Anuncio
Share
Política

Con la Cámara de Representantes y el Senado enfrentados, peligra el dinero para atacar la crisis fronteriza

congreso

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell. (J. Scott Applewhite / AP)

(Associated Press)

La disputa entre los demócratas de la Cámara de Representantes y los republicanos del Senado sobre el financiamiento para responder a la crisis en la frontera sur plantea la posibilidad de que no se aprueben nuevos fondos antes de que los legisladores entren en receso por el cuatro de julio, la próxima semana.

Los republicanos del Senado rechazaron este miércoles la versión de la Cámara de Representantes de un proyecto de ley de financiación. El líder de la mayoría, Mitch McConnell, acusó a los demócratas de la Cámara de no hacer nada más que “teatro de resistencia”.

El proyecto de ley fracasó por 37-55; siete candidatos demócratas a la presidencia no estuvieron presentes en la votación debido a los debates que se realizarán en Florida, el miércoles y el jueves por la noche.

En cambio, se esperaba que el Senado aprobara su propio proyecto de ley con un apoyo bipartidista abrumador. El proyecto fue aceptado en un comité a principios de este mes, con una votación de 30 a 1.

Anuncio

Los políticos de ambos partidos señalan que el gobierno federal necesita fondos adicionales para albergar y cuidar a los migrantes que cruzan la frontera, pero pocos han mostrado interés en llegar a un acuerdo. La crisis se convirtió en un crudo socorro esta semana, cuando se dio a conocer una fotografía de los cuerpos de un hombre y su pequeña hija, ahogados mientras intentaban ingresar a Estados Unidos.

La presidente de la Cámara Nancy Pelosi (D-San Francisco) y el presidente Trump hablaron por teléfono al mediodía del miércoles para intentar conciliar los proyectos de ley, según un asesor demócrata de alto nivel, pero no estaba claro si llegaron a un consenso. El líder de la minoría, Chuck Schumer, afirmó que los demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado quieren que se realicen cuatro cambios en el proyecto del Senado y sugirieron que estos podrían concretarse rápidamente.

Ambos proyectos rivales tienen alrededor de $4.500 millones destinados a la ayuda humanitaria, la mayor parte de esa suma se destinará al Departamento de Salud y Servicios Humanos, no a las agencias del orden.

No obstante, tienen diferencias importantes. El proyecto de la Cámara establece estándares mínimos para la atención que el gobierno federal debe brindar a las personas bajo su custodia y otras cuestiones, como la financiación de pequeños refugios de despliegue rápido y un proyecto piloto basado en un modelo de las Naciones Unidas para los refugiados.

Anuncio

En la Cámara de Representantes, los demócratas esperaban que Pelosi pudiera llegar a un compromiso entre las cámaras. Una cuestión clave podría ser si el dinero podría enviarse a otras cuestiones, incluida la aplicación de la ley. “Tenemos una profunda desconfianza de la administración. Todos podemos unirnos en torno a la necesidad de este dinero humanitario, que no debe redirigirse”, afirmó la representante Verónica Escobar (D-Texas). Sin una contención, que quiere ver agregada al proyecto de ley del Senado, “se le estaría dando al presidente un cheque en blanco. No confío en él para entregar el dinero donde es necesario”.

El proyecto de ley de la Cámara de Representantes fue ampliamente aprobado en la noche del martes -por 230 a 195 votos- entre líneas partidistas. Tres republicanos moderados se unieron a los demócratas para apoyar y cuatro demócratas progresistas se unieron a los republicanos en oposición, porque el proyecto de ley no era lo suficientemente profundo.

La representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.), una de los demócratas que se opuso al proyecto de la Cámara, advirtió que el del Senado permitiría que las instalaciones que albergan personas continúen obteniendo fondos, incluso si no cumplen con los estándares mínimos de atención. “No se equivoquen, el proyecto de ley del Senado no es humanitario”, remarcó. “Están tratando de hablar como tales, pero no es un proyecto humanitario de ninguna manera que se lo mire. No hay responsabilidad”.

Los demócratas del Senado defendieron su proyecto de ley, argumentando que no pudieron agregar un discurso similar debido a las objeciones de los republicanos. La Casa Blanca había advertido que tal léxico paralizaría sus acciones.

Los republicanos del Senado, que cuentan con el apoyo de la Casa Blanca para su proyecto de ley, afirman que el fracaso del plan de la Cámara en el Senado debería demostrarle a los representantes que necesitan aceptar la versión de los senadores. “Sólo les estamos demostrando que su proyecto de ley no tiene respaldo en el Senado. Pueden sacar sus propias conclusiones”, expresó el senador John Cornyn (R-Texas).

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio