Anuncio

Trump y Biden chocan desde el primer momento del debate

×

The first presidential debate between Donald Trump and Joe Biden will begin at 6 p.m.

El primer debate presidencial se definió rápidamente por amargos y personales ataques, luego de que ambos contrincantes se arrebataran una y otra vez la palabra y se acusaran repetidamente de mentir y de ser incompetente.

Mientras los candidatos se enfrentaban por la pandemia, el futuro de la Corte Suprema y la evasión personal de impuestos de Trump, el debate político dio lugar repetidamente a insultos y acusaciones, reflejando el tono de la política en la era Trump.

“Todo lo que está diciendo hasta ahora es simplemente una mentira”, dijo Biden, el nominado demócrata, al principio del debate, ya que Trump lo acusó de planear el fin del seguro médico privado, a lo que Biden se opone.

CLEVELAND, OHIO
El presidente Donald Trump y el candidato presidencial demócrata Joe Biden participan en el primer debate presidencial en Cleveland, Ohio.
(Getty Images)
Anuncio

“No estoy aquí para repetir sus mentiras”, dijo Biden. “Todo el mundo sabe que es un mentiroso”.

“Usted es el peor presidente que Estados Unidos ha tenido”, dijo Biden a mitad del evento.

Trump, desesperado por cerrar una persistente brecha electoral con Biden mientras se acercan las elecciones, siguió lanzando ataques y tratando de engañar a su rival.

Trump acusó al moderador del debate Chris Wallace de Fox News de alinearse con Biden y se burló del exvicepresidente por llevar una mascarilla médica en los eventos campaña. Apuntó a la familia de Biden, repitiendo falsas afirmaciones sobre los negocios del hijo de Biden.

Anuncio

Y Trump arremetió contra su rival cuando Biden cuestionó su inteligencia.

"¿Usó la palabra ‘inteligente’?”, dijo Trump. “Dijiste que fuiste a la Estatal de Delaware, pero olvidaste el nombre de tu universidad. Nunca uses la palabra ‘inteligente’ conmigo. No hay nada de inteligente en ti”.

Mientras los dos discutían sobre la pandemia, Biden citó a Trump diciendo del creciente número de muertes en EE.UU, ahora más de 205.000, “Es lo que es”.

Anuncio

“El presidente no tiene ningún plan. No ha establecido nada. Sabía desde febrero lo grave que era esta crisis. Sabía que era una enfermedad mortal”, manifestó Biden. Trump, señaló, “entró en pánico”.

Trump respondió: “Si te hubiéramos escuchado, el país se habría desmoronado, millones de personas habrían muerto, no 200.000". Trump culpó a China por el brote.

“Nunca podrías haber hecho el trabajo que hicimos”, le dijo Trump a Biden. “No lo llevas en la sangre”.

El presidente no se disculpó por organizar mítines de campaña que han atraído a miles de personas, afirmando que se celebran en el exterior. Algunos, de hecho, han sido en lugares cerrados.

Anuncio

Cuando el moderador mencionó que Biden estaba organizando mítines más pequeños, Trump interrumpió: “Porque nadie se presentaría. Nadie se presenta a sus mítines”.

Biden respondió: “Ha sido totalmente irresponsable. ...Ha sido un tonto en esto”.

La agilidad mental de ambos candidatos septuagenarios eclipsó el aluvión de temas políticos y de política.

Trump, de 74 años, ha pasado las últimas semanas fabricando teorías de conspiración sobre la salud de Biden, afirmando sin ninguna evidencia que el exvicepresidente de 77 años está tomando drogas para mejorar el rendimiento antes de los eventos públicos para enmascarar la supuesta fragilidad y demencia.

Anuncio

President Donald Trump
El presidente Donald Trump hace un gesto mientras habla durante el primer debate presidencial en Cleveland.
(Julio Cortez/Associated Press)

La campaña de Trump se mantuvo en pie hasta el día del debate, acusando a Biden de intentar hacer trampa al negarse a inspeccionar los “auriculares electrónicos” que los candidatos llevan en el escenario y rechazando las peticiones de Trump de hacerse una prueba de drogas, cargos que la campaña de Biden declaró como falsos y absurdos.

Trump está en desventaja en la mayoría de los estados clave del campo de batalla, y también está luchando en varios estados clave del Cinturón del Sol que ganó por un cómodo margen en 2016.

Queda por ver si el debate cambiará significativamente los contornos de una carrera que ha permanecido relativamente estable durante meses. Rara vez estos enfrentamientos alteran dramáticamente la opinión de los votantes.

Anuncio

Cuando el debate giró en torno a la prisa de Trump y los republicanos del Senado por ocupar inmediatamente el puesto de la Corte Suprema que quedó vacante por la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg el 18 de septiembre, Trump expresó su confianza en su decisión de nominar a la conservadora Amy Coney Barrett e insistió en que fuera confirmada rápidamente.

“Ganamos la elección. Las elecciones tienen consecuencias”, dijo Trump. “Tenemos el Senado. Tenemos la Casa Blanca y un candidato fenomenal, respetado por todos”.

Biden argumentó que “el pueblo americano tiene derecho a opinar”.

Advirtió que Barrett ya ha expresado su oposición al Affordable Care Act, y su confirmación pondría en riesgo a 100.000 americanos con condiciones preexistentes.

Anuncio

En ese momento Trump acusó a Biden de intentar imponer la medicina socialista. “Tu partido quiere ir a la medicina socialista”, dijo Trump. “Ya lo saben”.

Biden rechazó airadamente el cargo. “El partido soy yo, ahora mismo”, respondió Biden. “Yo soy el Partido Demócrata”.

Trump entró en el debate con la percepción de los votantes de que su manejo de la economía estaba entre sus fortalezas. Pero las revelaciones en el New York Times de que Trump no pagó ningún impuesto federal en 10 de los últimos 15 años amenazan con poner al presidente a la defensiva cuando la conversación cambie en esa dirección.

Durante su campaña de 2016 y de su primer año en el cargo, el multimillonario pagó solo $750 al año en impuestos federales, mucho menos que el promedio de la clase media americana. Trump se ha negado a revelar sus declaraciones de impuestos a los votantes, aunque prometió durante la última campaña que lo haría.

Anuncio

“Muéstranos tus declaraciones de impuestos”, dijo Biden.

Una vez más, el vaivén se convirtió rápidamente en una avalancha de insultos. Cuando Biden prometió aumentar los impuestos a los ricos y cerrar las brechas como las que Trump ha utilizado, Trump le preguntó por qué no lo hizo durante sus años en el Senado.

Biden, frustrado, devolvió el golpe: “Eres el peor presidente que Estados Unidos ha tenido”, manifestó Biden. “En 47 meses, he hecho más de lo que tú has hecho en 47 años”, respondió Trump.

Antes del debate, para subrayar la evasión de impuestos y la falta de transparencia de Trump, Biden y su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris de California, publicaron sus propias declaraciones de impuestos federales para el año 2019.

Anuncio

Biden y su esposa, Jill, pagaron casi 300.000 dólares en impuestos federales el año pasado, y tenían un ingreso bruto ajustado de unos 985.000 dólares.

Harris y su esposo, Doug Emhoff, pagaron cerca de 1.2 millones de dólares en impuestos sobre la renta y tuvieron un ingreso bruto ajustado de alrededor de 3 millones de dólares.

Stokols informó desde Cleveland y Halper informó desde Washington, Mejía desde Los Ángeles.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio