Anuncio
Share

De empresario de camiones a cónsul de El Salvador en Los Ángeles: ‘Soy de plan y ladera’

Pedro Rodríguez, cónsul general de El Salvador en Los Ángeles, asumió su cargo el 16 de febrero de 2021.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

La vida de Pedro Rodríguez dio un viraje radical al dejar su negocio de camiones por una oficina diplomática; sin embargo, como reconocimiento a su gestión en Maryland ahora ha sido trasladado al consulado general de El Salvador en Los Ángeles, en donde desea replicar lo que logró en Silver Spring.

“Quiero que me den el voto de confianza, tengan paciencia, los cambios son difíciles, a veces afectan, pero son necesarios”, dijo a Los Angeles Times en Español en la primera entrevista que brinda a un medio, en su despacho que todavía no termina de adecuar para dedicarse a las tareas consulares.

Rodríguez ha sido enviado a la oficina consular de El Salvador más grande del mundo, después de 16 meses como cónsul general en Silver Spring, Maryland, en donde implementó cambios que innovaron los servicios para sus connacionales agilizando los procesos en la emisión de documentos.

Alicia Villamariona deja esta sede consular después de 16 meses en un puesto en el que pasó alejada del trabajo comunitario, el cual muchos le critican

Anuncio

Nacido en Santa Ana, al occidente de El Salvador, este diplomático ingresó a la Escuela Militar en 1983, cuando comenzaba el conflicto armado. “Nosostros hemos andado donde asustan, pero todo por mi pueblo”, aseguró el excapitán del Ejército quien sirvió en el batallón de paracaidistas.

“Yo soy de plan y ladera”, dice el cónsul.

En medio de la pandemia, Pedro Rodríguez salió a la calle a llevar alimentos a los barrios latinos en Maryland.
(Cortesía)

En una forma de hablar dicharachera, Rodríguez asegura que no lo van a ver sentado únicamente en su escritorio. A raíz de su disciplina militar se declara metódico y práctico para resolver los problemas.

“Ahora hemos emitido 335 pasaportes. ¿Sabe cuántos se estaban dando cuando llegué? Se daban 140”, aseguró sobre los primeros cambios implementados.

El cónsul Rodríguez, de 58 años, fue presentado el 11 de febrero por la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Cindy Mariella Portal. Su primer día en la oficina consular fue el 16 de febrero, en donde sustituyó a la ex cónsul Alicia Villamariona.

Mónica Catalán descubrió este talento en medio de la pandemia, ahora incluso da clases a niños interesados en el arte

En oposición al manejo que hizo Villamariona durante la pandemia, Rodríguez salió a la calle a repartir alimentos en Maryland. Estima que unas 6 mil familias han sido favorecidas con las entregas hechas a vecindarios latinos en donde aparte de salvadoreños se atendieron a mexicanos y guatemaltecos.

“Soy el cónsul de los salvadoreños, del azul y blanco, yo soy el cónsul del FMLN, ARENA, Nuevas Ideas, GANA, PDC y Vamos”, dijo tendiéndole la mano a las organizaciones locales con quienes desea trabajar sin importar el color político.

Al dejar el servicio militar, en 1998, Rodríguez laboró como jefe de seguridad de la Alcaldía de Antiguo Cuscatlán, Teleférico San Jacinto e Instituto Nacional de los Deportes (INDES).

Al mismo tiempo, estudió hasta cuarto año de la licenciatura en Ciencias Jurídicas en la Universidad Tecnológica (UTEC), además de la formación en administración de empresas que recibió en el servicio castrense.

En el 2000, llegó con visa a Maryland en busca de mejores oportunidades, amparándose en el programa Estatus de Protección Temporal (TPS) que se aprobó en el 2001.

“Yo soy el primer cónsul general de la diáspora”, aseguró al detallar que en un primer momento llegó a tener hasta tres trabajos como hace la mayoría de los inmigrantes.

La alumna de Santa Ana High School estudiará biología molecular y celular en el otoño de 2021 en esa prestigiosa universidad

Cuenta que en una etapa cargaba camiones de 8 p.m. a 6 a.m. Después de dormir unas cuantas horas, entraba a las 2 p.m. a su puesto de cajero en una lavandería y luego limpiaba oficinas.

“Empecé como todos”, indicó.

También dice que laboró estacionando vehículos y aprendió a manejar camiones, actividades que luego utilizó para poner sus propios negocios.

En el 2012 creó su empresa de “valet parking” y en el 2017 fundó su negocio de camiones.

“Empecé a venir por toda esta zona (de California), a conocer los estados manejando con mi tráiler por todos lados”, dice orgulloso.

Antes de convertirse en cónsul, Pedro Rodríguez fundó su negocio de camiones.
(Cortesía)

Este negocio estaba operando cuando lo llamaron para hacerse cargo del consulado en Silver Spring, en donde implementó un sistema de citas antes de que la Cancillería habilitara el portal actual.

“La gente llegaba a las 4 de la mañana”, lamentó el funcionario. Al ver eso, se le ocurrió establecer un correo electrónico y un número telefónico para las diferentes áreas: pasaportes, poderes y registro familiar. Después de tres meses de pruebas, en enero de 2020 el sistema operaba con normalidad.

En Los Ángeles, ha comenzado a evaluar la atención. En principio, ya amplió la cantidad de pasaportes que se procesan y también ha metido manos en el sistema para programar las citas.

“Además del portal (de la Cancillería) vamos a tener Facebook y Twitter”, manifestó.

“Vayan al messenger”, exhortó, detallando que ahora hay personas canalizando las citas por medio de esa plataforma para agilizar las solicitudes y las citas que los usuarios requieren.

El gobierno de Alejandro Giammattei es la primera nación centroamericana que habilita este servicio en suelo estadounidense

En los próximos días tendrá que regresar a Maryland, a entregar ese consulado. Espera volver a Los Ángeles en abril o mayo para asumir a cabalidad sus funciones.

“Invítenme a los partidos de fútbol, ya van a ver que no me alcanzan”, dijo sobre su interés de participar en las actividades de la comunidad.

Uno de los pasatiempos favoritos del cónsul Pedro Rodríguez es correr maratones de 5 y 10 millas.
Uno de los pasatiempos favoritos del cónsul Pedro Rodríguez es correr maratones de 5 y 10 millas. En esta imagen se le ve cuando llega a la meta en una de las competencias en la área de Washington D.C.
(Cortesía)

Rodríguez también es atleta. A los 14 años fue campeón juvenil de 100 metros planos, llegó a correr esa distancia en 11 segundos. A los 15 años fue seleccionado nacional, algo que le permitió competir en México, Costa Rica, Guatemala y Panamá.

“Mi pasatiempo más grande es correr maratones”, confesó.

El atleta de 17 años está ubicado entre los mejores cinco pateadores de despeje a nivel nacional, según el portal especializado chrissailerkicking.com

A diario corre entre 3 y 5 millas. En maratones corre 5 y 10 millas. En el 2022 espera participar en el maratón de Los Ángeles.

“Mis comunidades que han estado abandonadas, aquí estoy yo ahora con ustedes”, concluyó poniéndose a la orden para trabajar con sus connacionales.


Anuncio