Anuncio

Pérdida de cabello, otro efecto en pacientes que se recuperan de coronavirus

Los expertos tienen un nombre para ello, pero se necesitan más estudios para saber las causas a fondo.
Los expertos tienen un nombre para ello, pero se necesitan más estudios para saber las causas a fondo.
(Dreamstime/TNS)

El número de pacientes con coronavirus que informa haber perdido su cabello después de recuperarse de una infección se multiplica en las redes sociales.

Según Today.com, una encuesta de más de 1.500 personas en el grupo de Facebook Survivor Corp, el 27 por ciento de los pacientes que se recuperan de COVID-19 informan que la pérdida de cabello es un problema continuo.

Los expertos sostienen que este resultado residual del virus tiene sentido.

Anuncio

Al entrar a la página, los miembros comparten sus experiencias.

Tori Layne Mauser-Jeppesen sostiene que fue diagnosticada con COVID-19 a mediados de marzo y se recuperó de forma rápida.

Sin embargo, “Avanzando de manera rápida a junio y hoy en día, estoy luchando con fatiga extrema, pérdida de cabello, palpitaciones del corazón cuando me acuesto, opresión en el pecho / dificultad para respirar”, sostiene. “Es deprimente sentirse así las 24 horas del día los 7 días de la semana”, dice.

Anuncio

Lois O’Brien, también miembro, comparte que estuvo dos semanas en un respirador artificial y otros dos meses completos en el hospital.

“Todavía me cuesta respirar y estoy perdiendo mucho pelo, me da miedo perder el cabello y no saber por qué o si soy el único”, sostiene.

A lo que Nancy Ferguson Robinson, otro miembro, responde: “Cientos de nosotros hemos hablado del tema sobre la pérdida de cabello, no estas solo”.

Anuncio

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades no mencionan la pérdida de cabello como un síntoma de COVID-19, pero tanto médicos como pacientes con COVID-19 lo han notado. Tampoco hay muchos estudios que respalden el síntoma de la caída del cabello, ya que la enfermedad es nueva.

De acuerdo con Harvard Health Publishing en la Escuela de Medicina de Harvard, este resultado tiene un nombre y se llama efluvio telógeno, que en algunos pacientes se desencadena por cirugía, trauma físico mayor, estrés fisiológico, enfermedad, pérdida de peso extrema, e inclusive fiebre alta, algunos medicamentos y otras formas de estrés al cuerpo.

Anuncio

Una carta de investigación publicada en JAMA a principios de julio analizó datos de 143 pacientes que tenían COVID-19 y encontró que el 44% dijo que tenían una “peor calidad de vida”.

Las personas informaron que sufrían síntomas persistentes como fatiga, falta de aliento, dolor en las articulaciones y dolor en el pecho, el estudio no menciona nada sobre la condición.

“La pérdida de cabello es un fenómeno bien descrito después de cualquier tipo de estrés fisiológico en el cuerpo”, dijo a Prevention.com el experto en enfermedades infecciosas Amesh A. Adalja, M.D., investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud en un escrito de la Academia Americana de Dermatología (AAD).

Anuncio

Samantha James, otra miembro, ha decido raparse, ya que encontró varios puntos calvos.

“Primero estoy devastada. Sé que es solo cabello, pero el pelo es una gran parte de la autoestima de alguien. He estado perdiendo mi cabello durante aproximadamente cinco semanas”.


Anuncio