Nick Mason mantiene vivo el legado de Pink Floyd mientras promueve la exposición de su mítico grupo en L.A.

El baterista británico Nick Mason posa en una de las salas de la nueva exposición en Hollywood.
(Armando García)
Share

El baterista de la legendaria banda progresiva se revela ante ‘The Pink Floyd Exhibition: Their Mortal Remains’

Su última presentación en vivo duró solo 20 minutos y se dio en julio del 2005, como parte de Live 8, un megafestival internacional de música con conciencia social. Pero los incontables fanáticos que tiene alrededor del mundo siguen esperando con ansias que la ya larguísima enemistad entre su guitarrista y su bajista disminuya nuevamente hasta un punto que permita lo que, a estas alturas -tras el fallecimiento del tecladista Richard Wright en el 2008-, sería una reunión parcial de la formación más conocida.

Estamos hablando de Pink Floyd, una de las bandas más celebradas y aclamadas en la historia del rock, lo que le brinda interés particular a la espectacular muestra de más de 350 objetos de carácter personal que acaba de abrirse en el Vogue Multicultural Museum (6675 Hollywood Blvd., Los Ángeles, CA 90028), y que se extenderá hasta el 9 de enero del 2022.

Más allá de exhibir instrumentos musicales empleados en algún momento por la banda desde su fundación en 1964, “Their Mortal Remains” incluye hojas de papel con letras escritas por los mismos ídolos del rock progresivo; dibujos a mano de Roger Waters (el aludido bajista) y Syd Barrett (el mítico fundador fallecido en el 2006); afiches de giras y conciertos; arte gráfico vinculado a la banda y elementos escenográficos de gran tamaño que se emplearon durante sus presentaciones o se usaron para las icónicas portadas de los álbumes.

La zona de la exhibición en la que se muestran las maravillas de “The Wall”.
La zona de la exhibición en la que se muestran las maravillas de “The Wall”.
(Armando García)
Anuncio

Y todo esto se aprecia a través de un recorrido en orden cronológico que nos permite también acceder a numerosos videos con entrevistas e información relevante que se puede además escuchar con el uso de los audífonos proporcionados a la entrada del recinto.

Pese a que Waters y David Gilmour (el guitarrista y vocalista que reemplazó a Barrett) han sido los miembros de Floyd que se han inmiscuido más en las conversaciones debido a sus papeles creativos y de liderazgo, los fans admiran también con justicia la labor del baterista Nick Mason, quien ha sido de hecho el único integrante presente en todos los discos y cuya labor de autor tampoco debe pasar desapercibida, como lo demuestran los créditos de piezas de la talla de “Time”, “Careful With that Axe, Eugene” y “One of These Days”.

De hecho, Mason es el único sobreviviente del grupo que se está tomando realmente en serio la promoción del legado del grupo, como lo demuestra su decisión de viajar hasta el Sur de California desde Inglaterra para asistir a la apertura de la exposición y hablar con la prensa, lo que nos dio la oportunidad de tener una entrevista privada con él (cuyo versión en video puedes ver también aquí abajo) en la que habló de la misma muestra, de su trabajo histórico con Floyd, de su nueva banda A Saucerful of Secrets, de la popularidad que tienen los intérpretes de “Comfortably Numb” en Latinoamérica y hasta de la desaparición reciente del gran Charlie Watts.

Gracias, Nick; es un honor estar aquí con usted. Estamos en la nueva exposición de Pink Floyd, que realmente no es nueva, porque ha estado dando vueltas por varios países, pero que acaba de debutar en nuestra ciudad. Sé que ha sido muy importante para usted, porque después de verla por primera vez en Londres, decidió que quería ponerse a tocar de nuevo la batería, y ese fue el origen de su nueva banda, A Saucerful of Secrets, enfocada en la interpretación de temas de la primera etapa ‘floydiana’. ¿Puede hablar de la muestra y de su significado?

Debo empezar diciendo que estuve a punto de detener esto antes de que empezara, porque el director del museo original me dijo que estaban intentando armar una exhibición y yo pensé que no podríamos hacerla porque no teníamos los objetos necesarios. No tenía idea de toda la gente que tenía una o dos cosas [nuestras] y de la posibilidad que había de reunir todo eso, así como de la cantidad de información que se encontraba disponible. Una vez que empezó, la amé por completo, porque fue maravilloso poder mostrar nuevamente el trabajo de toda esta gente que colaboró con nosotros durante muchos años, como Storm [Thorgerson], Hipgnosis y Mark Fischer. Parecía la oportunidad ideal para lograr algo muy distinto a lo habitual.

Anuncio

Pero tienes razón: también me hizo recordar que lo que más me gusta de la música es tocarla, y eso es algo que un museo no te puede dar. Te puede dar música grabada, pero no en vivo.

¿Qué hay con el futuro de A Saucerful of Secrets? Lo último que sé es que tuvieron que posponer la gira europea del 2020 debido a la pandemia. ¿Están planeando regresar a los escenarios?

Claro que sí. De hecho, lo que estamos planeando es volver a ensayar a partir del próximo mes para poder estar en una posición que nos ofrezca la posibilidad de hacerlo. Nuestra intención es hacer una gira estadounidense en el 2022, lo más pronto que sea posible.

‘The Pink Floyd Exhibition: Their Mortal Remains’ llegará finalmente a L.A.

¿Cómo se siente con todo lo que está pasando? Tiene una exposición de gira por grandes ciudades del mundo, ha regresado a los escenarios… Vi un video en el que aparece tocando maravillosamente ‘Set the Controls for the Heart of the Sun’, que es un tema muy complicado. Todavía puede hacerlo, ¿verdad?

¡Espero que sí! Hace dos años que no tocamos. Pero esa es para mí la mejor parte de estar en esta industria: hacer música frente a una audiencia en vivo. Cuanto más rápido podamos retomarlo, mejor.

Más allá de todo lo que ha pasado al interior de Pink Floyd, y que es de conocimiento público, ¿ve todavía posible que podamos ver a los sobrevivientes de la banda compartiendo un escenario?

No veo cómo podría ocurrir en este momento, pero la verdad es que nunca se sabe. Nunca pensé que podríamos haber hecho lo de Live 8, pero lo hicimos. Se necesitaría un gran cambio de actitud en David [Gilmour] y Roger [Waters]. Yo lo haría mañana mismo, completamente feliz, pero ellos no están listos para hacerlo.

La gente ama su manera de tocar la batería, por supuesto, ¿pero qué quisiera usted que se recordara más en lo que corresponde a los aportes que hizo a Pink Floyd?

Es una banda, por lo que sería tonto esperar que la gente recordara un instrumento específico. Creo que sería por lo que hicimos con lo que en esa época era un nuevo concepto: crear algo que fuera más que canciones individuales separadas por tres segundos de silencio. Eso es probablemente lo que más se recordará de nosotros, como lo que hicimos en ‘Dark Side [of the Moon] y ‘The Wall’; algo más que simples canciones. La idea conceptual.

Anuncio

¿Escucha nuevas bandas?

No mucho. No es porque no me gusten; algunas son excelentes. Pero inevitablemente, cuando te pones a escuchar música, vas a lo que realmente te gusta. No soy un cazador de nuevos talentos. Escucho a Joni Mitchell, Jimi Hendrix, Janis Joplin y otros artistas de mi generación.

Uno de los sets de batería usados por Mason en la década de los ’70.
Uno de los sets de batería usados por Mason en la década de los ’70.
(Armando García)

Vi que escribió algo muy bonito sobre Charlie Watts en las redes sociales, y tengo entendido que usted empezó justamente escuchando el rock’n’roll antiguo, aunque después se puso a tocar ritmos más complicados.

Charlie era uno de esos bateristas que son siempre subestimados, pero lo que hizo en los Rolling Stones fue verdaderamente brillante. Era tan perfecto que exige ser reconocido.

¿Por cuánto tiempo más cree que seguirá tocando la batería? Su estilo es muy exigente.

No lo sé. Hay que tener los dedos cruzados. Lo haré mientras pueda hacerlo. La llegada del momento en que no podré es inevitable, pero no podemos preocuparnos ahora por eso.

Pink Floyd tocó únicamente en un país latinoamericano; fue en la gira de ‘Division Bell’ de 1994, en Ciudad de México. De hecho, fueron dos conciertos seguidos por allá. Sin embargo, ¿tiene alguna historia sobre la música o la cultura latina que pueda contarnos?

Estoy auspiciado por [la marca] LP [Latin Percussion], y me fascinan los sonidos de la percusión latina. Es una de las cosas que menciono cada vez que tomo un curso para aprender algo nuevo. Pero lo más importante sería lograr que A Saucerful [su nueva banda] tocara en algunos de esos países sudamericanos en los que nunca estuvimos, porque con Floyd, tendíamos a no girar lo suficiente, y cuando lo hacíamos, solíamos ir a Norte América y Europa.

¿Cómo se siente con todos los admiradores que tiene Pink Floyd en Latinoamérica, pese a que se trata de un grupo muy británico con una música que no es para nada comercial?

Anuncio

Puede tratarse de una conexión europea que tiene que ver con el Mediterráneo y con España. Hay definitivamente algo que los atrae.

Este es uno de los atuendos de Mason durante la era más psicodélica de la banda.
Este es uno de los atuendos de Mason durante la era más psicodélica de la banda.
(Armando García)