Anuncio
Share

La mayoría de las muertes por COVID-19 están relacionadas con diabetes y presión alta

El CDC dice que las áreas con niveles más bajos de educación y tasas más altas de obesidad
El CDC dice que las áreas con niveles más bajos de educación y tasas más altas de obesidad tienden a tener tasas más altas de diabetes.
(Getty)

Las cifras más recientes de los expertos de salud del condado de Los Ángeles arrojan que las condiciones subyacentes de las personas están fuertemente asociadas con las muertes por COVID-19.

Desde el comienzo de la pandemia, el 85% de los individuos que murieron como resultado de la infección por COVID-19 tenían una afección subyacente. Entre las más comunes, la presión arterial alta o hipertensión, fue una condición médica subyacente para el 52% de los que murieron.

Asimismo, el 41% de los que fallecieron tenía diabetes, el 26% padecía una enfermedad cardiovascular distinta de la hipertensión, el 21% sufría de una enfermedad neurológica y el 16% tenía una enfermedad renal crónica.

Anuncio

“Todos debemos continuar tomando acciones que reduzcan la transmisión, ya que todavía hay muchas personas que aún no están vacunadas y que pueden enfermarse gravemente si se infectan con COVID-19”, dijo Bárbara Ferrer, directora de Salud Pública del condado.

De acuerdo con las cifras del condado, las personas que viven con enfermedades crónicas sufren los peores resultados de la infección por COVID-19.

Los expertos aconsejan que, si alguien tiene problemas de salud subyacentes graves, hable con su proveedor de atención médica si tiene inquietudes acerca de la vacunación.

Anuncio

“A medida que comenzamos a reabrir y asistimos a eventos y reuniones en vivo que forman una parte tan importante del tejido cultural de este condado, tenga en cuenta los pasos que puede tomar para estar seguro en reuniones de grupos grandes: usar una mascarilla de manera segura y que cubra completamente la boca y la nariz ayuda a protegerle a usted y a los demás, y utilizar dos mascarillas es incluso mejor que uno.

“Si ve personas que no usan mascarilla, manténgase alejado de ellas lo mejor que pueda. Evite las áreas concurridas en los puestos de venta o en los vestíbulos; regrese cuando las filas sean cortas. Coma en áreas donde pueda estar seguro de mantenerse alejado de los demás”, indicó Ferrer.

Salud Pública continúa identificando casos de variantes del virus en el condado de Los Ángeles. Las dos variantes preocupantes que circulan con más frecuencia en el condado de L.A. han sido las de Reino Unido (B.1.1.7) y California (B.1.427 / 429).

Anuncio

De las 40 muestras analizadas por el Laboratorio de Salud Pública del Condado de Los Ángeles la semana pasada, el 55% era de la variante de Reino Unido y el 28% de la variante de California.

El Laboratorio de Salud Pública también detectó las tres variantes de Brasil (P.1) la semana pasada.

A partir de este 15 de abril, la elegibilidad para la vacuna se expandirá a cualquier persona que viva o trabaje en el condado de Los Ángeles de 16 años o más. Hasta la fecha, alrededor de 1.5 millones de residentes entre 16 y 49 años han recibido al menos una dosis.


Anuncio