Anuncio
Share

Una organización sin fines de lucro tiene como objetivo ayudar a los ex reclusos a reintegrarse en medio de la pandemia

Un guardia se encuentra en la puerta principal de la instalación James A. Musick en Irvine.
Un guardia se encuentra en la puerta principal de la instalación James A. Musick en Irvine.
(Alexander Gallardo / Los Angeles Times)

A medida que se libera a más reclusos de las cárceles del condado de Orange, ellos se enfrentan a reingresar a una comunidad asediada por un virus mortal y una crisis económica.

Asegurar un trabajo y una vivienda estable como ex convicto no era tarea fácil, incluso antes de la pandemia.

Ahora, la tarea es aún más abrumadora a medida que disminuyen las oportunidades de empleo y se suspenden los servicios de apoyo que antes se brindaban.

“Muchos de los trabajos que las personas obtienen cuando intentan reingresar a la sociedad no existen, por lo que es más difícil para ellos recuperarse”, dijo el defensor público adjunto Bobby Waltman. “Y si no pueden volver a ponerse de pie, regresan a ese ciclo de desesperación que conduce al crimen”.

Anuncio

Pero una nueva organización sin fines de lucro tiene como objetivo ayudar a resolver este dilema conectando a los jóvenes y adultos que han sido encarcelados con la capacitación y las oportunidades de empleo que necesitan para reintegrarse a la sociedad.

El Centro de Integración, Reingreso y Empleo trabajará para eliminar las barreras sociales, económicas y políticas que enfrentan los exconvictos y los delincuentes juveniles.

“Mucha gente solo necesita una segunda oportunidad”, manifestó Meghan Medlin, fundadora y directora ejecutiva de HIRE. “Y si les das una segunda oportunidad, tendrán éxito”.

La organización sin fines de lucro busca unificar a los miembros de la comunidad y los proveedores de servicios del condado de Orange para ofrecer referencias y programas a los exreclusos que buscan ayuda.

Anuncio

Medlin dijo que la organización es “muy necesaria” debido a la alta población carcelaria del Condado y al déficit de servicios disponibles.

El trabajo es crucial ahora, ya que un juez ordenó recientemente al sheriff del condado de Orange, Don Barnes, reducir a la mitad la población de las cárceles del Condado, aunque él está luchando contra la orden. Cientos de presos ya han sido liberados desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

“Muchas de estas personas no tienen auto, teléfono, computadora y ahora necesitan conseguir un trabajo y un lugar donde vivir”, expuso Waltman, miembro de la junta directiva de la organización sin fines de lucro.

“Muchos de ellos no tienen apoyo familiar o su familia se ha rendido con ellos. Así que esperamos que al proporcionarles un eje central en lugar de que tengan que andar por todo el Condado... podamos proporcionar ese lugar que los vincule con todas estas áreas diferentes de su vida para recuperar la estabilidad que necesitan y no se metan en problemas”.

Anuncio

Medlin dijo que las personas podrán acudir a HIRE por una serie de problemas, incluido el tratamiento por abuso de sustancias, la falta de vivienda y la capacitación para aquellos que carecen de la competencia o destreza técnica para mantener un trabajo.

“Nuestro problema número uno aquí en el condado de Orange es la vivienda”, señaló Medlin. “Simplemente hace vivienda, sobre todo con personas que tienen un record negativo que ni siquiera puede calificar para una, no tener una casa o incluso conseguir un empleo o recibir servicios”.

La organización incipiente se lanzó a principios de agosto y tiene algo de crecimiento por hacer.

Medlin dijo que la organización sin fines de lucro está formada por ella y la junta directiva. Recién recibió la aprobación para comenzar a buscar subvenciones y llevará a cabo una recaudación de fondos en los próximos meses.

Anuncio

El grupo está patrocinado por Charitable Ventures, una organización sin fines de lucro de Orange County que patrocina fiscalmente organizaciones benéficas locales.

HIRE tiene un puñado de clientes. Medlin ha estado trabajando con ellos virtualmente ya que la organización sin fines de lucro aún no tiene una ubicación.

“Obviamente, una vez que obtengamos fondos, queremos establecer un centro comunitario real donde las personas puedan llegar en busca de ayuda, así como nuestros socios colaborativos pueden venir a ofrecer talleres o recursos a la gente”, expuso.

Medlin se ha centrado en el desarrollo de la comunidad y fomenta las conexiones con los proveedores de servicios.

Anuncio

El trabajo es familiar para Medlin, quien anteriormente trabajó para reducir las tasas de reincidencia mientras lideraba la asociación de reingreso del condado de Orange.

Además de Medlin, la junta está compuesta por activistas y miembros de la comunidad.

Durante los seis años de Waltman en la oficina del defensor público del condado de Orange, aprendió a través de las experiencias de sus clientes.

“Tuve la oportunidad de trabajar en un tribunal para personas sin hogar y un tribunal de drogas y he visto cómo los servicios realmente pueden brindar estabilidad a mis clientes y darles la oportunidad de cambiar las cosas”, manifestó Waltman. “Solo deseo que todos mis clientes puedan tener ese tipo de ayuda”.

Anuncio

Continuó: “Ese es el objetivo, tratar de llenar ese vacío, brindar estos servicios y darles a estas personas una mejor oportunidad de volver a ponerse en pie, porque eso es lo que quieren. Solo necesitan ayuda para hacerlo”.


Anuncio