Anuncio

La tasa de infección del coronavirus alcanza niveles sin precedentes en California

Un letrero en un autobús de Muni en San Francisco indica que los pasajeros deben usar mascarilla.
(Jeff Chiu / Associated Press)

California concluyó una semana de propagación de coronavirus sin precedentes, con autoridades que no están seguras de cuánto empeorará, aunque tienen la esperanza de que las nuevas restricciones podrían ayudar a frenar las infecciones a medida que se acerca la temporada festiva.

El asombroso aumento de los casos tomó a muchos desprevenidos, con largas filas en algunas instalaciones de pruebas y preocupaciones sobre si el Día de Acción de Gracias causará que más personas se infecten.

Durante el período de siete días que terminó el viernes, se informó que un promedio de 10.981 personas en California se infectó diariamente, un número que se ha más que duplicado en solo las últimas dos semanas. Esto es incluso peor que el número máximo del verano, que hasta ahora había sido el peor pico de COVID-19 en California, según un análisis de datos del Times.

Por primera vez, California ha registrado tres días en la última semana en los que se han registrado más de 13.000 nuevas infecciones al día.

Anuncio

Y las hospitalizaciones han aumentado un 61% en todo el estado en las últimas dos semanas.

“Los datos se ven muy mal en este momento”, dijo la directora de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, Bárbara Ferrer, el viernes. “Hay mucha más gente infectada”.

La mayor preocupación de los funcionarios de salud pública es si la gente prestará atención a las advertencias y evitará las grandes reuniones de Acción de Gracias. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU instaron a los estadounidenses a evitar los viajes en días festivos este año, una recomendación de la que se hicieron eco los funcionarios locales y estatales. El país tiene ahora un promedio de más de 1.300 muertes de COVID-19 por día en los últimos siete días, el nivel más alto desde la calamitosa primavera en la ciudad de Nueva York y sus alrededores.

Anuncio

“Mucha gente se congregará y nadie se enfermará y dirán ‘nah, nah, noticias falsas’”, dijo el Dr. Mark Dworkin, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Illinois, Chicago. “Pero habrá otras familias que serán devastadas y será muy malo para ellas. Si quieres jugar a la ruleta rusa con COVID, estás en tu derecho, pero creo que es una tontería”.

Las condiciones están empeorando en todo el estado. San Francisco, que hasta hace poco era una historia de éxito de COVID-19, se espera que requiera más cierres debido a que los casos se están disparando.

“Si nuestros números continúan aumentando a este ritmo, podríamos tener cientos de personas en el hospital a finales de diciembre o principios de enero, según nuestros modelos”, dijo el viernes el Dr. Grant Colfax, director de salud pública de San Francisco.

Anuncio

Pero pocos lugares se enfrentan a una crisis más crítica que el condado de Los Ángeles, donde viven más de 10 millones de personas.

El Condado registró el mayor promedio diario de casos hasta ahora en la pandemia, con un promedio de 3.613 personas que reportaron nuevas infecciones diarias durante el período de cinco días que terminó el viernes. Ese número casi se ha duplicado en solo dos semanas - una señal de cómo el virus se está propagando más rápido que nunca.

El condado de Los Ángeles registró 4.158 casos el viernes, según un recuento independiente de The Times, un ritmo que pone a la región en riesgo de tener que ordenar más restricciones a las operaciones comerciales. El jueves, el condado de Los Ángeles reportó el mayor número de casos en un solo día en la historia de la pandemia: 4.943.

Las hospitalizaciones continúan aumentando en el condado de L.A., con un incremento de más del 75% en el último mes. La tasa de positivos en las pruebas de coronavirus ha subido considerablemente, del 3.9% a principios de noviembre al 7.1% el miércoles.

Anuncio

Las muertes diarias por COVID-19 también pueden estar empezando a aumentar en el condado de Los Ángeles. En el período de siete días que terminó el viernes, un promedio de 22 personas fallecieron cada día por COVID-19, el peor recuento desde el 1 de octubre, y un incremento del 50% desde principios de la semana.

“Esto es una seria preocupación para todos nosotros”, dijo Ferrer. “Este nivel de aceleración amenaza nuestro sistema de salud y eso afecta el cuidado de cada persona en este Condado - para quienes tienen un ataque al corazón, para aquellos que necesitan cirugía de emergencia”.

El Condado dijo que, si el número de casos empeora, planea limitar a los restaurantes a que solo hagan entregas a domicilio e imponer potencialmente una nueva orden de permanecer en casa similar a la emitida en primavera, conocida como Safer at Home.

Se espera que los funcionarios den tres días de aviso antes de que una nueva orden de salud entre en vigor.

Anuncio

“Sigo esperando que no tengamos que recurrir a Safer-at-Home, y que podamos en los próximos días empezar a sobrepasar esto”, dijo Ferrer el viernes. “Si no podemos volver a controlar la situación, será lamentable el rumbo hacia el que nos dirigimos: Tendremos que limitar lo más posible las interacciones con personas que no viven en nuestros hogares”.

El Condado está instando a la gente a evitar los viajes de vacaciones. Si las personas deciden viajar de igual manera- como los estudiantes universitarios que regresan a casa por uno o dos meses - Ferrer indicó que deben ponerse en cuarentena en una habitación solos durante 14 días; evitar compartir un baño o limpiarlo cada vez que lo compartan; no comer con otros en la casa; y hacer que la gente en la casa use mascarilla en todo momento en el interior.

Si los estudiantes no pueden ponerse en cuarentena durante 14 días en su destino, Ferrer sugirió que no participen en las festividades del Día de Acción de Gracias para reducir la posibilidad de infectar a otros.

Anuncio

“Seguimos pidiendo a los estudiantes universitarios que por favor no vuelvan solo para estar en la celebración de Acción de Gracias”, dijo Ferrer. “Puede haber algunos estudiantes que están regresando y planeando quedarse en sus casas y no van a volver a sus escuelas, en cuyo caso tienen mucho tiempo para hacer esa autocuarentena de 14 días”.

La cuarentena es particularmente importante si las personas en el hogar son ancianos o tienen condiciones subyacentes que los ponen en riesgo de enfermedades severas y muerte por COVID-19, como presión arterial alta, diabetes, obesidad, colesterol alto o enfermedades renales y pulmonares.

La tasa de infección está aumentando por varias razones. Entre ellas el hecho de que la gente se reúne cada vez más y visita las casas de otras personas sin llevar mascarilla, y más brotes en los lugares de trabajo.

Debido a que ahora hay muchas más personas contagiosas, lo que se refleja en el aumento de la tasa de positividad en las pruebas, que se ha duplicado con creces en las últimas semanas, “es mucho más fácil que otra gente se infecte”, dijo Ferrer.

Anuncio

California está imponiendo una orden obligatoria de permanencia limitada en el hogar a partir de hoy sábado que prohíbe todas las reuniones con miembros de otros hogares y todas las actividades no esenciales fuera del hogar de 10 p.m. a 5 a.m. en los condados que se encuentran en la categoría más restrictiva del plan de reapertura del estado, el nivel púrpura. Aproximadamente el 94% de los californianos, 37 millones de personas, viven en los 41 condados que están actualmente en ese nivel.

La orden de permanencia limitada en el hogar permite a la gente salir de su casa en las horas de la noche siempre y cuando no se reúnan con personas de otro hogar. Todavía se autoriza salir de casa para dar un paseo nocturno con los miembros de su hogar, pasear al perro, recoger comida para llevar o ir al supermercado. La orden que entró en vigor el sábado estará vigente hasta el 21 de diciembre, aunque podría ser prorrogada.

Los autoridades de salud subrayaron que los sacrificios realizados durante las vacaciones podrían dar sus frutos más adelante.

“El mejor regalo que podemos dar esta temporada es el regalo de la buena salud “, manifestó Colfax de San Francisco.

Anuncio

Las escritoras del Times, Maura Dolan en San Francisco, Deborah Netburn e Iris Lee en Los Ángeles, así como la Associated Press, contribuyeron a este informe.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio