Anuncio
Share
En Español

El director de ‘Waves’ ha creado un impactante drama que se perfila para el Oscar

‘Waves’ movie
Kelvin Harrison Jr. y Alexa Demie en una escena de “Waves”.
(A24/TNS)

Su primera película, “Krisha” (2015), era un intenso drama familiar inspirado en sus propias vivencias; la segunda, “It Comes at Night” (2017), era una cinta igualmente intensa y relacionada esta vez a dos familias, pero enmarcada en el género de terror; y la tercera, “Waves”, que se encuentra ya de manera limitada en salas de L.A. y Nueva York, toma como centro a una familia afroamericana enfrentada a una inesperada tragedia.

Por lo tanto, no cabe duda de que al joven director y guionista Trey Edward Shults (31) le llaman mucho la atención las dinámicas que se desarrollan dentro de estos grupos sociales, más allá de los matices que le brinda a cada relato que presenta.

“La familia es una parte muy importante de mi vida, pero incluyo también en ella a las personas que se encuentran más cerca de mí”, nos dijo el cineasta durante una reciente entrevista en el Sur de California. “Me fascinan esa clase de relaciones, aunque no estoy con eso en la mente cada vez que me siento a escribir un guion; de hecho, en esta nueva cinta, la idea inicial era hablar de adolescentes y de romances, pero todo terminó encaminándose hacia una historia de familia”.

Eso no quiere decir que Shults haga “cintas familiares”, ni mucho menos, porque sus trabajos, que son para adultos, muestran muchas veces el sufrimiento extremo que pueden provocarte las personas que te rodean cotidianamente.

Anuncio

“Hay mucho que explorar en esas dinámicas, en cuanto a lo que le pasa a los demás y a lo que te pasa a ti mismo en relación a ellos; las emociones pueden llegar a ser muy intensas, y eso te permite ir en diferentes direcciones [como narrador], porque los resultados pueden ser hermosos o aterradores”, explicó el realizador.

Shults es un blanco anglosajón de Texas, por lo que no deja de ser llamativo que “Waves” se desarrolle en el seno de una familia afroamericana de Florida expuesta a diversos conflictos debido a las presiones tanto internas como externas que tiene uno de sus integrantes (el adolescente Tyler, interpretado por Kelvin Harrison Jr.) para mantenerse como líder del equipo de lucha de su escuela.

“Yo nací y crecí en Texas, pero vivo en Florida desde hace seis años, y ese lugar es una mezcla de todo, sobre todo en la zona del sur”, retomó nuestro entrevistado. “Lo adoro, y es por eso que me mudé para allá. Pero la razón principal [para enfocarse en una familia afroamericana] es que adoré trabajar con Kelvin en mi película anterior, y al hablar con él sobre nuestras experiencias, encontré que teníamos puntos en común que me podían llevar a crear una historia centrada en una familia afroamericana”.

Presencia latina

Anuncio

Pese a que Shults había trabajado con Harrison Jr. en “It Comes at Night”, “Waves” es la cinta más diversa de este director en términos étnicos, porque sus protagonistas (afroamericanos, como ya lo hemos dicho) se relacionan románticamente con personajes tanto blancos como latinos, lo que en el segundo caso se hace evidente en Alexis López (Alexa Demie), la novia de Tyler, que es hispana.

“La verdad es que amo a los seres humanos; todas las razas y culturas me fascinan”, retomó el cineasta. “Es un riesgo presentar historias que no son sobre tu propio entorno, claro, porque hay gente que se molesta de lo que muestras; pero esta cinta se hizo de manera muy poco ortodoxa, porque está íntimamente relacionada a mi vida y a mis seres queridos, pero la hice en estrecha colaboración con Kelvin desde la etapa de escritura, y trata justamente sobre escuchar al prójimo”.

“El hecho de que Alexis fuera latina se dio de manera muy orgánica debido a la elección de la actriz para ese papel, e implicó varios cambios, porque inicialmente ella era una chica blanca llamada Courtney”, recordó. “Alexa es absolutamente increíble, y nos die pie para darle una personalidad muy definida a un personaje que estaba mucho menos definido en el guion”.

Otro aspecto interesante del film es el modo en que pone al descubierto sus emociones sin esa restricción intencional que tienen muchas veces los cineastas procedentes del ‘indie’. “Creo que eso tiene mucho que ver con la persona que soy; soy una persona muy emotiva”, afirmó Shults. “Mis padres eran terapistas, y me interesa mucho tratar de entender a los seres humanos. Creo que el espíritu de esta película era irse con todo, sin temor a lo que sucediera, porque eso era lo que parecía honesto y real; y nada de eso hubiera funcionado sin el extraordinario trabajo que me brindaron estos actores”.

Eso no quiere decir que “Waves” termine siendo un drama inconsolable; de hecho, toda su segunda parte, que se enfoca en Emily (Taylor Russell), la hermana menor de Tyler, abre las puertas de la esperanza, alejándose de lo que en otras condiciones pudo ser simplemente una propuesta trágica.

Imágenes que no se olvidan

El film llama también la atención por su puesta en escena, con una cámara sumamente activa y el empleo de una ‘relación de aspecto’ [‘aspect ratio’] que va variando ante nuestros ojos. “Todo lo que hicimos era para lograr una propuesta inmersiva que le permitiera al espectador conectarse con los dos protagonistas, que estuviera de acuerdo con lo que pasaba a cada uno por la cabeza en las diferentes escenas”, detalló Shults. “Eso nos llevó a que la cámara diera vueltas en un carro cuando Tyler estaba con la chica que amaba, y que las tomas fueran más bien estáticas y restrictivas cuando Emily estaba atravesando un momento terrible. La felicidad de Tyler fue retratada con lentes amplios y movimientos dinámicos, pero una vez que su mundo empieza a derrumbarse, empezamos a reducir la ‘relación de aspecto’; y la trayectoria de Emily es completamente inversa”.

Debido a sus evidentes méritos, “Waves” está despertando ya comentarios que reclaman varias nominaciones en las grandes ceremonias de premios que se aproximan, lo que sería sumamente satisfactorio para Shults en vista de que “It Comes at Night” (que a mí me pareció estupenda y que contó también con críticas muy positivas) no funcionó bien con la audiencia masiva.

Anuncio

“Es que fue promocionada como una cinta convencional de terror, y mucha gente no la entendió, lo que me dio tristeza”, reconoció el director. “Ahora, más allá de cualquier premio, lo que me importa es que el público vaya a ver ‘Waves’, sobre todo porque se lanza cuando hay muchas películas interesantes en cartelera. Hemos estado haciendo funciones previas y siento que quienes la han visto han conectado mucho con ella, por lo que creo que le irá bien”.

Trey Schults.JPG
Trey Edward Schults, director y guionista de “Waves”.
(Dia Dipasupil)


Anuncio