Anuncio
Share

Inmigrantes que buscan la tarjeta de residencia no se verán afectados si tienen coronavirus

El coronavirus no formará parte de las nuevas restricciones para la aplicación de aceptación como residente legal.
El coronavirus no formará parte de las nuevas restricciones para la aplicación de aceptación como residente legal.

La rápida expansión del coronavirus ha dejado a muchos inmigrantes que buscan la residencia con temor a no ser aceptados tras la implementación de la regla de “carga pública”, que le niega este alivio a las personas enfermas.

Sin embargo, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos hacen a un lado esta especifica enfermedad y le aseguran a los inmigrantes que se hagan la prueba o sean tratados por el virus, de que no se verán afectados.

El coronavirus no formará parte de las nuevas restricciones para la aplicación de aceptación como residente legal.

Lista de eventos y escuelas cancelados por cautela al coronavirus

“El USCIS alienta a todos, incluidos los extranjeros, con síntomas que se asemejan al coronavirus (COVID-19) (fiebre, tos, falta de aliento) a buscar el tratamiento médico o los servicios preventivos necesarios”, dijo la agencia en un comunicado.

Anuncio

“Tal tratamiento o servicios preventivos no afectarán negativamente a ningún extranjero como parte de un futuro análisis de carga pública”, afirmó.

“Para abordar la posibilidad de que algunos extranjeros afectados por COVID-19 duden en buscar el tratamiento médico o los servicios preventivos necesarios, el USCIS no considerará las pruebas, el tratamiento ni la atención preventiva (incluidas las vacunas, si hay una vacuna disponible) relacionada con COVID-19 como parte de una determinación de inadmisibilidad de carga pública, ni relacionado con la condición de beneficio público aplicable a ciertos no inmigrantes que buscan una extensión de estadía o cambio de estado, incluso si dicho tratamiento es proporcionado o pagado por uno o más públicos beneficios, como se define en la regla (por ejemplo, Medicaid con fondos federales)”, agregó.

Estos productos son medicamentos no aprobados que presentan riesgos significativos para la salud del paciente y violan la ley federal

La regla de “carga pública” de la administración Trump se implementó oficialmente a fines de febrero. Según la nueva política, a los inmigrantes de bajos ingresos que reciben beneficios públicos, o algún día los necesitarán, se les negará una visa o tarjeta de residencia.

No obstante, existen programas públicos que no se cuentan contra los solicitantes de la tarjeta verde. Por ejemplo, Medicaid para mujeres embarazadas o niños menores de 21 años, así como Medicare Parte D y almuerzos escolares.


Anuncio