Anuncio
Share
California

¿Niños caminando a la escuela en plena oscuridad? Instaurar el horario de verano durante todo el año en California no tiene sentido

Daylight saving time
En 2018, los votantes del estado dieron un rotundo “sí" al horario de verano durante los 12 meses.
(Matt York / Associated Press)

Hacer que el horario de ahorro de luz diurna dure todo el año en California haría que los niños caminaran a la escuela en la oscuridad y difícilmente nos daría más tiempo al sol, escribe el columnista George Skelton.

¿Todavía desea tener horario de verano durante todo el año? Los votantes de California respondieron un enfático “sí" el año pasado.

Bueno, miremos hacia el exterior en estas frías mañanas alrededor de las 7 en punto. Prácticamente está oscuro en gran parte de California, especialmente en el norte. Eso es normal; estamos cerca del solsticio de invierno, es a lo que estamos acostumbrados.

Pero, ¿y si nos saliéramos con la nuestra y realmente fuera horario de verano? Serían las 8 de la mañana y apenas habría luz en el sur de California; más aún, estaría sombríamente oscuro en San Francisco y Sacramento.

Eso es incivilizado y peligroso.

Anuncio

Los niños pequeños habrían esperado los autobuses o caminado a la primaria en plena oscuridad, con linternas y temblando. Muchos de sus padres conducirían al trabajo antes del amanecer.

Está bien, todos tendríamos una hora extra de luz solar al anochecer. No oscurecería hasta alrededor de las 6 p.m.

¿Y qué? Afuera hará frío, quizá incluso llueva. No se tratan de cálidas tardes de verano, la piscina no convoca y hay pocas ganas de una barbacoa. Tal vez los fanáticos del golf podrían entrar en tres hoyos adicionales, pero los horarios de salida de la mañana serían más difíciles.

En estos días, con la hora estándar, el sol sale a las 6:55 a.m. en Los Ángeles y se pone a las 4:48 p.m. Agreguemos una hora con el horario de verano y el sol saldría aproximadamente a las 8 a.m.

Anuncio

En San Francisco, el sol no sale hasta las 7:20 a.m. Con el horario de verano, no sería hasta las 8:20 a.m. Lo mismo ocurriría en Sacramento.

¿Qué pasa con este disparate del horario? Ninguna ley puede cambiar la rotación de la Tierra alrededor del sol. Tendremos la misma cantidad de luz diurna sin importar cómo configuremos nuestros relojes. La única pregunta es si queremos más al comienzo del día, o hacia el final.

A mi modo de ver, el sol es para los meses cálidos. Está bien extender la luz hasta las bellas noches de verano; así podemos disfrutar del aire libre. Pero cuando hace frío y llueve, prefiero más luz en la mañana para comenzar el día.

Por eso hablamos de “clima de verano” y “clima de invierno” además de ‘horario de verano’ y ‘horario regular del Pacífico’ (DST y PST respectivamente, por sus siglas en inglés).

Pero fui abrumadoramente vencido el año pasado.

La Propuesta 7, que allanó el camino para un eventual horario de verano durante todo el año, tuvo una victoria aplastante, aproximadamente del 60% al 40%. Ganó en 51 de 58 condados.

Seis de los siete condados que votaron en contra de la medida estaban en el cinturón agrícola del Valle de San Joaquín. Al parecer, a los granjeros no les gusta ordeñar vacas y recolectar huevos en la oscuridad. El séptimo condado fue Del Norte, en el extremo noroeste, donde hay mucha pesca comercial y tala.

Anuncio

El proyecto de ley que coloca la Propuesta 7 en la boleta electoral fue aprobado de manera desigual por la Legislatura y promulgado por el gobernador Jerry Brown, quien disfrutó de su diversión habitual con el latín en un mensaje a pie de firma. “Fiat lux”, escribió Brown, que significa, “Que haya luz”.

El autor de la medida, el asambleísta Kansen Chu (demócrata de San José), dijo que su objetivo principal era eliminar la molestia de tener que cambiar los relojes dos veces al año. Quería adoptar el horario de verano o el horario estándar de forma permanente y no le importaba cuál. Pero también expresó que la gente parecía preferir el horario de verano.

Por lo tanto, la medida electoral alentó a la Legislatura a adoptar el horario de verano durante todo el año. Eso requería de un voto mayoritario de dos tercios, pero no pareció ser un problema importante.

Sin embargo, hay una cuestión en Washington. El Congreso y el presidente deben aprobar un cambio al horario de verano permanente, aunque California podría pasar al horario estándar todo el año por su cuenta. Arizona y Hawái lo hicieron hace mucho tiempo.

El principal problema en Washington es que los políticos allí tienen cosas mucho más apremiantes en sus mentes: el juicio político y las elecciones de 2020. De igual manera, no es probable que el Senado de Estados Unidos, controlado por los republicanos, y el presidente Trump, estén entusiasmados con cualquier cosa que California desee, a pesar de que el senador Marco Rubio (Florida) ha presentado un proyecto de ley para hacer que el horario de verano sea permanente a nivel nacional. Su plan no se ha movido.

Cuatro estados han promulgado leyes para adoptar el horario de verano, pendiente de aprobación federal: Oregon, Washington, Tennessee y Florida. Entonces, si California también pasara al horario de verano durante todo el año, toda la costa oeste estaría en la misma zona horaria. Agradecidamente.

Pero a pesar del voto abrumador de los californianos, las cosas se mueven con bastante letargo en Sacramento. Hay prioridades mucho más urgentes, como incendios forestales, cortes de energía, personas sin hogar y viviendas asequibles.

El proyecto de ley de implementación de Chu, AB 7, pasó rápidamente a la Asamblea con sólo un voto negativo en un comité. Pasó la Asamblea por 72 a 0, pero luego se estancó en el Senado.

Anuncio

El senador Ben Hueso (demócrata de San Diego), presidente del comité de energía del Senado, está preocupado de que el cambio de horario complique el viaje transfronterizo entre Estados Unidos y México.

No obstante, Chu dice que solicitará una audiencia en el comité de Hueso poco después de que la Legislatura se vuelva a reunir, en enero. Y tiene confianza de que se apruebe.

El legislador sostiene que cambiar los relojes dos veces al año es “arcaico” y “dañino”. Cuando estamos en horario de verano, dice, hay menos robos nocturnos. También hay un “aumento significativo” en los ataques cardíacos el día después del cambio de reloj, afirma. Y más personas mueren en accidentes automovilísticos.

Pero, ¿qué hay de esos niños que caminarían a la escuela en la oscuridad? ¿No estarían en peligro?

“Eso es una preocupación”, reconoció Chu. “Pero podemos asegurarnos de que haya iluminación adecuada en el camino a la escuela. Y sólo estará oscuro durante unas pocas semanas”.

Simplemente, parece ilógico soportar 60 mañanas de tropiezos en la oscuridad para no tener que tomarnos cinco minutos, dos veces al año, para ajustar algunos relojes.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio