Anuncio

Aumentan en más de un 30% los suicidios en Estados Unidos

El estudio se dio a conocer un día después de que la diseñadora de moda Kate Spade se suicidara en Nueva York.

El estudio se dio a conocer un día después de que la diseñadora de moda Kate Spade se suicidara en Nueva York.

(Bebeto Matthews / AP)

El suicidio se ha convertido en la décima causa de muerte del país y una de las tres más importantes en su crecimiento después de haber registrado un aumento sostenido en la última década. Las otras dos causas son el Alzheimer y la sobredosis de drogas, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

En un informe que examina las tendencias a nivel estatal entre 1999 y 2016, el CDC revela que las tasas de suicidio han aumentado en casi todos los estados. En la mitad del país la agencia descubrió que las personas que se quitaban la vida aumentó más del 30%.

Al publicar el estudio, un día después de que la diseñadora de moda Kate Spade se suicidara en Nueva York, funcionarios de los CDC subrayaron que más de la mitad de las personas que murieron por suicidio (54%) no habían sido diagnosticadas con problemas de salud mental.

Los CDC también descubrieron que en 27 estados las víctimas se quitaban la vida después de experimentar problemas o pérdidas en una relación, drogadicción, problemas de salud física, estrés laboral, monetario, legal o de vivienda.

Anuncio

“Nuestros datos sugieren que el suicidio es más que un problema de salud mental”, dijo Deborah M. Stone, autora principal del nuevo estudio.

Al señalar que es “muy raro” el suicidio entre personas con depresión crónica, Stone agregó que quienes padecen depresión deben “recibir la atención que necesitan”. Amistades, familiares y compañeros de trabajo no deben pasar por alto el riesgo de que las personas que no han sido diagnosticadas con una enfermedad mental puedan dañarse a sí mismas.

Los estadounidenses también deben aprender las señales de advertencia para que puedan reconocer a las personas que corren el riesgo de hacerse daño.

Entre las recomendaciones de la agencia mencionaron: reducir el acceso a métodos letales para acabar con su vida, como medicamentos y armas de fuego. “Tanto individuos, la comunidad, empleadores y profesionales de la salud, deben desempeñar un papel en los esfuerzos para ayudar a salvar vidas y revertir este alarmante aumento”, dijo la Dra. Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC.

Anuncio

En 2016, casi 45,000 estadounidenses de 10 años o más murieron por esta causa. Los aumentos fueron particularmente severos en los estados de Idaho, Montana, Wyoming, Utah, Dakota del Norte y del Sur, Kansas, Minnesota y Oklahoma. Entre 1999 y 2016, las tasas de suicidio en estos estados (así como en Vermont, New Hampshire y Carolina del Sur) aumentaron entre 38% y 58%.

Aproximadamente la mitad de los suicidios en 2016 se llevaron a cabo con una pistola, un número que se mantuvo estable durante todo el período estudiado.

En un acercamiento a los números del 2015, los investigadores de los CDC encontraron que el 29.4% tuvo lugar dentro de las dos semanas de haber pasado una crisis, comúnmente una ruptura amorosa u otro problema relacionado con una relación íntima (considerado un factor que contribuye en más de un tercio de los suicidios dentro de las dos semanas de padecer una crisis). Entre los factores menos comunes se encuentran los problemas de salud física, las dificultades legales, un problema de relación familiar o en el trabajo.

Funcionarios de salud pública instaron a las personas con pensamientos suicidas a buscar ayuda contactando al National Suicide Prevention Lifeline: (800) 273-8255.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio