Anuncio
Share

Coronavirus: Por el alarmante aumento de casos, crece el temor de que California comience a ‘perder la batalla’

Los casos de coronavirus en California continuaron con un pico preocupante esta semana, pero aún no está claro cuánto deben empeorar las condiciones antes de que los funcionarios se muevan para frenar la rápida reapertura de la economía.

Por segundo día consecutivo, California rompió un récord diario de nuevos casos, este martes. Se informaron más de 6.600 infecciones, el mayor recuento de un solo día en el estado desde que la pandemia llegó a EE.UU.

California tuvo un segundo día consecutivo de nuevos casos diarios de coronavirus, con 6.652 nuevos episodios
California tuvo un segundo día consecutivo de nuevos casos diarios de coronavirus, con 6.652 nuevos episodios en todo el estado, el martes.
(Los Angeles Times)
Anuncio

Las hospitalizaciones por COVID-19 también comenzaron a aumentar en algunas partes del estado, otra señal preocupante.

Las autoridades de Silicon Valley advirtieron que los progresos contra el coronavirus se estaban erosionando. El condado de Santa Clara registró el martes su mayor total diario de casos nuevos, 121, mucho peor que cualquier día en marzo o abril.

Cuando María Reyna Flores cerraba sus ojos en su tiempo libre, se imaginaba una vida al lado de un hombre que la amara y respetara, alguien que aceptara a su hijo Erick de ocho años como si fuera suyo.

“Ahora, vamos a retroceder en un patrón similar al del resto del estado”, señaló el Dr. Jeffrey Smith, ejecutivo del condado de Santa Clara. “Estamos en nuestro pico más alto en este momento”.

La Dra. Sara Cody, oficial de salud del condado de Santa Clara, consideró preocupante el aumento de casos. “Este incremento puede estar acelerándose”, dijo Cody.

“El alza refleja tanto las pruebas generalizadas -encontramos más casos que existen- como un aumento real en los casos, porque el virus continúa propagándose. Es un poco pronto para saber si esto se traducirá en un incremento significativo de hospitalizaciones y muertes en el futuro”.

En el condado de Ventura hubo un promedio de 85 personas hospitalizadas diariamente con infecciones confirmadas o sospechas de coronavirus la semana pasada, un alza del 67% con respecto a seis semanas atrás.

“Son los primeros signos de que comenzamos a perder esta batalla contra el COVID-19 en nuestro condado”, le dijo el Dr. Robert Levin, oficial de salud del condado de Ventura, a la Junta de Supervisores. También hay un aumento de casos en todo el estado. “Me preocupa. Y debería preocuparlos a ustedes”, enfatizó.

Las últimas proyecciones del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington señalan que California podría registrar más de 15.100 decesos para el 1º de octubre, un aumento del 170% del número actual, que superaba los 5.600 hasta el martes por la tarde.

En el condado de Los Ángeles, las autoridades informaron el martes más de 2.000 nuevos casos por cuarta vez en la última semana, lo cual eleva el total de la infección a más de 88.500. También dieron cuenta de 34 muertes adicionales, lo cual aumentó el número de víctimas a 3.171, el grueso del total del estado.

En el condado de San Diego, los funcionarios informaron más de 300 casos nuevos el lunes por segundo día consecutivo después de romper un récord con arriba de 310 casos el domingo. Otras 198 infecciones fueron reportadas el martes.

El recuento de casos es sólo una métrica en el seguimiento de la propagación del virus. Aunque el aumento de las pruebas puede explicar parte del alza, los funcionarios señalan que el mayor número de casos no se puede vincular solamente a ello.

Las autoridades advirtieron en repetidas ocasiones que esperan que las tasas de transmisión crezcan a medida que más empresas reabran y las personas reanuden sus actividades normales después de meses de quedarse en casa.

La directora de salud pública del condado de Los Ángeles, Bárbara Ferrer, consideró que aunque es imposible rastrear el origen de la propagación en un entorno público, es “altamente probable” que el aumento general esté relacionado con protestas masivas que estallaron por la muerte de George Floyd, así como por grupos de reuniones sociales en restaurantes y encuentros privados.

En todo el estado, la tasa de positividad entre los examinados para detectar coronavirus en los últimos 14 días aumentó de 4.5% a 4.8% en la última semana, y el número de hospitalizaciones de pacientes con infecciones confirmadas tuvo un incremento del 16% en la reciente quincena.

En el condado de Los Ángeles, la tasa de positividad diaria en un promedio de siete días aumentó a 8.8%. Las autoridades informaron este martes que había 1.515 hospitalizados con infecciones confirmadas por coronavirus, el 27% de ellos en cuidados intensivos.

Aunque ese número está muy lejos de los máximos de 1.900 pacientes registrados en abril, es superior a los recuentos diarios de hospitalización -de 1.350 a 1.450- en las últimas semanas.

A pesar del aumento en los casos, más ciudades y condados siguen expandiendo sus planes de reapertura.

En San Francisco, la alcaldesa London Breed y el Dr. Grant Colfax, director de salud, anunciaron esta semana que la ciudad avanzaría en su próxima fase de reapertura desde mediados de julio hasta el 29 de junio. Salones de belleza, peluquerías, museos, zoológicos, salones de tatuajes, establecimientos de masajes y bares al aire libre podrán reabrir sus puertas, siempre que sigan los protocolos de seguridad.

No quieren ser ‘la policía de cubrebocas’: Estos son los condados que desafían mandato

“Gracias a los esfuerzos de los sanfranciscanos, que cumplieron con los requisitos de salud, se cubrieron la cara y practicaron el distanciamiento social, nuestros indicadores de COVID-19 están en un buen lugar y podemos continuar con la reapertura progresiva de nuestra ciudad”, manifestó Breed.

“Sabemos que muchas empresas y residentes están pasando un mal momento a nivel financiero, y este próximo paso ayudará a que más residentes de San Francisco vuelvan a trabajar, sin descuidar la seguridad”.

Según el gobernador Gavin Newsom, los funcionarios de salud estatales vigilan de cerca los números. El funcionario confía en que el estado podrá responder al virus en las próximas semanas y meses.

“Todo el tiempo hemos estado con los ojos bien abiertos. Siempre nos hemos preparado para un aumento repentino”, afirmó. “Siento que anticipamos la probabilidad, al reabrir, de que el número crezca, y así ha sido”.

Sean Greene e Iris Lee, redactores de planta de The Times, contribuyeron con este informe.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio