Advertisement

¿Cómo logrará Disney que los visitantes de la nueva atracción de Star Wars se vayan?

¿Cómo logrará Disney que los visitantes de la nueva atracción de Star Wars se vayan?
El nuevo espacio en Disneyland, Star Wars: Galaxy's Edge, inaugura este 31 de mayo. Durante las primeras tres semanas, sólo los visitantes con reservación podrán ingresar. (Walt Disney Co.) (Los Angeles Times)

Los fanáticos de "Star Wars" pasaron años esperando que Disneyland les permitiera ingresar a una 'galaxia muy, muy lejana'. Entonces, ¿cómo logrará el mágico mundo que se retiren de ella?

La apertura de Star Wars: Galaxy's Edge, el 31 de mayo próximo, pondrá a prueba los esfuerzos del parque al momento de abrir una ampliación muy esperada sin que haya aplastantes multitudes, frustración y el caos que pueden acompañar a una nueva atracción.

Advertisement

Se cree que el área, publicitada por todo lo alto, atraerá tanta gente que los ingenieros y paisajistas de Disneyland trabajaron durante meses para dar cabida a más visitantes al ampliar pasillos y mejorar los sistemas de filas.

Para mantener un cierto orden durante las primeras tres semanas después de la apertura de la atracción, de 14 acres, Disneyland exigirá tener reservaciones para que cada visitante ingrese al nuevo espacio, y usará pulseras de colores para distinguir el periodo de tiempo -de cuatro horas- que corresponde a cada persona.

Advertisement

Una vez que ese tiempo expire, los empleados del parque -vestidos como personajes de la saga, le informarán cortésmente al visitante que debe abandonar el terreno para dar paso a nuevos usuarios.

Los representantes de Disneyland esperan que la mayoría de los invitados siga las instrucciones de cortesía. Pero no aclaran que sucederá si estos ignoran las solicitudes.

"Cuatro horas es mucho tiempo", señaló Kris Theiler, vicepresidente del parque Disneyland. "La mayoría de los asistentes se sentirán listos para partir después de ese lapso".

El nuevo predio, valuado en $1.000 millones, se construyó en la esquina noroeste del parque, en reemplazo de varias atracciones en Frontierland, incluido un zoológico de mascotas. Tendrá tres entradas, donde los empleados podrán controlar el flujo de la multitud.

Advertisement

La expansión está diseñada para parecerse a un puesto remoto en el planeta Batuu, lleno de forajidos espaciales, contrabandistas y rebeldes que luchan contra el imperio del mal. El predio cuenta con dos atracciones, cuatro restaurantes, una cantina temática espacial y cinco tiendas.

Los trabajadores daban el pasado lunes los toques finales a las cuestiones eléctricas y mecánicas, como un robot asador en un restaurante de barbacoa, mientras los periodistas recorrían y vislumbraban la nueva zona.

Los edificios parecen viejos y devastados por la guerra, y las columnas rocosas que salpican el paisaje buscan asemejarse a restos de árboles petrificados gigantes. Desde altavoces ocultos se escuchan rugidos de naves espaciales que aterrizan y despegan.

Varias tiendas y restaurantes funcionan en un área que semeja un bazar de Medio Oriente.

Todos los carteles en los edificios de concreto están en un idioma extraño, pero los visitantes -con la aplicación Play Disney Parks- podrán traducirlos al inglés, adelantaron representantes del parque. Todos los demás tendrán que pedir ayuda al personal para identificar las tiendas y restaurantes. "Si no funciona, podemos modificarlo más tarde", agregó Theiler, refiriéndose a los letreros.

Sólo una atracción, la interactiva Millennium Falcon: Smugglers Run, estará en marcha el día de la inauguración. La segunda atracción de Galaxy's Edge, Star Wars: Rise of the Resistance, comenzará a operar más adelante este año.

Los representantes del parque no revelaron si limitarán la cantidad de veces que los asistentes podrán abordar la atracción del Millennium Falcon durante cada periodo de cuatro horas. Si el juego se daña durante el período de las tres semanas en que se hicieron las reservaciones, Disneyland compensará a los usuarios, adelantaron funcionarios del parque, pero aún no se han proporcionado detalles.

Los visitantes de Universal Studios Hollywood miran por la puerta principal de la atracción The Wizarding World of Harry Potter, inaugurada en abril de 2016. (Al Seib / Los Angeles Times)
Los visitantes de Universal Studios Hollywood miran por la puerta principal de la atracción The Wizarding World of Harry Potter, inaugurada en abril de 2016. (Al Seib / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

El sistema de reservas es una iniciativa de Disneyland para evitar las muchedumbres y la reacción negativa en las redes sociales que tuvieron lugar en la apertura de otras atracciones exitosas, como The Wizarding World of Harry Potter, en Universal Studios Hollywood, en 2016, y Cars Land, en el California Adventure Park de Disney, en 2012.

Advertisement

Cuando se realizó la renovación de la popular Tower of Terror, en el California Adventure Park de Disney, en 2017, para convertirla en Guardians of the Galaxy: Mission Breakout, las filas durante el primer fin de semana fueron de hasta cinco horas.

Los visitantes del parque que reserven habitaciones en cualquiera de los tres hoteles de Disneyland Resort obtienen automáticamente una reserva de cuatro horas para recorrer el nuevo espacio. Aquellos que no optaron por reservación hotelera se les permitió hacer reservas en línea desde el 2 de mayo. Las reservas para el período inicial, del 31 de mayo al 23 de junio, se agotaron en dos horas.

También hubo problemas: algunas personas con reservaciones hoteleras se quejaron de que Disney les envió confirmación de reservas para recorrer el nuevo espacio en las fechas equivocadas, y otras protestaron porque el sistema en línea no les daba la oportunidad de agregar amigos y familiares a su grupo. Según representantes de Disney, estos inconvenientes ya fueron abordados.

Después del 23 de junio, el parque temático lanzará un sistema de fila virtual, similar al FastPass que se usa para programar citas en las atracciones más populares.

Mediante la aplicación de Disneyland o en un quiosco en el parque, los visitantes pueden registrarse para ingresar a la tierra de Star Wars. Cada grupo de recorrido tendrá un periodo de dos horas para ingresar al predio, pero no tendrá límite de tiempo una vez dentro. Los trabajadores de Disneyland evaluarán qué tan lleno de gente está el lugar antes de decidir el aceptar más grupos.

Los funcionarios de Disneyland no decidieron aún con cuánta anticipación exigirán registrarse en el sistema de filas virtuales, lo cual sugiere que podría implementarse siempre que la tierra de Star Wars tenga una gran demanda de público.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement