Anuncio

El Comité Judicial del Senado avanza en la nominación de Barrett a pesar del boicot de los demócratas

Amy Coney Barrett speaks during her Senate Judiciary Committee confirmation hearing for the Supreme Court.
La nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett en su audiencia de confirmación del Comité Judicial del Senado el 12 de octubre.
(Associated Press)

Los republicanos del Senado en el Comité Judicial aprobaron el jueves la nominación de la juez Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, enviando la nominación al pleno del Senado a pesar del boicot de los demócratas en el comité.

El presidente Lindsey Graham (R-S.C.) lo calificó como un “voto unánime”, aunque ninguno de los 10 demócratas del panel estuvo presente. En la sala del comité, los demócratas en cambio pusieron en sus sillas grandes fotos de personas que se beneficiaron del Affordable Care Act.

Se espera que la nominación de Barrett se mueva al pleno del Senado tan pronto como mañana mismo. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.) planea hacer una votación de procedimiento de confirmación el domingo y una votación final el lunes. Se espera que los republicanos tengan los votos necesarios para aprobarla.

Los demócratas boicotearon la nominación como señal de protesta. Dicen que la nominación de Barrett es ilegítima porque los republicanos se niegan a cumplir su promesa, y su precedente de 2016, de no confirmar una nominación similar en un año electoral. En 2016, el Senado se negó a considerar a Merrick Garland, nominado por el presidente Obama casi ocho meses antes de las elecciones.

Anuncio

“Los republicanos se han movido a una velocidad vertiginosa para imponer su nominación, ignorando su preocupante récord y evasiones sin precedentes, y rompiendo las reglas de larga data del comité para establecer las reglas y normas de la votación de mañana”, dijeron el líder de la minoría del Senado Charles E. Schumer (D-N.Y.) y los demócratas del Comité Judicial en una declaración conjunta. “Temiendo una derrota en las urnas, los republicanos están mostrando que no les importan las reglas o lo que el pueblo americano quiere, sino que solo les preocupa el poder político en bruto”.

El senador John Cornyn (R-Texas) calificó de “surrealista” que los demócratas boicoteen una votación tan importante. Comparó las imágenes que los demócratas colocaron en sus sillas con las que las sedes deportivas han puesto en sus asientos del estadio durante los juegos a lo largo de la pandemia.

“En lugar de aparecer y hacer su trabajo, optan por continuar haciendo teatro”, manifestó.

Los demócratas del comité estaban bajo la creciente presión de los progresistas para que se opusieran a la confirmación de Barrett. La senadora Dianne Feinstein (D-California), en particular, ha estado bajo un intenso escrutinio por parte de sus colegas demócratas después de elogiar el manejo de la nominación por parte de Graham, socavando el mensaje de los demócratas.

Anuncio

Los progresistas sostienen que permitir que la nominación se mueva en condiciones normales da crédito al esfuerzo republicano.

El boicot demócrata al voto amenazó con obligar a los republicanos a violar los requisitos de quórum del comité, que exigen que dos miembros del partido minoritario estén presentes para votar. Pero nadie cuestionó el requisito de quórum el jueves.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio