Anuncio

El sistema escolar de San Bernardino planea permanecer en línea durante todo el año

A view of the glass and concrete exterior of the San Bernardino City Unified School District headquarters.
Sede del Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de San Bernardino.
(San Bernardino City Unified)

El sistema escolar de San Bernardino no reabrirá sus campus durante el resto del año escolar, como respuesta a la creciente crisis del coronavirus, siendo una medida que puede convertirlo en el primero de California en tomar la difícil decisión de mantener a los estudiantes en línea, desde el jardín de niños, hasta el doceavo grado.

El octavo distrito escolar más grande del estado, con alrededor de 47,000 estudiantes, puede ser el primero, pero otros podrían hacer lo mismo, ya que los distritos en todo California —incluido el Distrito Unificado de Los Ángeles— aún tienen que tomar la decisión sobre si reabrirán, o cuándo reabrirán completamente, para las clases presenciales.

La Junta de Educación del Condado de San Bernardino votó el martes para extender el cierre de sus campus.

“La decisión de la junta es consistente con su firme compromiso con la seguridad de los estudiantes y empleados”, señaló el distrito en un comunicado en línea. “Esta decisión permitirá al personal concentrar mayores recursos en el fortalecimiento del aprendizaje a distancia, y al mismo tiempo, permitirá a las familias planificar mejor”.

Anuncio

El comunicado informó que la acción se tomó “después de sopesar cuidadosamente las cifras locales de COVID-19 que muestran que el virus se está propagando a un ritmo alarmante”.

Los datos del Departamento de Salud del Condado de San Bernardino indican que la tasa de infección por coronavirus, dentro de los límites del distrito escolar, se encuentra entre las más altas de la zona. La población total, dentro del sistema escolar, es de aproximadamente 267,000 y se han registrado más de 11,000 infecciones. Entre el grupo de edad de 5 a 19 años se han informado hasta la fecha 1,393 casos.

Las opciones para las familias en el Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de San Bernardino son muy pocas —porque el sistema escolar aún no ha aprovechado las pautas estatales que permiten servicios en persona para estudiantes con necesidades especiales, incluidos los estudiantes que están aprendiendo inglés y los estudiantes con discapacidades.

Bajo esta excepción, hasta el 25% de la matrícula de una escuela se puede llevar al campus a la vez. Aproximadamente el 20% de los estudiantes del distrito están aprendiendo inglés. Y alrededor del 12% son alumnos con discapacidades.

Anuncio

“Como parte de su decisión, se ofrecerán adaptaciones en persona para grupos pequeños de estudiantes con necesidades educativas identificadas cuando la junta lo considere seguro”, señaló el comunicado.

La decisión del distrito subraya una vez más la disparidad entre los sistemas escolares que prestan servicios a comunidades más prósperas, con tasas de transmisión de virus más bajas, y aquellos que prestan servicios a vecindarios de bajos ingresos, que tienen más probabilidades de tener tasas de coronavirus más altas.

Aproximadamente 9 de cada 10 estudiantes del distrito de San Bernardino son miembros de familias de bajos ingresos. Estas familias también tienen más dificultades para proporcionar supervisión y apoyo a los niños que se ven obligados a hacer todo su trabajo escolar en línea. Quienes habitan en áreas de bajos ingresos también han estado entre las últimas en recibir la tecnología necesaria para realizar sus estudios desde casa.

Algunas escuelas primarias han podido reabrir mediante permisos aprobados por los departamentos de salud. El condado de San Bernardino da autorizaciones para que las escuelas atiendan a estudiantes hasta el sexto grado. L.A. está otorgando permisos hasta el segundo grado.

Anuncio

En el condado de L.A., las escuelas privadas fueron generalmente las primeras en solicitar y recibir autorizaciones. Actualmente, más escuelas públicas están solicitando permisos y se les otorgan, pero hasta ahora, estos centros escolares con éxito parecen estar concentrados en áreas de mayores ingresos.

El estado de las reaperturas de campus varía de una zona a otra, debido a las pautas de salud estatales. Tanto el condado de Los Ángeles, como el de San Bernardino, se han mantenido en el nivel más restrictivo, o morado, en lo que respecta a las tasas de infección. A otras regiones circunvecinas, incluidas Orange y San Diego, les ha ido mejor —y a sus sistemas escolares se les permitió reabrir campus bajo extensos protocolos de seguridad, si así lo decidían. Si las escuelas abrieron durante ese período menos restrictivo, se les permite permanecer abiertas, a pesar de que todos los condados del sur de California ahora han caído en el nivel morado.

El Distrito Unificado de Los Ángeles, el distrito más grande del estado, ha tenido la esperanza de abrir sus campus en enero, pero ese calendario podría verse comprometido por el repunte actual de la pandemia.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio