Anuncio
Share

Muere joven guatemalteco de coronavirus en manos de la migra, ya es el segundo

La agencia confirmó el lunes que 51 de sus empleados que trabajan en las instalaciones han dado positivo.
(Los Angeles Times )

Un hombre guatemalteco de 34 años se convirtió en la segunda persona conocida por morir de COVID19 mientras estaba bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Santiago Baten-Oxlaj estaba detenido en el Centro de Detención Stewart, una prisión masiva para migrantes en la zona rural de Georgia, que es operada por la corporación privada de prisiones CoreCivic.

Los 4 lugares más peligrosos del supermercado donde el coronavirus acecha para invadir el cuerpo humano

El inmigrante había estado hospitalizado desde el 17 de abril en el Hospital Regional Piedmont Columbus, donde perdió la vida el pasado domingo por complicaciones de COVID19, de acuerdo con los datos de ICE.

Anuncio

El joven es el segundo inmigrante indocumentado que muere de COVID19 bajo custodia de ICE.

El 6 de mayo, Carlos Escobar-Mejía, de 57 años, falleció en un hospital en National City, California, donde recibió tratamiento para la enfermedad. El inmigrante de El Salvador había estado detenido en el centro de detención de Otay Mesa de ICE, en San Diego.

Agárrese para otros dos años con la pandemia del coronavirus: Científicos pintan tres escenarios

En el caso de Baten-Oxlaj, el joven fue arrestado el 2 de marzo luego de ser condenado por conducir bajo la influencia. El 26 de marzo, según ICE, un juez federal de inmigración le ordenó que regresara a su país cuando fuera médicamente seguro.

ICE y CoreCivic no han podido evitar el brote de COVID-19 en Stewart que los expertos advirtieron repetidamente en un esfuerzo para que las autoridades liberaran a los inmigrantes detenidos, sostienen los activistas.

Línea de ataque del coronavirus del corazón a riñones, hígado y hasta cerebro

La agencia confirmó el lunes que 51 de sus empleados que trabajan en las instalaciones han dado positivo. De ellos, 38 se han recuperado y han recibido autorización médica para volver al trabajo. No obstante, otros 16 detenidos también han resultado positivo en el mismo lugar.

Laura Rivera, directora de la Iniciativa de Libertad de Inmigrantes del Sureste (SIFI) del Southern Poverty Law Center (SPLC), que proporciona representación gratuita a las personas detenidas en Stewart fuera de su oficina local en Lumpkin, Georgia, sostiene que la muerte pudo haberse evitado.

Santeros presagiaron el coronavirus y cómo se produjo: Un año negro con muchas lagrimas

“Santiago Baten-Oxlaj debería estar vivo y libre hoy. Estamos con su familia y seres queridos en el luto de la muerte prematura y sin sentido de Santiago”, dijo Rivera a través de un comunicado.

Hasta el 22 de mayo, ICE había evaluado a un total de 2,394 detenidos, incluidos 1,201 que dieron positivo.

Tras la muerte del inmigrante la agencia dijo a través de una carta en https://gt.usembassy.gov/guatemalan-man-in-ice-custody-passes-away-in-georgia/ que “está firmemente comprometido con la salud y el bienestar de todos los que están bajo su custodia y está llevando a cabo una revisión exhaustiva de este incidente en toda la agencia, como lo hace en todos los casos”

Agrega que “las muertes bajo custodia de ICE, estadísticamente, son extremadamente raras y ocurren en una fracción del promedio nacional para la población detenida en los Estados Unidos.

Sin embargo, Rivera no lo cree así, y agrega que el público “no debe quedarse insensibles a la pérdida evitable de vidas que resulta de la innecesaria detención de ICE. En lugar de languidecer en las sórdidas cárceles, estos inmigrantes deberían ser libres de protegerse a sí mismos y a sus seres queridos del COVID-19”.

De acuerdo con la activista, la situación en Stewart ha empeorado en las últimas semanas “a medida que ICE intensifica su uso violento de la fuerza ‘SWAT’ en personas detenidas que eligen hacer huelgas de hambre en un último esfuerzo para abogar por su libertad en medio de la pandemia de COVID-19”, señaló.


Anuncio