Anuncio
Share

Ciudad de México aclara que médicos cubanos contratados estaban acreditados

Ciudad de México aclara que médicos cubanos contratados estaban acreditados
Fotografía de archivo donde aparece el personal médico que trabaja en un hospital en Ciudad de México (México). EFE/ Sáshenka Gutiérrez

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) aclaró este lunes que los 585 médicos cubanos contratados en 2020 por el Gobierno capitalino para atender la pandemia por coronavirus estaban acreditados por el Ministerio de Salud de la isla y no eran “falsos”.

“Se incorporaron desde el 27 de abril (de 2020), 585 cooperantes, todos profesionales de la salud acreditados por el Ministerio de Salud de Cuba, con perfiles en epidemiología, medicina general integral, medicina crítica, biomedicina, enfermería general y enfermería especializada”, aclaró la Sedesa en un comunicado.

Esto después de que senadores del conservador Partido Acción Nacional (PAN) denunciaran este lunes que los Gobiernos federal y de la Ciudad de México contrataron presuntamente a los profesionales cubanos quienes no contaban con título universitario para atender a pacientes covid-19 en México.

Julen Rementería, coordinador del PAN en el Senado mexicano, denunció este lunes que tanto el Gobierno federal como el capitalino habrían gastado en 2020 poco más de 255,87 millones de pesos (unos 12,7 millones de dólares) en la contratación de los especialistas cubanos que no contaban con un título que respaldara su experiencia.

Anuncio

Además, dijo, pidió información a por lo menos seis dependencias públicas sobre estos especialistas y ninguna pudo darle una respuesta, por lo que concluyó que eran médicos “falsos”.

Al respecto, la Sedesa detalló que el acuerdo con el Ministerio de Salud de Cuba formó parte de la estrategia de fortalecimiento de los servicios de salud de la ciudad frente a la pandemia generada por el coronavirus.

Puntualizó que el convenio tuvo como objetivo “la cooperación técnica, científica y académica en materia de salud y prevención, para fortalecer la estrategia mexicana, ante la situación de emergencia sanitaria, para combatir la enfermedad”.

Y explicó que este acuerdo incluyó asesoramiento, organización y administración de los sistemas de salud, capacitación para clasificar los casos y atención al paciente por profesionales sanitarios, en las regiones y unidades médicas de salud que determinó la Secretaría.

Asimismo, aseguró que los expedientes del personal, que participó en la cooperación internacional, que acreditan su asignación a las unidades de salud, sus actividades y los informes de trabajo, están “debidamente integrados” y están bajo el resguardo de la Sedesa y amparados por la Ley de Protección de Datos Personales.

En cuanto a sus actividades, la dependencia informó que los profesionales cubanos apoyaron en atención primaria, en el desarrollo de actividades técnicas, científicas y académicas del área de la salud, “cumpliendo jornadas de trabajo de 40 horas semanales”.

En abril de 2020, el secretario de Salud de México, Jorge Alcocer, firmó un acuerdo que autorizaba a los Gobiernos locales a “contratar personal profesional de la salud con formación en el extranjero” mientras duraba la pandemia del coronavirus.

La decisión levantó controversia en el país debido al costo por los servicios de los médicos y por las actividades que realizarían.

En diciembre de ese año, Sheinbaum anunció que 500 médicos cubanos habían llegado a Ciudad de México para apoyar en la pandemia en la capital mexicana, que en ese momento vivía el culmen de la segunda ola de contagios.

Meses antes, durante la primera ola de la pandemia, también se anunció el arribo de centenares de médicos cubanos al país.


Anuncio