Anuncio
Share
California

El condado de Los Ángeles supera los 100.000 casos de Covid19, y se establece un nuevo récord diario

Un bar en el centro de Los Ángeles.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

El condado de Los Ángeles confirmó el lunes 22 muertes adicionales relacionadas con el coronavirus y 2.903 nuevos casos de COVID-19, el mayor número de infecciones en un solo día que el condado ha reportado desde que la pandemia golpeó a EE.UU.

El recuento diario lleva el número total de casos de coronavirus en el condado de Los Ángeles a más de 100.000.

El alarmante aumento de los casos no es sólo el resultado del incremento de las pruebas, dijo la Directora de Salud Pública del condado, Bárbara Ferrer. El alza es la prueba de que la transmisión en la comunidad ha incrementado “definitivamente”, con una tasa de infección cerca del 9%. Los funcionarios advierten ahora que 1 de cada 140 residentes están probablemente infectados con el virus sin saberlo, se espera una gran escalada con respecto a la proyección de la semana pasada que era de 1 de cada 400.

Además, los funcionarios de salud revelaron que el 20 de junio -después de que el condado de Los Ángeles diera luz verde a la reapertura de bares, cervecerías, bodegas y negocios similares- más de 500.000 personas visitaron los lugares de vida nocturna del condado.

Anuncio

Los funcionarios dijeron que el 49% de los bares y el 33% de los restaurantes del condado no se adhirieron a los protocolos de distanciamiento social en la última semana. Además, los inspectores encontraron que los trabajadores en el 54% de los bares y el 44% de los restaurantes no llevaban mascarillas o protectores.

“Hay un número elevado de negocios e individuos que no han seguido las directivas, y han vuelto a vivir como si COVID-19 no estuviera en nuestras comunidades”, manifestó Ferrer. “Si no eres parte de la solución para frenar la propagación, acabas siendo parte del problema”.

Hay más de 40.000 restaurantes en el condado de Los Ángeles. De ellos, Ferrer dijo que aproximadamente 3.000 han sido inspeccionados por los protocolos COVID-19. Los inspectores están empezando con lugares que han tenido infracciones anteriores, y están tratando de llegar a cada parte del condado, pero el orden de inspección es bastante aleatorio.

La noticia sigue la orden del estado de que siete condados -incluyendo Los Ángeles- deben cerrar sus bares, mientras que otros ocho fueron animados a seguir su ejemplo.

Anuncio

En todo el estado, las infecciones han aumentado en un 45% en los últimos 14 días, y las hospitalizaciones un 43%.

Los funcionarios han dicho anteriormente que el incremento de las infecciones por COVID-19 es “muy probable” que sea el resultado de la reunión de personas en masa en las protestas por la muerte de George Floyd, además de los grupos de individuos que se han congregado en restaurantes y en reuniones privadas.

Pero debido a que los rastreadores de contacto no identifican los casos que han surgido en los espacios públicos, a menudo es imposible saber el origen de la transmisión. Aún así, el gobernador Gavin Newsom dijo el lunes que el aumento de casos fue causado en gran parte “por la mezcla de personas que no se juntaban en el pasado”, antes de que el estado permitiera la reapertura de negocios selectos.

Y el incremento se está produciendo en todo el estado. El condado de Orange confirmó 56 muertes relacionadas con el coronavirus la semana pasada, el mayor número de decesos semanales que el condado ha reportado desde que comenzó la pandemia en el país.

Anuncio

De acuerdo con el Departamento de Salud Pública de California, que recopila información a partir de distintos métodos de seguimiento en cada condado, el mayor pico de casos y muertes ocurrió el miércoles, cuando se reportaron 733 nuevos casos y 24 defunciones.

Con el pico de muertes y casos en el condado de Orange - que tiene la tercera mayor cantidad de casos en el estado - Newsom anunció el lunes que se había añadido a la lista de condados que el estado se encontraba monitoreando atentamente debido a los aumentos en el número de infecciones o en las tasas de hospitalización.

Mientras el condado de Orange continúa avanzando con la reapertura de su economía, otras partes de California están retrocediendo a medida que el estado se acerca a cruzar el umbral de 6.000 muertes.

El estado ordenó el domingo el cierre de bares en siete condados de su lista de vigilancia - Los Ángeles, Fresno, Kern, San Joaquín, Tulare, Kings e Imperial - y animó a que se hiciera lo mismo en otros ocho, incluyendo Contra Costa, Santa Clara, Sacramento, Riverside, Ventura, San Bernardino, Santa Bárbara y Stanislaus. El condado de Riverside anunció el lunes que cerraba sus bares, atendiendo a la recomendación del estado.

Anuncio

Los funcionarios del condado de Contra Costa informaron el lunes que retrasarían más las reaperturas ya que los casos de COVID-19 pasaron de los 2.800.

El condado previamente había limpiado bares, servicios personales que no implican contacto cercano, restaurantes, gimnasios, centros de fitness, actividades de ocio limitadas en el interior, museos y hoteles para el turismo y viajes individuales para reabrir el 1 de julio.

“Con el fuerte aumento de la propagación en la comunidad y las hospitalizaciones, no tiene sentido en este momento abrir sectores comerciales adicionales que podrían acelerar aún más la transmisión en la comunidad”, dijeron los funcionarios.

“Estos negocios y actividades permanecerán cerrados en Contra Costa hasta que los datos del condado indiquen que la propagación del virus se ha reducido”.

Anuncio

El número promedio de siete días de pacientes con COVID-19 en los hospitales del condado aumentó en un 75% del 15 al 29 de junio. La cantidad de residentes que dan positivo en las pruebas de la enfermedad ha subido de 38 a 87 por día, y el porcentaje de pruebas positivas ha pasado del 5% al 6%.

El condado de Alameda anunció el lunes que estaba temporalmente deteniendo nuevos esfuerzos de reapertura en medio de un aumento de casos y un reciente incremento de hospitalizaciones.

La mayoría de los que han dado positivo en las pruebas de infección en California tienen entre 18 y 49 años, según los datos del estado. Ese grupo consiste en 118.900 individuos, la mayor parte de los más de 216.800 casos del estado. Algunos condados desglosan aún más esas cifras. En el condado de L.A., el 42% de los casos se dan ahora entre individuos de 18 a 40 años.

“Mientras que los casos en este rango de edad típicamente tienen un bajo riesgo de enfermedad grave o muerte, a Salud Pública le preocupa que sin saberlo puedan infectar a sus padres, abuelos, amigos y familiares que tienen condiciones de salud subyacentes y que están en mayor peligro de enfermedad grave y muerte”, dijo el Departamento de Salud en una declaración el domingo.

Anuncio

En el condado de Riverside, que tiene el segundo lugar en número de casos en el estado, los residentes de 18 a 39 años representan más de 5.900 infecciones. En el condado de San Bernardino, una cifra mayor a 2.100 personas de 18 a 29 años han sido infectadas y más de 2.200 individuos de 30 a 39 años han sido infectadas.

La edad de los que dan positivo se está desplazando a una más temprana. En junio, el 55% de los que dieron positivo tenían 40 años o menos, comparado con el 38% de ese grupo en abril.

“Es una señal de que los jóvenes están jugando un papel importante en el aumento de nuevos casos y potencialmente infectando a individuos vulnerables”, expuso el condado.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio