Anuncio
Share
Entretenimiento

¿Por qué Archie, el nuevo miembro de la familia real británica no tiene título? aquí nuestra hipótesis

bebe1

El Príncipe Harry y su esposa, Meghan, presentan Archie Harrison Mountbatten-Windsor. No es un príncipe, pero tendrá derecho a serlo después; es complicado. (Dominic Lipinski / AFP/Getty Images)

(Getty Images)

No es un príncipe, ni un señor, ni un duque, ni un conde.

Es el Maestro Archie.

El duque y la duquesa de Sussex -más comúnmente conocidos como el príncipe Harry y Meghan Markle- desafiaron las probabilidades de los corredores de apuestas cuando eligieron un nombre para su primogénito que no está impregnado de tradición y no tiene un gran título.

Esto plantea algunas preguntas: ¿por qué lo hicieron ¿es sólo porque es mitad estadounidense? ¿quién decide estas cosas?

Anuncio

Tenemos algunas respuestas.

bebe2

El príncipe Harry y su esposa, Meghan, junto con su madre, Doria Ragland, presentan a su nuevo hijo a la reina Isabel II y al príncipe Felipe. (Chris Allerton / SussexRoyal)

(Los Angeles Times)

Las preguntas son quién obtiene un título real, qué es ese título, cuándo lo obtiene y por qué está impregnado de la tradición de generaciones.

Harry y su hermano, William, son príncipes, pero sus esposas son duquesas, no princesas. Sus padres son el príncipe Carlos y la difunta princesa Diana, pero la segunda esposa de Carlos es la duquesa de Cornualles. Algunos de los nietos de la Reina Isabel II son príncipes y princesas; otros no.

Anuncio

¿Confundido? eso no es de sorprender, dice el comentarista real Richard Fitzwilliams.

“Es un laberinto. Realmente es un campo minado, pero tiene una trascendencia tremenda”.

Así que, expliquémoslo:

Maestro Archie Harrison Mountbatten-Windsor

A pesar de ser el bisnieto de la reina Isabel II, nunca se garantizó que Archie nacería como príncipe.

En 1917, el rey Jorge V decidió limitar el número de altezas reales dentro de la familia y decretó que sólo los hijos del monarca, y los nietos del monarca en la línea masculina, recibirían ese título.

Esto significa que los cuatro hijos de la reina son conocidos como príncipes y princesas, pero sólo los hijos del monarca pueden pasar ese título a sus nietos.

Bajo las reglas de Jorge V, el nieto mayor del príncipe de Gales -es decir, del príncipe Carlos, el hijo mayor de la reina- también se convertiría en una alteza real. Pero ese honor no se transmitiría a ninguno de los otros bisnietos del monarca.

Anuncio

Pero no es así de simple.

Para alterar esto, la reina emitió una “patente de cartas” en 2012 para que el príncipe Guillermo y su esposa, Catalina - alias el duque y la duquesa de Cambridge - pudieran nombrar a todos sus hijos príncipes o princesas. Esto significa que sus tres hijos son el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis. Pero ella no ha hecho eso por el bebé Archie; por lo tanto, él no es un príncipe.

Harry y Markle tomaron la decisión de referirse a Archie como “maestro”, que es simplemente una forma arcaica (en la mayoría de los círculos) de dirigirse a un niño que todavía no es un “señor”.

bebe3

La ex Kate Middleton se convirtió en su alteza real, la duquesa de Cambridge, cuando se casó con el príncipe Guillermo (cuyos otros títulos incluyen duque de Cambridge). (WPA Pool / Getty Images)

(Getty Images)

Si hubieran querido darle un título a su hijo, el príncipe Harry y Meghan, su esposa nacida en Los Ángeles, podrían haber optado por el conde de Dumbarton. (No pregunte por qué.) Pero rechazaron ese título. En cambio, le dieron a su hijo el nombre de Archie, que no tiene ningún vínculo con ningún otro personaje real, aunque ha sido inmortalizado en una larga serie de cómics estadounidenses.

Usará el apellido Mountbatten-Windsor, que se formalizó en la familia real 13 años después de que la reina Isabel se casara con el príncipe Felipe. Hasta entonces, la familia real sólo era conocida como Windsor. El cambio fue considerado un guiño para el lado de la familia de Felipe. “Mountbatten-Windsor es utilizado por los miembros más pequeños de la familia, los más cercanos a la reina, pero no de alteza real”, dijo Joe Little, editor jefe de la revista Majesty.

Dado el decreto de Jorge V, cuando el príncipe Carlos se convierte en rey, “todos sus nietos se convierten en príncipes y princesas”, dijo Little. Así que en ese momento, Archie tendrá derecho a convertirse en príncipe. Se informó el pasado jueves que Harry y Meghan están de acuerdo con eso - sólo querían mantener las cosas menos complicadas para su recién nacido por ahora.

Princesa Diana y Camilla, duquesa de Cornualles

Anuncio

Contrariamente a la creencia popular, la primera esposa del príncipe Carlos nunca fue nombrada oficialmente princesa Diana. Su título oficial era princesa de Gales. Durante sus 15 años de matrimonio, ella también tuvo el título de su majestad.

Cuando Carlos tome el trono, Camila se convertirá oficialmente en reina. Pero cuando la pareja se casó, su equipo de medios de comunicación dijo que ella “tenía la intención de usar” el título de princesa consorte en su lugar. Queda por ver si esa decisión se mantiene después de 14 años de matrimonio.

“Ha habido mucha controversia sobre el matrimonio, claramente”, dijo Little. “Ella debería ser la reina Camila, tendría el mismo estatus que su marido”.

Meghan Markle, Duquesa de Sussex

Al casarse con un príncipe, Markle se convirtió en su alteza real, la duquesa de Sussex, pero no en una princesa.

Asimismo, al casarse con el príncipe Guillermo, Catalina Middleton -como Markle, una plebeya, aunque británica- se convirtió en su alteza real, la duquesa de Cambridge. Sin embargo, cuando se expidieron los certificados de nacimiento de sus hijos, la ocupación de Catalina estaba escrita como “princesa del Reino Unido”, por lo que, por defecto, es una princesa aunque no lo sea por su nombre.

Todavía no está claro si Markle recibirá un tratamiento similar.

Tanto William como Harry también tienen otros títulos. William es duque de Cambridge, conde de Strathearn y barón Carrickfergus, (no lo estamos inventando), y Harry también es el conde de Dumbarton y el barón Kilkeel.

Lo siento, pero una boda - no importa que tan allegada a la realeza sea - no creará a la’princesa Meghan’.

Las dos esposas no pueden ser conocidas como la princesa Catalina y la princesa Meghan porque no tienen sangre real, así que no son princesas por derecho propio.

Los otros hijos de la reina Isabel II y el príncipe Felipe

La reina y su marido, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, tuvieron cuatro hijos, tres varones y una mujer. En orden de nacimiento, son el príncipe Carlos, el príncipe Andrés, la princesa Ana y el príncipe Eduardo.

Bajo las reglas de Jorge V, los hijos de la princesa Ana no podían utilizar el título de “alteza real”, pero se cree que la reina les ofreció un título de cortesía al nacer, que fue rechazado. Por lo tanto, simplemente se llaman Peter y Zara Phillips, (Zara fue citada en el Times de Londres diciendo que se sentía “muy afortunada” de que sus padres decidieran no dar títulos a sus hijos).

El hijo menor de la reina, el príncipe Eduardo, también decidió romper con la tradición y rechazar la oportunidad de dar a sus hijos el título de príncipe y princesa. Al casarse con su esposa, Sophie, adoptaron el título de conde y condesa de Wessex, en lugar de los más prestigiosos duques y duquesas. También eligieron dar a sus hijos los títulos más modestos de lady Louise Windsor y James, vizconde Severn.

El segundo hijo de la reina, el príncipe Andrés, duque de York, se aferró a la tradición. Sus dos hijas son conocidas como las princesas Beatriz y Eugenia de York.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio