preguntas orientativas, las fuentes de datos y las metodologías variaron de un grupo a otro, incluso de un año a otro. Y en años anteriores, algunas partes de los estudios anuales, como el “Inequality in 1.300 Films” de la USC y el “Hollywood Diversity Report” de la UCLA, combinaban los datos de todos los grupos no blancos en una sola categoría.

Darnell Hunt, coautor del “Informe sobre la diversidad en Hollywood” y decano de ciencias sociales y profesor de sociología y estudios afroamericanos en la UCLA, explicó que su investigación pretendía “hacerse una idea de cómo le va a la gente de color colectivamente en relación con los blancos” antes de ofrecer desgloses por raza/etnia.

Anuncio

“Empezamos con la industria que ha sido dominada por los blancos. Y la pregunta es: ¿está disminuyendo ese dominio blanco?”, continuó Hunt. “Si mostráramos cada año un desglose de, por ejemplo, nueve grupos diferentes, sería casi imposible seguir la pista de si las cosas están realmente mejorando o empeorando”.

Los factores que dificultan la comparación de los estudios tampoco son un defecto, dijo Frances Negrón-Muntaner, profesora del Centro para el Estudio de la Etnia y la Raza de la Universidad de Columbia: “Que la gente defina los problemas de distintas maneras y utilice diferentes categorías y otros marcos es algo positivo para la producción de conocimiento. La homogeneización no lo es”.

He aquí los resultados de nuestro análisis de la representación latina en los papeles de la pantalla y entre los guionistas, directores y ejecutivos del cine y la televisión.

Como parte de un creciente grupo de escritores latinos que están hablando, los empleados dicen que el proyecto llegó con un presupuesto bajo, un salario pobre y un horario brutal.

Anuncio

Representación en pantalla

La representación en pantalla es una de las medidas más intuitivas de la diversidad en Hollywood, y tanto la cantidad como la calidad de la misma son clave.

Medir la representación por el número de personajes que hablan o tienen nombre es necesariamente imperfecto. Pero el estudio de la USC “Desigualdad en 1.300 películas”, que examina las 100 cintas más taquilleras de cada año en Estados Unidos, deja claro que la cantidad de papeles en el cine para los latinos se ha estancado durante más de una década.

Los investigadores de la USC descubrieron que, incluso en el pico de 2017, los actores latinos solo tenían el 6.2% de los papeles, a pesar de que ese mismo año constituían el 18.1% de la población estadounidense, según la Oficina del Censo de Estados Unidos. (El estudio de la USC agrupa a los de ascendencia española y/o latina, mientras que el “Informe sobre la diversidad en Hollywood” de la UCLA no lo hace).

Anuncio

La televisión ha seguido tendencias similares. En su evaluación de la diversidad del elenco de los programas de televisión emitidos en la temporada 2018-19, el “Informe de Diversidad de Hollywood” de la UCLA encontró que los latinos eran solo el 5.3% del total, un escaso aumento con relación al 5% de hace siete años. Desde la temporada 2011-12, la cuota latina nunca ha superado el 6.4%.

Aunque la UCLA también recoge estadísticas separadas para la televisión por cable y la digital (streaming), el Times optó por visualizar los datos sobre la televisión abierta porque ofrece la mejor sensación de cambio a lo largo del tiempo. Los investigadores de la UCLA estiman que, en los programas en inglés emitidos en Estados Unidos a través de la emisión, el cable y lo digital, los actores latinos constituyeron alrededor del 6% de los miembros del reparto principal en la temporada 2018-19. Durante el período examinado por The Times, los latinos han estado constantemente subrepresentados en la televisión abierta, por cable y digital por igual.

En particular, los datos más recientes que examinamos fueron moldeados por dos cambios metodológicos implementados para el estudio de UCLA de 2020: la restricción de la muestra de televisión digital a los programas en inglés solamente, para dar cuenta de la explosión de la programación original de streaming hecha en el extranjero; y la reclasificación de los actores negros latinos de multirracial a latino. (De los actores del estudio de la temporada de emisión 2018-19, solo cuatro eran negros latinos. El número de actores cinematográficos negros latinos ese año fue de siete).

Anuncio

¿Por qué no han cambiado mucho las cifras de representación latina?

Ana-Christina Ramón, coautora de Hollywood Diversity Report y directora de investigación y compromiso cívico de la división de ciencias sociales de la UCLA, argumenta que los ejecutivos en el poder ven a los latinos, así como a los asiáticos americanos, como extranjeros. “Desgraciadamente, el efecto de eso es que piensan que la comunidad es un nicho y que prefieren el idioma español, por lo que realmente el empuje para la representación en la programación en inglés no ha existido porque hay este malentendido de quién es la comunidad y qué quiere ver la audiencia”.

Charles Ramírez Berg, profesor de la Universidad de Texas en Austin y autor de “Latino Images in Film: Stereotypes, Subversion, and Resistance”, observa además que muchos actores no blancos son elegidos para papeles que enfatizan demasiado su raza o etnia. En lugar de eso, dice, “déjenlos ser personas”.

Actores, escritores, directores y ejecutivos discuten el estado de la representación latina en el cine y la televisión con The Times.

Anuncio

Guionistas

La representación en la pantalla comienza con el guión, y eso significa que cualquier medida de diversidad e inclusión en Hollywood debe tener en cuenta a los guionistas.

Los datos de afiliación del Gremio de Guionistas de América proporcionan algunas de las estadísticas más completas sobre la diversidad en la sala de guionistas. Miles de escritores están representados cada año en los datos, aunque las estadísticas de 2015 a 2018 no están disponibles, según un portavoz de la WGA.

La representación latina entre los guionistas de cine es incluso peor que la representación latina en la pantalla: Desde 2008, los latinos nunca han constituido más del 5% de los guionistas de cine empleados por el WGA, según los datos disponibles.

Anuncio

En televisión, la representación latina rondó por debajo del 5% antes de aumentar en los últimos años. En 2019, los guionistas latinos constituían el 8.7% de los guionistas de televisión empleados, según la medición del WGA, frente al 2.5% de 2008.

La representación en la sala de guionistas importa. “Podrías decir: ‘Bueno, es simple, solo multipliquemos a las Tanya Sarachos y Gloria [Kellett] Calderón’”, dijo el director ejecutivo de NALIP, Benjamín López, refiriéndose al éxito de las showrunners de “Vida” y “One Day at a Time”. “No es tan sencillo porque la mayoría de la siguiente generación no ha podido acceder a una sala de guionistas”.

Una nota sobre los datos de la WGA: No todos los miembros del gremio contados en el “Informe de Guionistas de Hollywood” de 2016, que cubre los años 2008 a 2014, eligieron revelar el origen étnico; por ejemplo, alrededor del 16% de la información sobre el origen étnico faltaba en 2014. La investigación existente, junto con las tendencias predominantes entre los miembros que se negaron a revelar su etnia, llevó a los investigadores a codificar estas entradas como personas de raza blanca para efectos de análisis.

Justo cuando se preveía que habría un festejo en los cines, el estreno por debajo de las expectativas de “In the Heights” desalentó las esperanzas de Hollywood de que las taquillas se recuperen rápidamente y sin contratiempos en el verano.

Anuncio

Directores

Responsables del aspecto y la sensación de un largometraje o un episodio de televisión, los directores tienen voz en todo, desde el reparto hasta la paleta de colores.

La USC descubrió que los latinos representaban el 1.8% de los directores de las 100 películas más taquilleras de 2019, es decir, dos personas en total. En el período de 2007 a 2019 cubierto por el informe de la USC, los latinos representaron el 3.6% de los directores.

La escasez de directores de cine latinos tiene consecuencias: Otro estudio reciente de la USC encontró que “cuando un director latino estaba vinculado a una película, el porcentaje de personajes latinos en la pantalla aumentó del 4% al 13%".

En televisión, los datos recopilados por el Gremio de Directores de América cuentan una historia diferente.

Anuncio

Desde la temporada 2016-17, cuando el gremio de más de 18.000 miembros comenzó a reportar los resultados de su “Informe anual de inclusión de directores de televisión episódica” por raza/etnia, la proporción de episodios de televisión dirigidos por latinos ha aumentado constantemente: Los latinos dirigieron el 4% de los episodios en la temporada 2016-17; en la temporada 2019-20, dirigieron el 7%. Incluso con estos avances recientes, los latinos siguen estando dramáticamente subrepresentados entre los directores de televisión.

Cabe señalar que el informe de la DGA se limita a los datos de sus miembros.

Ejecutivos

Según un análisis de la UCLA, en los puestos más altos de los estudios de cine y las cadenas de televisión, los cargos ejecutivos siguen siendo mayoritariamente blancos y masculinos.

Anuncio

Estos ejecutivos toman decisiones de alto nivel que determinan qué películas y programas de televisión producen y distribuyen sus empresas.

Los investigadores de la UCLA examinaron a los ejecutivos del nivel de jefe de unidad y superior de 74 cadenas de televisión, estudios de televisión y plataformas de streaming, y 11 estudios de cine importantes y medianos en 2020.

En el ámbito de la televisión, encontraron solo 20 ejecutivos latinos de 919, o el 2.1%, ninguno en el nivel de director general/presidente. De los 170 ejecutivos de cine estudiados, nadie era latino.

El Buki Mayor y sus compañeros de siempre se convierten en los primeros artistas latinos en debutar en uno de los estadios más modernos y nuevos del país.

Anuncio

“Todo empieza en la cima”, dice Hunt. “La cultura de estas organizaciones viene determinada por las personas que residen en las salas ejecutivas, que toman decisiones sobre lo que se aprueba, el tamaño del presupuesto, quién dirige... quién es el showrunner de una serie concreta. Todo eso depende en gran medida de la composición del grupo de directivos”.

Y la diversidad de las salas ejecutivas es la clave del progreso sostenible, dijo Ramón.

“Si solo se pone a una persona de color en un puesto alto, no será suficiente, porque hay que apoyarla con más personas de color”, señaló Ramón. “No basta con nombrar a un individuo de color como jefe de algo. Todavía se necesitaría crear toda una cultura y algo de arriba a abajo en los estudios que demuestre que hay esfuerzos de inclusión y que estás contratando y promocionando a gente de color”.

¿Y ahora qué?

Desde que el NALIP colaboró con la Universidad de Columbia, la Fundación Nacional Hispana para las Artes (NHFA) y el Instituto Nacional Latino de las Artes, la Educación y los Medios de Comunicación (NLAEMI) en el estudio seminal de Negrón-Muntaner de 2014 “The Latino Media Gap: The State of Latinos in U.S. Media”, López dice que ha visto un impulso continuo para rastrear esos datos, incluso por parte de las cadenas de televisión y los estudios de cine que han incorporado funciones o departamentos centrados en la diversidad, la equidad y la inclusión.

Anuncio

Y al cuantificar con precisión los fallos de representación de Hollywood, así como al responsabilizar a las personas, los procesos y las instituciones, los últimos 10 años de análisis han sido fundamentales para el interés sostenido por el tema.

Sin embargo, López advierte que no se debe confiar únicamente en los datos para obtener una imagen global del estado de la representación.

“Se podría decir que Ryan Murphy siempre va a formar equipo con los Steven Canals del mundo para hacer algo como ‘Pose’, lo cual es genial”, dijo. "¿Cuáles son las posibilidades de que Steven Canals consiga su propio mega-acuerdo, incluso dentro de la misma plataforma? Para mí, esa es una mejor medida del éxito que decir simplemente que hay un logro demográfico en ese punto de datos”.

“Creo que es mejor ir más allá y medir el impacto de ese acuerdo, su magnitud y su significado”, continuó. “Tenemos que idear un sistema de medición mejor”.

Anuncio

Un enfoque de colaboración en la recogida de datos podría ser útil para los investigadores.

“El escenario ideal sería que... estos conjuntos de datos fueran públicos y los siguiéramos alimentando”, dijo Negrón-Muntaner. “Así se pone a disposición de la gente para que haga más trabajo y también para que los activistas, la industria, los gremios y todos los diversos actores de este panorama puedan acceder a la información”.

Los estudios longitudinales como el de Negrón-Muntaner siguen siendo escasos, dijo, porque consumen mucho tiempo y son difíciles de producir sin financiación. Pero es la visión histórica la que ha permitido a los investigadores identificar lo que ella llama un “patrón de zigzag” en la representación latina, que aumenta o disminuye de forma incremental año tras año, mientras se queda atrás en el crecimiento exponencial de la población latina, un patrón que continúa, según el análisis de The Times.

También es un patrón que es malo para los negocios: “Un público cada vez más diverso exige contenidos diversos”, destacó Ramón, señalando a la gente de color como una fuerza impulsora en la taquilla que ha impulsado el éxito de películas como la franquicia “Fast & Furious”.

Anuncio

Lo que puede hacer que “In the Heights” -un proyecto de alto perfil por derecho propio, que coincide con la reapertura más amplia de los cines de Estados Unidos- sea lo que Ramón llama “un cambio de juego para las películas latinas, al menos en Hollywood”. “Esta cinta es la mejor para este momento”, dijo. “Es una especie de película alegre que realmente tiene una historia muy personal que resuena con diferentes comunidades también y no solo con nuestra comunidad latina. Así que estoy muy interesada en ver cómo reacciona la gente, pero creo que será de manera positiva”.

Anuncio

To read this note in English click here


Anuncio