Anuncio
Share

La Organización Mundial hace rectificación controversial: Niños no tienen que usar mascarillas

Las agencias sostienen que los padres deben considerar riesgos, enfermedades y capacidades.
Las agencias sostienen que los padres deben considerar riesgos, enfermedades y capacidades.
(Los Angeles Times)

Mientras los Centros de Control y Prevención de Salud (CDC) les piden a los padres de familia que sus hijos mayores de dos años usen la mascarilla para protegerlos contra el coronavirus, la Organización Mundial (OMS) hace una rectificación controversial explicando las razones.

La guía de la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) aclaran el uso de mascarilla en file:///C:/Users/serivera/Downloads/WHO-2019-nCoV-IPC_Masks-Children-2020.1-eng.pdf rectificando que solo los niños de 6 años en adelante pueden usar la mascarilla al mismo tiempo que los menores de 5 no tienen que usarla: Ellos explican las razones en detalle aquí abajo.

Revise esta lista por ORDEN y encuentre si tiene coronavirus en segundos

Pero antes dicen que los niños de 12 años o más deben usar cubiertas faciales para ayudar a enfrentar la pandemia de COVID-19 en las mismas condiciones que los adultos. Asimismo, los niños de entre seis y 11 años deben utilizarlas con un enfoque basado en el riesgo.

Anuncio

A los niños de cinco años o menos no se les debe exigir que usen máscaras debido a la seguridad y el interés general del pequeño, dijeron la OMS y UNICEF.

Los 4 lugares más peligrosos del supermercado donde el coronavirus acecha para invadir el cuerpo humano

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan el uso de mascarillas de acuerdo con un enfoque basado en el riesgo, como parte de un paquete integral de intervenciones de salud pública que pueden prevenir y controlar la transmisión de ciertas enfermedades respiratorias virales, incluido COVID-19”, dice el documento.

“El cumplimiento de otras medidas incluyendo el distanciamiento físico, la higiene de manos, la etiqueta respiratoria y la ventilación adecuada en ambientes interiores son esenciales para reducir la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19”, agrega.

La evidencia sobre los beneficios y daños de los niños que usan mascarillas para mitigar la transmisión de COVID-19 y otros coronavirus es limitada. Sin embargo, algunos estudios han evaluado la efectividad de que los menores utilicen cubrebocas para combatir la influenza y otras enfermedades respiratorias, dice el documento.

Un estudio sobre el uso de cubiertas faciales durante los brotes de influenza estacional en Japón señaló que utilizar máscaras era más efectivo en los grados de la escuela superior (niños de 9 a 12 años en los grados 4-6) que en los grados inferiores (niños de 6 a 9 años, en los grados 1-3).

Los Ángeles: El 70% de niños con MIS-C, la enfermedad inflamatoria derivada del COVID-19 son latinos

Un estudio que se llevó a cabo entre niños de escuela primaria durante el COVID-19 reportó un 51.6% de cumplimiento. Varios estudios encontraron que factores como el calor, la irritación, las dificultades respiratorias, el malestar, la distracción y la baja aceptabilidad social registraron un uso deficiente de la mascarilla en los menores.

Sin embargo, en el caso de niños tan pequeños, debe estar presente un adulto para supervisar que están usando el cubrebocas de manera segura, y se debe tener en cuenta el impacto potencial en su aprendizaje y desarrollo.

Los virus más mortales que todavía nos rondan y su línea de ataque

Según la nueva guía, para los niños de cualquier edad con trastornos del desarrollo, discapacidades u otras condiciones de salud específicas que puedan interferir con el uso de máscaras, “el uso de mascarillas no debería ser obligatorio”.

También recomienda que no se les pida a los niños que usen máscaras cuando practiquen deportes o realicen actividades físicas “para que no comprometa su respiración”, pero enfatiza la importancia de mantener una distancia adecuada con los demás y limitar el número de pequeños que juegan juntos.


Anuncio