Anuncio
Share
Vida y Estilo

Los parques temáticos preparan comidas y bebidas extremas de Halloween para despertar el interés de las redes sociales

En Universal Studios Hollywood, una de las bebidas más populares para la temporada de Halloween es el Mind Flayer’s Milkshake, una mezcla de fresa y chocolate con un cono de waffle negro y adornada con regaliz, que se parece a la criatura gigante con forma de araña que aparece en la serie de Netflix “Stranger Things”.

Un macarrón relleno de limón y decorado con glaseado, que semeja un vampiro alienígena, es uno de los más vendidos en Disneyland Resort durante la celebración a todo lo espeluznante, esta temporada.

Mientras tanto, en Six Flags Magic Mountain, en Valencia, los visitantes del parque disfrutan de una sangría, servida en una aparente bolsa de suero intravenoso.

Tales golosinas y bebidas exageradas representan el intento cada vez mayor de los parques temáticos del sur de California de que sus visitantes se tomen fotos y compartan las imágenes de los alimentos en las redes sociales, de modo de generar más entusiasmo en plataformas como Facebook, Twitter e Instagram.

Anuncio

Los alimentos de los parques temáticos son típicamente altos en calorías en exceso, pero los ejecutivos del sector afirman que ofrecen sus opciones gastronómicas más exageradas para Halloween, como parte de una actividad fotográfica enormemente popular, conocida como Foodstagramming.


“Halloween nos da la oportunidad de ser más juguetones”, afirmó Modesto Alcalá, vicepresidente sénior de alimentos y bebidas en Universal Studios Hollywood. “Decimos que la comida también es una atracción aquí".

Eso podría explicar por qué Disneyland Resort dio a conocer recientemente una guía de alimentos para Halloween que enumera más de 100 ítems, incluido el Boogie Man Sundae (chocolate con menta, salsa dulce y gomitas), el batido Minnie Witch Sundae (de chocolate, con crema batida morada y galletas Oreo) y el Haul-O-Ween Churro (cubierto de chocolate, con salsa verde y ‘gusanos’ de gomitas).

Six Flags Magic Mountain blood bag
En Six Flags Magic Mountain en Valencia venden una bebida de sangría que parece una bolsa para transfusión de sangre.
(Six Flags Magic Mountain )

Anuncio

“Entre nuestros principios normativos está el crear un destino y hacer que las redes sociales e Instagram sean dignas”, consideró Michele Gendreau, directora de alimentos y bebidas del Disneyland Resort.

Para asegurarse de que los parques sean reconocidos en las fotos de las redes sociales, Universal Studios Hollywood incluye las etiquetas #UniversalHHN y @HorrorNights en el mapa de los laberintos de Halloween del parque. Six Flags Magic Mountain, en Valencia, publica los hashtags #Frightfest y #Thrillcapitaloftheworld en letreros por todo el parque.

El objetivo es simple: crear monstruosidades comestibles que atraigan la atención a los parques en las redes sociales y, en el proceso, vendan toneladas de churros de chocolate, macarrones con sabor a limón y ‘bolsas de sangre’ rellenas de sangría.

Los parques temáticos en América del Norte usualmente generan un 25% de sus ingresos con los alimentos y bebidas, según la Asociación Internacional de Parques de Diversiones y Atracciones (IAAPA, por sus siglas en inglés). Pero esa tasa aumenta durante fechas como Halloween, explican los expertos.

“Muchos parques ahora son muy proactivos y estratégicos sobre el desarrollo de algunos elementos del menú, y se aseguran de que estén diseñados para Instagram”, explicó Ken Whiting, consultora de alimentos para parques y vicepresidente de IAAPA. “Ayuda a correr la voz sobre los nuevos ítems del menú, y aprovecha el marketing digital”.

Los precios de algunos de los platos tenebrosos pueden ser elevados; el Mind Flayer’s Milkshake, en Universal Studios Hollywood, se vende por $11.79. Mummy Donut, de Disneyland, cuesta $8.99, y el macarrón Alien Vampire tiene un precio de $5.99.

Smoked Bat Wings, a treat from Knott’s Scary Farm
Las alitas de murciélago ahumado se encuentran entre los platos de Halloween que se sirven en Knott’s Berry Farm.
(Knott’s Berry Farm)

La tendencia de las redes sociales de publicar fotos de comida explotó hace varios años y aún no muestra signos de disminución. El hashtag #foodporn, una etiqueta popular que acompaña las imágenes de alimentos tentadores, ahora aparece junto a 209 millones de publicaciones en Instagram, en comparación con 122 millones en 2017.

Anuncio

Según una encuesta realizada por Facebook a 21.000 personas en 2018, el 46% de los usuarios de Instagram en EE.UU afirma que les gusta ver y compartir contenidos sobre alimentos y bebidas, lo cual convierte el tema en el más popular de esa red.

En los parques temáticos del sur de California a menudo se puede ver a los visitantes disfrutando de una bebida helada o con un plato de comida en una mano, mientras se toman una foto con el teléfono inteligente que sostienen en la otra.

En California Adventure Park, Millie Kattenhorn, quien trabaja como enfermera de emergencias en Reno, se paró frente a un puesto de comida llamado Schmoozies un reciente día de semana, y tomó fotos de un smoothie de caramelo y manzana -una mezcla de bebida verde, con una paleta de manzana y caramelo- antes de publicarla en redes sociales. “Soy una gran fan de los hashtags”, afirmó.

Cerca de ella, Elaina Pérez, una técnica de farmacia de San José, apuntaba la cámara de su teléfono inteligente a su batido de Minnie Witch Shake -de chocolate a la menta, con un moño de caramelo y orejas creadas con galletas Oreo-. Compró el batido porque era visualmente atractivo, admitió, no tanto por el gusto. “Luce increíble”, reconoció Pérez.

En una mesa a pocos pies de distancia, Rich Ramos y su esposa, Mónica, de Santa Clara, tomaban fotos de su hijo de cuatro años, Richie, quien saboreaba un Haul-O-Ween Churro, con toda su salsa verde y gusano gomoso incluidos. “Le pareció que el churro con gusanos era genial”, comentó Ramos acerca de su hijo.

468481_la-fi-theme-park-halloween-food_257.jpg
Mónica Ramos muestra una foto de su hijo, Richie Ramos, de 4 años, con un churro de Haul-O-Ween en Disney California Adventure Park.
(Dania Maxwell/Los Angeles Times)

En el Queen Mary, en Long Beach, la celebración de Halloween que presenta laberintos de terror y actuaciones temáticas circenses alrededor del transatlántico de 83 años de antigüedad, tiene un público más adulto, por lo cual los cócteles -no los dulces azucarados- son los que llaman la atención.

De hecho, para el espectáculo anual llamado Dark Harbour se instalaron bares a lo largo de las filas de espera y escondidos dentro de los laberintos. Hace unos años, Dark Harbor construyó un bar dentro de un espacio refrigerado, que semejaba una cámara frigorífica. Los visitantes debían usar una parka (chaqueta con capuchón) para soportar las temperaturas heladas.

Anuncio

“Creo que es algo que nos distingue de nuestros competidores”, reflexionó Charity Hill, coproductora ejecutiva de Dark Harbor, acerca de los bares. “Realmente nos apoyamos en la idea de un bar inmersivo”.

En el pasado, comentó, los bares servían bebidas adornadas con algodón de azúcar y chispas de caramelo. Esta vez, una de las bebidas más populares en Dark Harbor se llama Corpse Reviver II, un cóctel con ajenjo, servido en una copa de martini.

Las opciones de alimentos y bebidas de Universal Studios Hollywood fueron creadas para rendir homenaje a las películas que inspiran los laberintos embrujados que se presentan en el parque durante su festival anual Halloween Horror Nights. Los platos incluyen el sándwich de huevo de Zuul, inspirado en el éxito de taquilla “Ghostbusters”, de 1984, y la Kotton Kandy Cocoon Donut, rellena de frambuesas, una gran golosina tributo a la película de 1988 “Killer Klowns From Outer Space”.

Pero el parque también trata de atraer a los adultos conocedores de las redes sociales, con bebidas que contienen vodka ($16) y se sirven en envases plásticos con forma de calaveras y luces que funcionan con batería.

Eso funcionó para Ivy Lim, una ingeniera de software residente de Whittier, que se sentó con tres amigos en una mesa exterior en Universal Studios Hollywood, el viernes por la noche, a mirar cómo las pequeñas luces en el fondo de las tazas cambiaban el color de sus bebidas. “Estoy pensando en postear esto”, comentó. “Es lo único para lo que soy buena”.

468177_la-fi-theme-park-foods_431.jpg
Sam Saks-Fithian (izquierda), Sli Murray e Ivy Lim toman cócteles de Halloween Horror Nights en Universal Studios Hollywood. El parque temático sirve comida inspirada en la cultura pop de los 80 con la esperanza de que la gente los publique en las redes sociales.
(Dania Maxwell/Los Angeles Times)

En el Fright Fest anual de Six Flags Magic Mountain, en Valencia, los bocadillos de Halloween incluyen un homenaje a la última moda de la comida súper picante, con platos como alitas de pollo con una infusión de Sriracha y Zachie Takis Nachos, hechos con pepino, lima y chips de maíz con sabor a habanero. “Todo el equipo culinario se enorgullece de crear ofertas de comida divertidas, coloridas y a veces escandalosas para el Fright Fest, sabiendo que a nuestros invitados les gusta compartirlas en las redes sociales”, explicó la portavoz del parque, Connie Lujan.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio