Anuncio
Share
Política

El Senado comenzará los preparativos de juicio político el jueves, el cual iniciará la próxima semana

Speaker of the House Nancy Pelosi
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, había retrasado el envío de los artículos de juicio político al Senado durante casi un mes.
(Saul Loeb / AFP-Getty Images)

El Congreso planea publicar los artículos de juicio político contra el presidente Trump el miércoles, permitiendo que el Senado comience los preparativos al día siguiente para que termine el enfrentamiento de casi un mes entre las dos Cámaras.

Los procedimientos preliminares para el tercer proceso de juicio político en la historia de Estados Unidos comenzarían el jueves después de que los artículos sean transferidos ceremonialmente a través del Capitolio y el Presidente del Tribunal Supremo John G. Roberts Jr. preste juramento para supervisar el juicio. Se esperaría una votación sobre las controvertidas reglas y procedimientos el martes antes de que se inicien los argumentos.

El destino del presidente es casi seguro. Los demócratas no están cerca de los 67 votos que necesitarían para sacarlo de su cargo. Aún así, los legisladores de ambas partes han estado ansiosos por comenzar el juicio, que se espera que dure al menos dos semanas y que consuma gran parte de la atención de Washington.

E incluso en medio de lo que parece estar destinado a ser un asunto altamente partidista, persiste cierta incertidumbre, destacada por la revelación el martes de nuevas pruebas relacionadas con las actividades de los leales de Trump en Ucrania, incluido el abogado personal de Trump, Rudolph W. Giuliani, y su asociado que también ha sido acusado, Lev Parnas. Los demócratas dijeron de inmediato que la nueva información, que no se presentó durante la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes, debe ser examinada ahora durante el proceso del Senado.

Anuncio

La presidenta del Congreso, Nancy Pelosi (demócrata de San Francisco) había estado reteniendo los artículos en la Cámara con la esperanza de obtener términos de juicio más favorables para los demócratas, manteniendo a sus lugartenientes más cercanos en la oscuridad sobre cuándo terminaría el callejón sin salida.

Los demócratas de la Cámara tomaron la decisión de trasladar los artículos el martes en una reunión a puerta cerrada en el sótano del Capitolio, según fuentes demócratas. Pero Pelosi (D-San Francisco) había indicado el viernes que estaba lista para terminar el enfrentamiento.

“El pueblo estadounidense merece la verdad, y la Constitución exige un juicio”, dijo Pelosi en un comunicado.

La Cámara también tendrá que votar el miércoles para aprobar los nombres de los legisladores de la Cámara que servirán como supervisores en el juicio del Senado. Básicamente actuarán como fiscales para presentar el caso a los senadores. Esas personas no fueron nombradas el martes, pero se espera que incluyan al presidente del Comité Judicial Jerrold Nadler (D-N.Y.) y al congresista Adam B. Schiff (D-Burbank), quienes llevaron a cabo gran parte de la investigación como presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara.

Anuncio

El plan del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, para llevar a cabo los procedimientos previos al juicio esta semana y comenzarlo la próxima semana dependerá del consentimiento de los 100 senadores. El líder de la minoría del Senado, Charles E. Schumer (demócrata de Nueva York), dijo que no había visto la resolución de McConnell de establecer las reglas y que no se comprometería a apoyar su calendario, aunque los demócratas han indicado que no retrasarán el juicio innecesariamente.

Pero las partes están en desacuerdo sobre si el juicio incluirá citaciones para testigos y documentos que la administración Trump bloqueó de la Cámara. Los demócratas dicen que ambos son necesarios para un juicio justo y quieren una garantía desde el principio de que se incluirán testigos y documentos. McConnell y los republicanos del Senado dicen que escucharán los argumentos tanto de los supervisores demócratas de la Cámara como de los abogados de Trump antes de determinar si se necesita más material.

La semana pasada, McConnell anunció que tiene suficientes votos republicanos para adoptar tales reglas de juicio sin el apoyo demócrata. Enmarcó esto bajo el mismo precedente que el utilizado en el juicio de destitución del presidente Clinton. “Vamos a votar sobre eso en el momento apropiado”, dijo McConnell. “Tendremos que esperar y ver cuál es el sentimiento del Senado” después de escuchar los argumentos.

Pero el precedente del caso de Clinton contó con el apoyo de ambos partidos y los 100 senadores. Los demócratas dicen que los republicanos esperan criticar la decisión sobre los testigos sin ningún plan de votar para realmente escucharlos.

Los republicanos parecen estar universalmente alineados con el plan de McConnell, pero la verdadera pregunta que el Senado tendrá que abordar es si hay suficientes votos republicanos para exigir testigos al concluir los argumentos iniciales. Un puñado de senadores republicanos, incluidos los senadores Lisa Murkowski de Alaska, Mitt Romney de Utah y Susan Collins de Maine, dicen que apoyan o están abiertos a la idea de los testigos en este momento.

Suponiendo que los 47 demócratas apoyen una moción para llamar a testigos, tendrían que recurrir a cuatro republicanos para tener éxito.

Anuncio

Los republicanos advierten que si los demócratas pueden citar testigos - en la parte superior de su lista está el ex asesor de Seguridad Nacional John Bolton y el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney -, entonces los republicanos también pueden llamarlos. En la parte superior de la lista del Partido Republicano estaría Hunter Biden, hijo del ex vicepresidente Joe Biden, que estaba en el directorio de la compañía de energía Burisma de Ucrania.

Aunque los funcionarios de Ucrania dicen que no hay evidencia de irregularidades por parte de los Biden, Trump el año pasado presionó al presidente de Ucrania para que iniciara investigaciones sobre su posible rival presidencial demócrata en 2020. Al mismo tiempo, el primer mandatario de EE.UU retuvo la muy necesaria ayuda de Ucrania. La Cámara acusó a Trump por abuso de poder y obstrucción al Congreso.

El martes, los demócratas de la Cámara dijeron que agregarán evidencia adicional a los artículos de juicio político que no tenían antes de la votación de la Cámara. Cuentan con registros telefónicos y otros materiales de Parnas, que había estado ayudando a Giuliani a desenterrar los enemigos políticos de Trump en Ucrania. Uno de los documentos publicados fue una nota escrita a mano que Parnas había escrito en papelería del Ritz-Carlton en Viena.

“Llame a Zalensky a Annonce para que se investigue el caso Biden”, una referencia mal escrita para instar al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky a investigar a Joe Biden.

También hubo una carta que Giuliani envió a Zelensky el 10 de mayo pidiendo una reunión sobre un tema no revelado. En el momento de la carta, Giuliani estaba planeando un viaje a Ucrania para impulsar investigaciones que beneficiarían a Trump. Giuliani escribió que lo estaba negociando con el “conocimiento y consentimiento” de Trump.

La semana pasada, Pelosi dijo que no enviaría los artículos de juicio político hasta que McConnell publicara las reglas para el juicio. Pero se enfrentó a la presión de varios demócratas del Senado, quienes argumentaron públicamente que no había una razón para detenerlos. Indicaron que preferirían continuar con el juicio.

Los aliados de Pelosi enmarcaron la demora como una victoria, diciendo que el tiempo en el limbo permitió al público ver que los republicanos del Senado están inclinando las reglas del juicio político para beneficiar al presidente.

Anuncio

Otros factores también podrían estar en juego. El juicio se ha retrasado lo suficiente como para que sea bastante probable que no se decida el destino de Trump en el Senado antes de entregar su informe el 4 de febrero. Trump, como el presidente Clinton en 1999, se vería obligado a llevar a cabo el evento sin la resolución del juicio político del Senado.

Los republicanos también han especulado que Pelosi sostuvo los artículos para lastimar al senador Bernie Sanders (I-Vt.) en las asambleas de Iowa. Él, junto con los otros senadores que se postularán para la presidencia en 2020, Elizabeth Warren de Massachusetts, Amy Klobuchar de Minnesota y Michael Bennet de Colorado, estarán atrapados en Washington para un juicio de seis días a la semana en lugar de hacer campaña en las asambleas para ser presidente del país, que se celebrarán el 3 de febrero en Iowa. Otros candidatos, incluido Biden, tendrán el estado para ellos solos.

“El senador Sanders realmente tiene la oportunidad de ganar, pero no ahora que Nancy Pelosi tiene estos documentos”, dijo Kevin McCarthy (republicano de Bakersfield), el líder de la minoría de la Cámara.

Un portavoz de Pelosi dijo que “la acusación no tiene nada que ver con la política o la carrera presidencial”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio