Anuncio

No se considerarán exenciones para apertura de escuelas, dice el condado de L.A., citando altas tasas de COVID-19

A sign states, "We miss our Short Avenue Families," at the closed Short Avenue Elementary School in Mar Vista.
La Escuela Primaria Short Avenue en Mar Vista y otras en Los Ángeles permanecen cerradas debido a la crisis del coronavirus.
(Genaro Molina / Los Angeles Times)

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles dijo el martes que no consideraría ninguna solicitud de exención que permita la reapertura de las escuelas primarias, citando altas tasas de casos locales de COVID-19.

La decisión llega un día después de que el Departamento de Salud Pública de California anunció nuevas pautas para otorgar exenciones de reapertura escolar, lo que indica que los condados con tasas de casos superiores a 200 por cada 100.000 residentes no deben considerar las solicitudes.

La tasa de casos en el condado de Los Ángeles es actualmente de 355 por cada 100.000 habitantes.

“Sabemos que para muchas familias, este es un anuncio decepcionante, pero se basa en la ciencia y los datos existentes que guían toda nuestra toma de decisiones. Necesitamos garantizar la salud y seguridad de nuestros niños, maestros de escuela y personal y todas sus familias”, manifestó el departamento en un comunicado.

Anuncio

Agregó que la decisión sería reconsiderada una vez que la tasa de casos caiga a los niveles recomendados por el estado.

Los maestros, el personal y los administradores aún podrán regresar a los edificios escolares siempre que los adultos sigan los protocolos de seguridad, incluidas las medidas de distanciamiento físico y control de infecciones, como el uso de cubiertas para la cara.

El gobernador Gavin Newsom anunció el mes pasado que ni las escuelas públicas ni las privadas pueden reabrir en los condados donde el coronavirus continúa propagándose. Señaló que las escuelas primarias, cuyos estudiantes tienen dificultades con el aprendizaje solo en línea, podrían buscar una excepción a través de un proceso de exención supervisado por los departamentos de salud locales.

Posteriormente, el departamento de salud del condado de Los Ángeles dijo que pronto comenzaría a aceptar solicitudes de exenciones de los superintendentes de distrito y directores de escuelas privadas que buscan reabrir clases presenciales para estudiantes de jardín de infantes a sexto grado.

Anuncio

Indicó que requeriría cartas de apoyo de sindicatos de docentes, grupos de padres y organizaciones comunitarias, lo que generó críticas de que las escuelas privadas y parroquiales sin trabajo sindicalizado tendrían una ventaja en el proceso.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio