Anuncio
Share
California

Artista latino de Pacoima admite no ser talentoso a pesar de exponer decenas de murales públicos

artista
Levi Ponce no sólo se quedó ayudándole a su padre, el joven estudió animación y diseño gráfico en la Universidad Estatal de California en Northridge (CSUN).
(AP)

Entre sonrisas tímidas, el joven muralista Levi Ponce, quien ha embellecido muchas paredes grises en Estados Unidos, Asia y América Latina admite que él no se considera ni talentoso ni exitoso.

A sus 32 años de edad, el hijo de padres inmigrantes se destaca por su influencia en lo que se conoce como “Mural Mile”, una franja del bulevar Van Nuys, en Pacoima, antes cubierta de grafiti, que ahora es admirada por su arte.

“Todo lo que he hecho es sólo el principio… Mis murales son una catálisis de cambio, un movimiento cultural que apenas empieza”, dice el oriundo de Pacoima.

artista
Ponce crea una serie de obras junto con diferentes artistas en un tramo ahora conocido como Mural Mile.
(Cortesia)
Anuncio

De familia humilde, Ponce tuvo que pasar mucho tiempo al lado de su padre, mientras éste trabajaba como pintor de letreros porque no podían pagarle a alguien para que lo cuidara.

“Entre semana me iba al ‘swapmeet’ de San Fernando donde mi mamá vendía ropa, y los fines de semana me iba con mi papá, quién hasta ahora es pintor”, dice el muralista.

Fue entonces cuando Levi se enamoró del arte aprendiendo las técnicas de su padre, Héctor Ponce, y la ética profesional de ambos padres.

“Viendo a mis padres trabajar y lidiar con mucha gente, aprendí lo que se necesitaba para ganarme unos dólares. Yo no hago cualquier cosa en mi trabajo, siempre me esmero por dar lo mejor de mí en todo lo que realizo”, dice Levi.

Anuncio

No obstante, Levi no sólo se quedó ayudándole a su padre, el joven estudió animación y diseño gráfico en la Universidad Estatal de California en Northridge (CSUN), y recibió una licenciatura en arte para luego trabajar en la industria del cine creando efectos visuales.

A su vez, en 2011 cuando hubo menos trabajo en la industria que estudió, el joven artista comenzó a pintar murales en el Valle de San Fernando, lo que llevó a una serie de obras de diferentes artistas en un tramo del ahora de “Mural Mile”.

El arte de Ponce fue sin duda diferente, ya que su trabajo se basó en reflejar diferentes temas de la comunidad latina e inmigrante.

“Cuando empecé a pintar en Pacoima, no había galerías, ni arte, y muchos se inclinaban a pintar grafiti, entonces pensé que los murales podrían ser mi plataforma para reflejar a la comunidad”, sostiene.

“La comunidad, al ver esto, están más abiertos a discutir los temas que les afectan y buscarles solución”, indica.

Levi comparte que durante el año que pintó su primer mural del actor Danny Trejo, más de 100 voluntarios de la comunidad y otros artistas se habían unido para apoyarlo.

Anuncio

“Nunca fue intencional tener a gente que me ayudara, ellos llegaron a extenderme la mano para expresar sus sentimientos y empezamos a trabajar en equipo, ahí aprendimos juntos, nos enorgullecemos de los resultados y cuidamos más nuestras creaciones”, dice.

A pesar de su trayectoria a tan corta edad, Levi no cree que él es exitoso.

“Me halaga que la gente piense eso de mí. Esa palabra es algo complicada, pero aún tengo mucho por realizar, quiero hacer más a nivel nacional”, dice riéndose.

“Yo sólo trabajo duro, soy un muchacho normal como cualquier otro. No me veo talentoso, pero creo que si eres constante y te esfuerzas tienes buenos resultados”, manifiesta enfatizando que cualquier persona puede hacer cambios sociales.

“Yo lo hago con la pintura, pero otra gente lo puede hacer a través de sus negocios, su música o su cocina”, sostiene.

El artista enfatiza que en 2050, la mayoría será latino por lo que le recuerda al público que el poder toma tiempo, y se obtiene a través de la educación, la conexión entre comunidades y el trabajo en conjunto.

“No quiero que nos vean como ilegales o criminales, somos humanos que estamos aquí y tenemos derechos. Hay que alzar nuestra voz con lo que sabemos hacer”, sostiene.

El trabajo del artista presenta a nativos de Pacoima como Trejo y Ritchie Valens, así como influencias de la cultura chicana, y obras maestras como Girl With The Pearl Earring de Johannes Vermeer y Mona Lisa, de Da Vinci.

Anuncio

En 2014, MSN Latino incluyó a Ponce como uno de los “10 latinos a observar en 2014", describiendo sus murales como “una forma realmente maravillosa y original de embellecer la ciudad, calle por calle”.

En 2015, Ponce recibió el encargo de pintar “Luminarias del panteísmo” para un área en Venice, California, que recibe más de un millón de espectadores por año.


Anuncio