Anuncio

Kamala Harris dice que la nación ‘encontrará un momento’ para celebrar la nueva administración en medio del dolor de la pandemia

Vice President-elect Kamala Harris smiles
“Creo que hay una gran alegría entre la gente que reconoce la naturaleza histórica de esta elección”, dice Kamala Harris a The Times días antes de prestar juramento como vicepresidenta.
(Cliff Hawkins / Getty Images)

La vicepresidenta electa Kamala Harris dijo el sábado que había una “dualidad” en la celebración de su histórica inauguración el miércoles en una nación que llora casi 400.000 muertes de COVID-19 y que lucha con el recuerdo del asedio mortal a su Capitolio este mes.

“Creo que hay una gran alegría entre la gente que reconoce la naturaleza histórica de esta elección”, dijo Harris en una entrevista telefónica de 12 minutos, la primera con The Times desde su victoria electoral del 3 de noviembre.

No solo señaló su papel como la primera mujer, la primera estadounidense negra y la primera estadounidense de origen sudasiático elegida como vicepresidenta, sino que también dijo “fue realmente una declaración sobre quiénes somos como país en términos del estado de derecho y nuestra democracia y la lucha por mantener la integridad”.

“Creo que la gente encontrará un momento para experimentar esa alegría”, dijo, recordando las fiestas callejeras que siguieron al anuncio del 7 de noviembre por los medios de comunicación de que el ex vicepresidente Joe Biden había sido declarado ganador.

Anuncio

Harris dijo en la entrevista que renunciaría oficialmente al escaño del Senado que ganó hace cuatro años el lunes, dos días antes de que ella y Biden presten juramento. El gobernador Gavin Newsom ha seleccionado al secretario de Estado Alex Padilla, un compañero demócrata, para ocupar su puesto.

Harris no logró una legislación significativa en el Senado durante una época de alta confrontación bipartidista, pero construyó su reputación nacional como una dura inquisidora de los funcionarios de la administración Trump. Ahora, como vicepresidenta, se convertirá en un voto de desempate potencial en el Senado, dando a los demócratas el control de la Cámara - que está dividida al 50% entre los dos partidos - y la capacidad de avanzar en las nominaciones y algunas políticas relacionadas con el presupuesto. Pero las legislaciones principales aún requerirán 60 votos y el apoyo de los republicanos para superar la regla del filibustero del Senado.

Harris bromeó diciendo que no estaba segura de sí los dos días entre sus empleos como senadora y vicepresidenta eran “el cielo o el infierno”, dada la cantidad de trabajo que ha hecho durante la transición.

Harris, que se llamó a sí misma “una orgullosa hija de California”, será la primera persona del estado en un cargo electo a nivel nacional desde que el presidente Reagan dejó la Casa Blanca en 1989. Dijo que el principal legado de su estado natal sería un compromiso con la ciencia y la innovación, señalando que su madre, nacida en la India, una investigadora de cáncer de mama, vino a UC Berkeley para estudiar y terminó su carrera en un laboratorio allí.

Anuncio

La administración Trump ha luchado duramente con el liderazgo demócrata del estado sobre la ciencia, incluyendo el cambio climático y la política de prevención de incendios.

Harris dijo que también se inspiró en el ex gobernador demócrata Pat Brown, a quien atribuyó el haber ayudado al estado a convertirse en un líder tecnológico.

“En este momento”, señaló, “en el que algunos de nuestros mayores desafíos serán resueltos por la ciencia, veremos lo que hemos hecho en California como una indicación real de lo que es posible a nivel nacional”.

Harris reconoció que habló con el vicepresidente saliente Mike Pence el jueves, después de que él la llamara por primera vez desde su elección, pero no quiso revelar lo que dijo. También se negó, por razones de seguridad, a decir dónde estaba durante el asalto al Capitolio del 6 de enero por una turba de partidarios de Trump.

Anuncio

Dijo que había estado en el Capitolio ese día para una reunión del Comité de Inteligencia del Senado y que estaba trabajando en otra parte de Washington cuando fue evacuada. Relató que vio a la muchedumbre entrar al Capitolio por televisión desde un lugar seguro, mientras enviaba mensajes de texto a sus colegas que compartían su compromiso de regresar para completar el proceso de certificación de la elección.

“Fue horrible, horrible”, dijo. “Y desde ese momento, estamos aprendiendo más y más sobre las profundas y muy oscuras circunstancias de lo que pasó ese día”.

Los demócratas de la Cámara de Representantes impugnaron al presidente Trump por incitar a la turba la semana pasada. Pero algunos han cuestionado si Biden y Harris, que heredan una crisis económica y de salud pública, pueden permitirse perder tiempo y atención con un juicio en el Senado que podría comenzar esta semana.

“Confío en que puedan hacer su trabajo, y confío en que todo el mundo pueda hacer varias cosas a la vez”, manifestó, sin pesar en cuanto al tiempo que los senadores deben dedicar a un juicio.

Anuncio

Ella se hizo eco de los llamados de Biden a la unidad cuando se le preguntó cómo se ganarían a los partidarios de Trump que todavía creían sus falsas afirmaciones de que ganó las elecciones. Dijo que durante la pandemia y la crisis económica, los americanos de todas las afiliaciones políticas quieren un liderazgo que los vea.

“Miras esas líneas por comida, gente estacionada en sus autos por horas. Ves a las familias que están luchando para averiguar cómo van a educar a sus hijos desde casa y a distancia cuando no tienen banda ancha, y mucho menos, no tienen licencia por enfermedad pagada, y tienen que ir a trabajar todos los días”, dijo. “Esto es lo que mantiene a la gente despierta por la noche, independientemente de por quién hayan votado”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio