Anuncio
Share
California

Suspenden consulados móviles salvadoreños en Los Ángeles; piden a Nayib Bukele que no les dé la espalda

consulado movil en Riverside
Uno de los primeros consulados móviles se realizó en Riverside, en enero de 2015, los cuales después se extendieron a otras ciudades.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

Edwin Torres evitó el año pasado manejar 235 millas (378 kilómetros) para sacar su pasaporte. Esa es la distancia en la que se encuentra Mendota, al norte de California, en relación a Los Ángeles. Él aprovechó que llegó una delegación del consulado de El Salvador y realizó el trámite sin desplazarse de esa ciudad.

“Que venga para acá el consulado es beneficioso para todos”, dijo Torres, de 35 años, quien vive en esa ciudad junto a una numerosa comunidad salvadoreña dedicada, en su mayoría, al trabajo agrícola de esa región. “La gente lo recibe bien porque no tiene que ir a Los Ángeles”, agregó el oriundo de Cabañas.

Los consulados móviles y ventanillas consulares están “temporalmente” suspendidos, así lo confirmaron las nuevas autoridades salvadoreñas en entrevista con Los Ángeles Times en Español, una medida que ha causado malestar en la comunidad y los líderes locales porque lo ven como un retroceso.

Alicia Villamariona, cónsul general de El Salvador en Los Ángeles, dijo que ante esa suspensión el consulado ofrecerá como alternativa una jornada sabatina mensual, la cual se implementó como “piloto” el 26 de octubre y 16 de noviembre, pero a partir del próximo año será algo permanente.

Alicia Villamariona, consul general de El Salvador
Alicia Villamariona, cónsul general de El Salvador en Los Ángeles, asumió el cargo el 1 de octubre.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)
Anuncio

“Es un proyecto para el 2020, vamos a abrir el último sábado de cada mes”, señaló la cónsul, que asumió este cargo el pasado 1 de octubre.

En ese sentido, Villamariona manifestó que los usuarios que recibían los servicios en las ciudades fuera de Los Ángeles van a tener la oportunidad de acudir a las oficinas un fin de semana.

“Creo que se les facilita un poquito que puedan venir un sábado”, subrayó.

“Las ventanillas [consulares] se van a suspender hasta nuevo aviso”, reveló la funcionaria, advirtiendo que en el caso de los consulados móviles están “temporalmente suspendidos, por lo menos en lo que resta del año”.

Anuncio

Funcionamiento

Pocos días después de que asumiera su cargo de cónsul general, María Mercedes López, realizó el primer consulado móvil en Mendota, en diciembre de 2014. Esta iniciativa luego se llevó a ciudades como San Diego, Santa Ana, Palmdale, Oxnard, Bakersfield, Indio, Victorville y Riverside.

Estos consulados móviles, en algunas ciudades, se transformaron en ventanilla consular, como el caso de Palmdale. Félix Menéndez, presidente de la organización Salvadoreños en el Valle del Antílope (SALVA), explica que él servía de enlace con las autoridades para abrir cada tercer sábado de mes en un centro comunitario local.

“No hemos recibido ninguna notificación, nosotros hemos estado queriendo reunirnos con ella [cónsul Villamariona], pero hasta hoy no hemos tenido una respuesta”, dijo el oriundo de Ahuachapán.

“Se nos ha ignorado por completo”, agregó Menéndez, detallando que la ventanilla en Palmdale funcionó desde 2017, después de dos años de visitas bajo la modalidad de consulado móvil, la cual se implementaba dos veces al año. Ahora no saben qué responder a los usuarios.

“Mucha gente nos está preguntando”, indicó. “Si estas ventanillas se van a cancelar que haya más respeto para las organizaciones que estaban sirviendo de enlace para que [los usuarios] sean notificados”, demandó Menéndez.

Ventanilla consular en Sun Valley
Voluntarios de la ventanilla consular en Sun Valley aparecen en esta fotografía del 11 de mayo de 2019.
(Cortesía)

En los consulados móviles y ventanillas consulares se ofrecía el servicio de pasaportes. Los usuarios también podían solicitar actas de nacimiento, programar citas para obtener el Documento Único de Identidad (DUI).

También se podía tramitar los antecedentes penales y policiales; asimismo, realizaban registros de nacimientos, matrimonios y defunciones.

Anuncio

Para que funcionara, en el caso de las ventanillas, se contaba con el apoyo de voluntarios de la comunidad, quienes fueron capacitados por el consulado y juramentados por la entonces vice-canciller para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín.

Cuando se abría la ventanilla se contaba con la presencia de un cónsul que verificaba los documentos y completaba el trámite.

Hasta julio, al finalizar la administración de la cónsul López, estaban operando ventanillas en Sun Valley, Oxnard, Palmdale, San Diego, Oxnard y Bakersfield.

“Estamos muy preocupados, porque la verdad sentimos que es un retroceso a lo que se había logrado anteriormente”, indicó Guillermo García, representante de la Unión de Campesinos Salvadoreños, señalando que la ventanilla en Oxnard funcionó desde principios de 2015.

A juicio de este activista, una persona gasta alrededor de $350 dólares cada vez que va al consulado en Los Ángeles, específicamente cuando el usuario no maneja.

En promedio ese usuario deja de ganar $120 al día y le tiene que pagar el día de trabajo a otra persona, aparte de la alimentación, gasolina y estacionamiento.

“Esto es como una cachetada”, dijo García en referencia a la clausura del servicio. “Están golpeando a las personas que les dieron el apoyo para que estén en el poder, muchos votaron por Nayib Bukele, yo estuve organizando a los campesinos y la mayor parte de ellos estaba con Bukele”.

El activista agregó que: “Para mí como organizador es un engaño, una mentira, porque no están cumpliendo; la canciller dijo que iban a trabajar 24/7 para mejorar el servicio y no lo están haciendo”.

Anuncio

Los móviles

El 31 de marzo fue el último consulado móvil en Mendota. En esta ciudad, según el Censo de 2010, viven alrededor de 11.000 personas, de ellas al menos el 21.9% son de origen salvadoreño, es decir 2.411 personas.

Los residentes en esa ciudad en su mayoría trabajan en la agricultura y para desplazarse a Los Ángeles les toma alrededor de cuatro horas.

Villamariona plantea que el impedimento que tiene para continuar llevando el consulado móvil a Mendota es que esa ciudad se encuentra en la jurisdicción del consulado de San Francisco.

“Estamos viendo la forma, con los voluntarios que nos ayudan allá, de ver si conseguimos un autobús que los traiga, que los mueva a todos y abrir un día sólo para ellos”, detalló la funcionaria.

En el pasado, los habitantes enviaron cartas para que les llevaran los servicios del consulado en Los Ángeles, algo a lo que accedió la Cancillería.

Víctor Martínez, concejal de la ciudad de Mendota y de origen salvadoreño, plantea que en San Francisco nunca han encontrado apoyo para sus connacionales; por lo tanto, asegura que comenzarán gestiones para que el Ministerio de Relaciones Exteriores ponga cartas en el asunto.

“Lo que me propusieron a mí es que llevara un autobús con personas de Mendota; eso se me hace un poquito ilógico, no me soluciona a mi nada. En un bus no puedo llevar 400 personas”, manifestó. “Es más lógico que vengan seis personas a ayudarnos”.

En esta localidad, cada vez que había un consulado móvil se congregaban alrededor de 400 ó 500 personas, manifiesta Martínez, ya que se corría la voz y acudía gente de ciudades como Salinas, Santa María, Santa Cruz, Fresno, Madera, San José, Merced y Los Baños, entre otras.

Como mínimo se procesaban 100 pasaportes, aparte de otros trámites.

“Es un golpe para la ciudad, hay muchas personas que son pobres”, dijo el concejal Martínez. “Me gustaría que consideraran esa opinión [de clausurar este servicio], que tengamos esa mentalidad de ayudar a la gente como servidores públicos que somos”.

Entre agosto de 2014 y septiembre de 2019, Jesús Aguilar trabajó en el área de comunidades del consulado salvadoreño. A su juicio, no importa quién sea el cónsul ni el gobierno de turno, sino la calidad y prontitud en los servicios que se le ofrece a sus connacionales.

Aguilar agrega que con las ventanillas y consulados móviles “el objetivo era evitar que la gente se desplazara [al consulado] y reducir el gasto tanto de tiempo como económico; asimismo, aminorar el flujo de personas haciendo línea en las instalaciones de la sede consular en Los Ángeles”.

Según las autoridades consulares, en la jornada sabatina de octubre se emitieron 36 pasaportes, y en la del sábado anterior fueron 40, en total suman 76 documentos, sin contar el trámite del DUI.

Es un golpe para la ciudad, hay muchas personas que son pobres. Me gustaría que consideraran esa opinión [de clausurar este servicio], que tengamos esa mentalidad de ayudar a la gente como servidores públicos que somos
Víctor Martínez, Concejal de la ciudad de Mendota

A criterio de Salvador Sanabria, director de la organización El Rescate, las jornadas fuera de Los Ángeles daban una atención a las comunidades rurales “especialmente las más aisladas” y donde la gente tiene la necesidad de documentación por parte de sus sedes consulares debido a su estatus migratorio.

“Este gobierno debería hacer una consulta con esas comunidades que se van a ver afectadas, para tener una evaluación más realista de cómo el mover los servicios a una mega jornada en Los Ángeles les va a afectar”, valoró el activista.

En opinión de Nelson Flores, presidente del comité El Pescador, esta decisión es poca atinada y refleja la política del nuevo gobierno hacia los migrantes en Los Ángeles.

“¿A qué se debe que el nuevo gobierno nos tiene a oscuras? Porque la diáspora se siente a oscuras después de cinco meses en el poder al estar cancelando los consulados móviles, es que ¿no somos una parte importante para el nuevo gobierno?”, reflexionó Flores.

Edwin Torres, residente en Mendota, detalla que para él y sus connacionales significa que tendrán que gastar alrededor de $400 cada vez que vayan al consulado en Los Ángeles, y ahora que es obligación tener el DUI para tramitar el pasaporte necesitarían realizar por lo menos dos viajes al consulado.

“Va a ser algo lamentable”, concluyó Torres.


Anuncio