Anuncio
Share
California

El sistema UC propone aumentos anuales de matrícula durante 5 años para anticipar costos e incrementar la ayuda financiera

Students are opposing the plan, which regents will consider next week.
La Universidad de California propone aumentos anuales de matrícula durante cinco años. Los estudiantes se oponen al plan, que los regentes considerarán la próxima semana.
(Karl Mondon / Bay Area News Group)

La asociación de estudiantes de la Universidad de California se opone a cualquier aumento, que podría oscilar entre unos 350 y 600 dólares este otoño

La Universidad de California propone aumentos anuales de la matrícula durante cinco años bajo un plan general que busca recaudar más dinero para la ayuda financiera y las necesidades del campus al tiempo que proporciona una hoja de ruta predecible de futuros aumentos de costos para estudiantes y padres.

El aumento de matrícula propuesto, sería el segundo en nueve años y la cantidad variará dependiendo de los dos planes presentados.

Un plan, aumentar la matrícula y las tarifas para todos los estudiantes anualmente por el costo de la inflación, equivaldría a un incremento proyectado del 2.8% de $348 durante el año pasado, a $12,918 para el otoño de 2020.

El segundo plan incrementaría la matrícula y las tarifas una vez por cada clase entrante (llamadas cohortes), pero mantendría esos costos fijos durante seis años. Según ese plan, los costos para la clase entrante de 2020-21 aumentarían en un 4.8%, o $606 (del año pasado), a $13,176 para estudiantes universitarios de California. La matrícula de los estudiantes existentes se congelaría en sus niveles actuales.

Anuncio

Además de esos costos básicos, la matrícula suplementaria para estudiantes universitarios no residentes aumentaría de $840, a $30,594, este otoño en el primer plan y $1,440 adicionales, a $31,194, en el segundo plan.

Más de la mitad de los estudiantes universitarios de UC en el estado con la mayor necesidad económica pagarían menos de lo que pagan hoy bajo ambos planes porque recibirían más ayuda financiera. Esto se debe a que un tercio de cada dólar de la matrícula se destina a la ayuda financiera, que se puede usar no sólo para la inscripción y las tarifas, sino también para la vivienda, alimentación, transporte y otros costos.

Bajo el primer plan, por ejemplo, los estudiantes cuyos padres ganan menos de $80,000 recibirían $488 en ayuda financiera adicional, cubriendo completamente el aumento de matrícula de $348 y dejando un adicional de $140 para vivienda, libros y otros gastos. Sin el incremento en la inscripción, el estudiante no recibiría ayuda financiera adicional.

Anuncio

La presidenta de UC, Janet Napolitano, recomienda que la Junta de Regentes apruebe cualquiera de los planes “para que, a medida que los campus comiencen a extender las ofertas de admisión en febrero para el período de otoño 2020, los futuros alumnos de UC puedan tomar decisiones informadas de su inscripción, los estudiantes pueden saber qué nivel de matrícula y cuotas se pueden esperar y los campus podrían prepararse para proporcionar las oportunidades educativas, el apoyo académico, la ayuda financiera y los servicios estudiantiles necesarios para mantener el historial sin precedentes de acceso, accesibilidad y excelencia académica de la Universidad”, según un memorando de UC.

La Asociación de Estudiantes de UC, sin embargo, se opone a los planes, y los líderes dicen que fueron tomados por sorpresa por los aumentos propuestos.

Tommy el caballo estaba tan débil después del incendio de Thomas, que la adopción era incierta. Entonces conoció a Anne Scioscia.

La presidenta de UCSA, Varsha Sarveshwar, dijo que estaba “aturdida” y decepcionada por la propuesta y agregó que bloquear cinco años de aumentos de matrícula a la vez era innecesario y perjudicaría a las decenas de miles de estudiantes que no calificarían para más ayuda financiera y costos más bajos, incluidos los de otros estados y países. También manifestó que un plan de varios años disuadiría a los escolares de presionar a Sacramento para obtener más fondos y se preguntó quién soportaría la carga si una recesión provocara importantes recortes en el apoyo estatal.

Además, algunos críticos dicen que es injusto cobrar a algunos alumnos más que a otros por la matrícula. Según el plan de cohorte, los estudiantes universitarios de California que ingresen en el otoño de 2020 pagarán $13,176 en matrícula y tarifas, mientras que los que ingresen en 2024 pagarán $15,414.

“Un plan de matrícula a largo plazo es completamente prematuro e injusto para los estudiantes”, dijo Sarveshwar.

Pero los cancilleres de UC han presionado durante mucho tiempo por aumentos predecibles para que puedan planificar mejor los presupuestos de sus campus, satisfacer las demandas para inscribir a más estudiantes de California y mantener la calidad del sistema universitario de investigación pública más importante del país.

La canciller de la Universidad de Berkeley, Carol Christ, por ejemplo, dijo a los regentes en 2018 que el campus había agregado 4,700 estudiantes más desde 2013-14 pero no había recibido suficiente dinero para cubrir los costos de educarlos. Como resultado, aseguró, el tamaño promedio de las clases de ingeniería y ciencias de la computación había pasado de 65 en 2011-12 a 227 en 2016-17.

Anuncio

También dijo que el retraso de Berkeley de 700 millones de dólares en mantenimiento muy necesario estaba afectando. El campus perdió su intento de reclutar a uno de los químicos más importantes del mundo, aseveró, porque no podía permitirse renovar un laboratorio para satisfacer sus necesidades.

“Las garantías extendidas son generalmente un mal valor”, dice un defensor del consumidor. “Rara vez dan resultado”.

Los funcionarios de presupuesto de UC han dicho a los regentes que se necesitan miles de millones de dólares más no sólo para el mantenimiento, sino también para nuevas aulas, dormitorios y laboratorios, aumentos salariales y para cubrir los costos crecientes de pensiones y salud.

El gasto de UC por estudiante ha disminuido en un 31% entre 2000 y 2017 porque los fondos estatales no han aumentado para cubrir completamente los 100,830 estudiantes adicionales matriculados durante ese tiempo. La proporción de fondos estatales para el presupuesto central de UC se ha desplomado del 84% en 1990 al 42% este año académico; la matrícula ahora representa la mayor participación económica.

El canciller de UC San Diego, Pradeep Khosla, dijo el jueves que estaba a favor del plan de matrícula de cohorte porque establecía los aumentos más predecibles para los estudiantes y las familias. También señaló que descartar incrementos y mantener la matrícula “afecta desproporcionadamente a los alumnos más necesitados, ya que los costos de vida han aumentado pero la ayuda financiera es igual”.

El presidente de la Junta, John A. Pérez, dijo que, a falta de aumentos adecuados en los fondos estatales, también favorece un plan basado en cohortes que incremente la matrícula una vez para una clase entrante en lugar de aumentos anuales mientras un estudiante está inscrito.

“Mis valores dicen que cuando una familia mira todos esos lugares en los que sus estudiantes son aceptados, deberían poder tener una idea clara de lo que les va a costar. No sólo el costo de la línea superior, sino el precio real para la familia: lo que contribuye la familia y el estudiante”, dijo al Times el año pasado.

Anuncio

“Y por eso estoy predispuesto a votar por cualquier aumento de matrícula que afecte a los alumnos actuales. Eso significa que desde mi visión del mundo, las dos únicas opciones que tienen sentido son el incremento de la inversión estatal o un aumento muy modesto basado en cohortes donde, al momento de la admisión, se garantiza cuál es el coste en su etapa estudiantil”.

El memorando de matrícula expresa su agradecimiento por el presupuesto propuesto por el gobernador Gavin Newsom para 2020-21, que incluye más de $217 millones en fondos nuevos y permanentes de UC durante el año pasado.

El dinero ayudará a pagar cosas tales como apoyo adicional para estudiantes, iniciativas de investigación, educación médica ampliada, iniciativas agrícolas y servicios legales para inmigrantes.

Pero los funcionarios de UC dicen que eso no es suficiente para cubrir su ambicioso plan de aumentar la matrícula de pregrado de California, ampliar el apoyo académico para incrementar las tasas de graduación y reducir las brechas de rendimiento, reparar la infraestructura descuidada, fortalecer los servicios de salud mental de los estudiantes y abordar las brechas salariales de los docentes y el personal.

Actualmente, UC está proyectando un déficit presupuestario de $250 millones para el año escolar 2020-21, creciendo a $734 millones en cinco años, sin más fondos.

“Los aumentos moderados y predecibles en la matrícula y los ingresos por tasas reducirían significativamente, aunque no cerrarían, la brecha presupuestaria”, dice el memo.

Napolitano está pidiendo a los regentes que permitan incrementos de matrícula más bajos si el estado proporciona un aumento de más del 5% en el presupuesto base permanente de UC sobre el año anterior.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio