Anuncio
Share

La recuperación económica de California será muy lenta

People at the Universal CityWalk
Los economistas predicen una lenta recuperación económica en lugares turísticos como Universal CityWalk, donde las señalizaciones este mes advirtieron a los visitantes que se distanciaran unos de otros.
(Mark J. Terrill / AP)

Es improbable que California recupere su prosperidad previa al coronavirus en los próximos tres años, dicen los economistas, incluso cuando el estado se reconstruye lentamente a partir de un aislamiento económico catastrófico.

La recuperación gradual del Estado Dorado probablemente reflejará la trayectoria de la nación, según un nuevo pronóstico de UCLA.

“La crisis de salud pública de la pandemia se transformó en una crisis similar a la depresión en la economía [de EE.UU]”, escribió David Shulman, economista de UCLA Anderson Forecast.

Anuncio

La trayectoria de la economía de la nación será lenta, señaló Shulman: el producto interno bruto real se hundirá este trimestre, a una tasa anual del 42%, y luego aumentará gradualmente, sin volver a su pico máximo de fines de 2019 hasta principios de 2023 .

Incluso ese retorno gradual a la actividad normal se basa en un escenario algo optimista: que la pandemia de COVID-19 disminuirá, evitando una pausa en la recuperación u otra ola de cierres.

“La fuerte suposición es la reducción de la pandemia este verano”, escribió Jerry Nickelsburg, director de UCLA Anderson Forecast. “Pero debemos tener en cuenta que el supuesto de la pandemia es sólo eso: un supuesto”.

La tasa de desempleo de California, que fue del 16.3% en mayo, tendrá un promedio de 10.5% para el año, según el pronóstico. Se prevé que caerá al 8.2% en 2021 y al 6.8% en 2022.

Anuncio

En comparación, en febrero, antes de que la pandemia golpeara la economía del estado, la tasa de desempleo era del 3.9%.

Otros dos pronósticos sugieren una recuperación algo más lenta para el Estado Dorado este año.

“Incluso con la recuperación, habrá 800.000 empleos menos en California para el cuarto trimestre en comparación con el primer trimestre de 2020", según una perspectiva de la Universidad Chapman publicada esta semana. Predice una tasa de desempleo promedio de 11.3% este año.

No obstante, sugirieron los economistas de Chapman, el regreso después de la pandemia podría ser “rápido” en comparación con la recuperación de la Gran Recesión, que “se prolongó durante siete trimestres”.

Anuncio

El pronóstico del Bank of the West de California publicado este mes sugiere que el desempleo tendrá un promedio de 10.5% este año, 9.1% en 2021 y 7.3% en 2022.

“Los cierres de empresas en California han sido más duraderos y severos que en muchos estados”, manifestó Scott Anderson, economista del banco. “La recuperación del ocio, la hospitalidad y el comercio probablemente será más lenta que la de la nación. Y los altos costos de vida convencen a más personas a abandonar el estado por lugares más verdes: regiones con mejores perspectivas laborales y menores costos para vivir”.

Más allá de los efectos del sector privado, Anderson notó el colapso de los ingresos estatales y por impuestos a las ventas.

Anuncio

“Al igual que un terremoto, este es sólo el comienzo”, escribió en el pronóstico del banco. “Se espera que el gasto estatal y local disminuya drásticamente para ayudar a equilibrar el presupuesto estatal, lo que pesará aún más en la creación de empleo en California”.

El pronóstico de UCLA espera una trayectoria lenta para el ingreso personal en California, que caería 0.9% este año, aumentando sólo 1.4% el próximo año y 2.2% en 2022.

Los empleadores no se apresurarán a agregar nuevos empleos. El pronóstico de UCLA espera que las nóminas en California se reduzcan 9.3% en general este año, luego crezcan a 0.4% el próximo año y 6.6% al año siguiente.

De febrero a abril, California perdió 2.56 millones de empleos en la nómina, una reducción del 15%. Eso es más grave que las pérdidas de empleo causadas por la Gran Recesión de 2007-09, cuando el estado se quedó sin 1.3 millones de puestos, o el 8%, durante 26 meses.

Anuncio

A diferencia de esa recesión, que fue impulsada por una disminución sin precedentes en la industria de la construcción, dos sectores, el ocio y la hospitalidad, así como el comercio minorista, impulsaron la crisis causada por la pandemia de este año, que representa la mitad de los empleos perdidos.

A medida que se vuelvan a abrir restaurantes, espacios para eventos y atracciones turísticas, esos trabajos no volverán, previó el pronóstico de UCLA.

“La pandemia de COVID-19 ha creado una sensación de precaución por parte del público en general, tanto dentro de California como entre los turistas que podrían venir al estado”, expuso el pronóstico de UCLA. “Los clientes potenciales para estos negocios querrán sentirse seguros antes de aventurarse”.

Anuncio

Para fines de 2022, predijo, el sector de ocio y hotelería se mantendría un 20% por debajo de su pico anterior.

“Eso se traduce en 200.000 californianos de ingresos relativamente bajos con desempleo a largo plazo durante 30 meses”, expuso el pronóstico. “Algunos encontrarán empleo en otros sectores, pero en una economía que exige habilidades técnicas, será un desafío”.

El empleo minorista, maltratado por el aumento de las compras en línea y las bancarrotas de las cadenas físicas, también puede permanecer un 20% por debajo de los niveles previos a la pandemia, sugirió el pronóstico de UCLA, con 160.000 empleos menos. Pero enfatizó la incertidumbre de su predicción: “Depende de manera crucial de lo que sucede cuando la economía se abre. ¿Los consumidores vuelven al centro comercial o lo evitan?

Anuncio

El pronóstico de Chapman señaló que la concentración de pérdidas de empleos en comercios minoristas, restaurantes, hoteles y otros negocios relacionados con el turismo significa una menor pérdida de ingresos que si los trabajos fueran, por ejemplo, en construcción o tecnología.

Los trabajadores del sector minorista, de ocio y hotelería ganan salarios relativamente bajos, aproximadamente la mitad del promedio estatal. “Debido a eso, el daño económico al estado será mucho menor que el que implican las enormes pérdidas de empleos”, según el pronóstico de Chapman.

Se espera que la construcción se recupere con bastante rapidez, “el salario promedio anual para un trabajador de la construcción es de $71.300 frente a $30.400 en ocio y hospitalidad”, escribieron los economistas de Chapman. Y los servicios de información, una industria de California que se ha mantenido estable, “tiene un salario promedio de $187.200 frente a $68.400 para todas las industrias”.

Los economistas de UCLA predijeron que los servicios sociales y de atención médica, donde los consultorios médicos y dentales y los centros de cuidado infantil sufrieron grandes pérdidas, recuperarían trabajos “mucho más rápidamente” que el comercio minorista o el ocio y de hotelería.

Anuncio

“Los consultorios médicos volverán a la normalidad a medida que instituyan protocolos que garanticen la seguridad de sus pacientes durante las visitas”, escribieron los economistas de UCLA. Y en cuanto al cuidado de niños, a pesar de que más personas de lo habitual trabajarán desde casa, “eso podría no disminuir la necesidad de cuidado de infantes, ya que puede desearse un entorno libre de distracciones”.

Comparando California con Estados Unidos en general, el pronóstico de UCLA dijo que la dependencia desproporcionada del estado en el turismo internacional significaría una recuperación algo más lenta en el ocio, hotelería y el comercio minorista. Los sectores de transporte y almacenamiento también podrían ver un retorno más lento en California que en todo el país debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que afecta desproporcionadamente a los puertos masivos de California.

Las hospitalizaciones por COVID-19 también comenzaron a aumentar en algunas partes del estado, otra señal preocupante

Por otro lado, el Estado Dorado debería recuperarse más rápido que la nación en general en los servicios empresariales, científicos y técnicos y en el sector de la información “debido a la demanda de nuevas tecnologías para la forma en que estamos trabajando y socializando actualmente”.

Anuncio

Por ejemplo, sugirió Nickelsburg, “habrá nuevas tecnologías para las personas que trabajan en casa y también está la telemedicina”.

En cuanto al sector de la vivienda, el pronóstico de UCLA proyectaba la construcción de 94.000 nuevas unidades en California este año, un 17.3% menos que el año pasado.

“A pesar de la recesión, la continua demanda por casas-habitación junto con bajas tasas de interés conduce a un pronóstico de un retorno relativamente rápido de la construcción de casas”, escribió Nickelsburg. Pero incluso con el regreso de muchos trabajos de construcción, señaló, “la posibilidad de que el sector privado salga del problema de la asequibilidad de la vivienda en los próximos tres años es nula”.

Vienen tarjetas prepagadas para 10 comunidades de Estados Unidos, estas son…

Anuncio

En un artículo que acompaña el pronóstico, la economista Leila Bengali sugirió que “la pandemia ha tenido efectos pequeños, aunque generalmente negativos, en los mercados de la vivienda hasta marzo de 2020... puede cambiar las preferencias del consumidor hacia hogares unifamiliares de baja densidad y lejos de casas multifamiliares más densos, particularmente si los consumidores pueden vivir a mayor distancia de la ubicación de su empleador”.

Y si la Ley de Protección de Inquilinos del estado, que entró en vigencia en enero, “afecta negativamente los costos e ingresos comerciales de los propietarios, podrían responder saliendo del mercado de alquiler, reduciendo la oferta de viviendas en renta pero potencialmente aumentando la oferta de casas en venta si las conversiones de propiedades ocurren rápidamente”.

El efecto de la pandemia y las leyes de protección de inquilinos en todo el país “se están interconectando a medida que las ciudades y los estados aprueban la moratoria sobre los desalojos por falta de pago de la renta”, agregó.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio