Anuncio
Share
Vida y Estilo

En este bar de cannabis en Las Vegas se puede probar antes de comprar, pese a la ley estatal

Vegas cannabis lounge
Los clientes Eric Schell, a la izquierda, y Deborah Good Bear, de Bismarck, Dakota del Norte, prueban resina concentrada de cannabis servida por Eli Rivera, el “budtender” principal en Vegas Tasting Room, el único salón legal de cannabis de Nevada.
(Jay Jones)

En esta sala de cannabis de Las Vegas, puede probar antes de comprar a pesar de la ley estatal porque está en tierra soberana...

Una tribu de indígenas americanos de Nevada podría tener la solución para los visitantes de Las Vegas que desean consumir marihuana comprada de forma legal, sin violar la ley.

NuWu Cannabis Marketplace abrió recientemente el Vegas Tasting Room, una sala de consumo donde los clientes pueden probar legalmente varios productos de marihuana, a pesar de la reciente legislación estatal que pospuso los permisos para tales salones durante dos años.

“Podemos hacer esto porque estamos en nuestra tierra soberana aquí", afirmó Benny Tso, miembro del consejo de gobierno de la tribu Paiute de Las Vegas, de 65 miembros.

Aunque es legal comprar productos de cannabis recreativo en Nevada para los mayores de 21 años, estos no se pueden fumar en público. Pueden consumirse en una residencia privada, pero las habitaciones de hotel generalmente no entran en esa categoría.

Anuncio

“Sólo queríamos ofrecer un ambiente seguro y amigable; un espacio abierto para probar los productos antes de comprarlos”, comentó Tso.

Deborah Good Bear y Eric Schell, ambos de Bismarck, Dakota del Norte, estaban de visita y se dirigieron a NuWu, a una milla del centro de Las Vegas, para disfrutar.

Lo que se dice es que empezó consumiendo alcohol a los 16 años; cierto día, una persona conocida le dio pastillas para vender

En cuestión de minutos, la pareja estaba probando toques, una resina concentrada de cannabis que se calienta antes de ser inhalada. Fumarlos cuesta entre $8 y $9 por una quinta centésima parte de un gramo.

“Esto es lo más refinado, la crème de la crème de las extracciones con alto contenido de resina”, señaló Eli Rivera, el “budtender” principal de NuWu. “Son mucho más potentes”.

Anuncio

Un par de minutos después, Schell afirmó: “Me siento bastante tranquilo”, mientras que Good Bear agregó: “Me siento un poco cansada”.

A los huéspedes se les desaconseja excederse, al igual que en un bar que sirve alcohol. Según Rivera, a las personas se les impone ocasionalmente un límite al servicio. Los empleados llaman a un taxi o servicio de transporte para alguien que no pueda transportarse de manera segura.

“Nos gusta tener seguridad cerca, de modo que nadie consuma demasiado”, expuso la recepcionista, Ali Flores. “Simplemente les damos de a pizcas para que consuman y luego vemos cómo están periódicamente”.

Flores ofrece a las personas un menú, antes de que paguen sus pedidos.

Los caramelos y chocolates con infusión de THC cuestan $10. La cerveza, las bebidas de frutas y los tés también cuestan $10. Cigarrillos prearmados cuestan $20. Los packs de productos cuestan un mínimo de $75 y le permiten a los invitados probar varios ítems antes de partir de la amplia tienda. “A eso aspirábamos: entrar aquí, probar y luego salir y comprar grandes cantidades”, remarcó Flores.

El salón, que tiene sofás de cuero y televisores de pantalla grande, podría ser sólo un bar más, excepto por el olor característico. “Tratamos de crear una atmósfera de bienvenida, con aire abierto y nada sórdido”, dijo Tso.

El Vegas Tasting Room está abierto desde el mediodía hasta las 8 p.m. de domingos a miércoles, y de mediodía a medianoche de jueves a sábados.

Anuncio

Seis millas al sur, Planet 13 Las Vegas, a pocas cuadras al oeste del Strip, compite con NuWu por el título del dispensario más grande.

Ambas empresas reciben unos 3,000 clientes al día. Planet 13 espera aumentar su negocio al ofrecer nuevas características, que incluyen una cafetería, un restaurante y paredes de vidrio a través de las cuales los visitantes pueden ver cómo se preparan los dulces y bebidas infundidos con la sustancia.

Es legal llevar el CBD en un avión si cumple con los requisitos. El mayor riesgo ahora es si te vas a meter en problemas con las leyes estatales.

Cannabition, el museo tematizado en Las Vegas, planea mudarse de su ubicación en el centro a Planet 13 el próximo año. Pero ese dispensario no puede ofrecer una sala de fumadores, al menos no en el futuro inmediato.

La Legislatura de Nevada no abordará la cuestión de los bares de marihuana hasta, al menos, 2021. “Tenemos mucha infraestructura construida y lista para funcionar”, adelantó el copresidente ejecutivo Bob Groesbeck.

“Es sólo que necesitamos el permiso de los gobiernos estatales y locales. Y eso no va a suceder de inmediato”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio