Anuncio
Share

Profesores del condado de Los Ángeles y algunos trabajadores esenciales podrán vacunarse a partir del lunes

A woman in a car receives an injection in her upper arm.
El Dr. Richard Dang, profesor adjunto de la Facultad de Farmacia de la USC, administra una vacuna COVID-19 a Ashley Van Dyke en enero en el estadio de los Dodgers.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Los maestros y los trabajadores en el cuidado de niños, los servicios de emergencia y los alimentos y la agricultura serán elegibles para recibir las vacunas COVID-19 en el condado de Los Ángeles a partir del lunes, aunque las autoridades advierten que el ritmo se ralentizará por el suministro limitado.

Casi 1.2 millones de personas entran en estas categorías recién aprobadas, según las estimaciones del condado. Se unirán a los cerca de 2.2 millones de residentes del condado de Los Ángeles que ya son elegibles para ser vacunados - aquellos que trabajan en la asistencia sanitaria, viven en centros de atención a largo plazo o tienen 65 años o más.

“Abrir la elegibilidad a más grupos de trabajadores esenciales salvará más vidas y acelerará nuestra recuperación”, dijo el domingo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, en un comunicado.

El condado ha administrado hasta ahora 2.049.666 dosis de vacunas (primera y segunda dosis), según el rastreador de vacunación de The Times.

Anuncio

Los residentes ahora elegibles, podrán pedir citas en los centros de vacunación de la ciudad a partir del lunes, dijo la oficina del alcalde, pero solo un pequeño número de citas para la primera dosis estará disponible esta semana, en el Pierce College.

Las 70.000 dosis de la vacuna de Moderna que la ciudad espera recibir el lunes irán principalmente a sus seis centros de vacunación masiva, que están abiertos de martes a sábado, para ser administradas como segundas dosis, informó la oficina de Garcetti. Las citas para la segunda inyección se han programado automáticamente para las personas que recibieron su primera dosis en un sitio de la ciudad entre el 1 y el 6 de febrero.

Otras 7.000 dosis de la vacuna de Pfizer que se esperan el lunes se proporcionarán como primeras dosis a través del programa de vacunación móvil de la ciudad, que tiene como objetivo entregar las inoculaciones directamente a los barrios más afectados, dijeron las autoridades.

El programa está dispuesto a triplicar el número de dosis administradas esta semana, de 4.000 a 12.000, a través de clínicas que ofrecen primeras dosis en Baldwin Hills, South Park, Highland Park, Panorama City, Westlake y Pacoima y clínicas que ofrecen segundas dosis en Baldwin Hills, South Park y Vermont Vista, dijo la ciudad.

Anuncio

El suministro sigue siendo el principal obstáculo para repartir más vacunas, expuso la oficina de Garcetti, señalando que la semana pasada la ciudad administró más de 90.000 dosis, un pico, pero el programa todavía está a solo el 68% de su capacidad.

Al igual que muchos estados, California ha distribuido la vacuna en fases, estableciendo amplios criterios sobre quién puede ser inoculado en cada paso. La forma exacta en que esto se ha llevado a cabo ha variado según la ciudad y el condado, y los funcionarios han tenido que tomar decisiones difíciles a la hora de determinar a quién se debe dar prioridad.

Long Beach, que tiene su propio departamento de salud y recibe su propio suministro de vacunas, en enero comenzó a vacunar a los educadores y a los trabajadores del sector alimentario en clínicas específicas del sector. Más de 3.000 trabajadores de restaurantes, empleados de mercados, cocineros y otros trabajadores de la industria alimentaria están programados para ser vacunados el viernes en una clínica en el Centro de Convenciones de Long Beach, dijo la ciudad.

En San Francisco, los trabajadores de los sectores de la educación, el cuidado de niños y la alimentación y la agricultura podrían recibir las vacunas a partir del viernes.

Anuncio

El condado de Orange comenzó la semana pasada a destinar dosis a los trabajadores de la educación, el cuidado de niños, la alimentación y la agricultura, e indicó que dedicaría el 30% de su asignación a los trabajadores de esos sectores, así como a los de los servicios de emergencia; el 70% restante se destina a los residentes de 65 años o más. Las personas mayores y el personal de primeros auxilios que trabajan en comunidades de alto riesgo pueden vacunarse desde mediados de enero.

El condado de San Bernardino también amplió la vacunación a los educadores la semana pasada, y el condado de Ventura informó que empezaría a vacunar a los profesores, los trabajadores de la alimentación y la agricultura y los trabajadores de los servicios de emergencia.

El condado de San Luis Obispo empezará a programar la vacunación de algunos trabajadores de guarderías y profesores locales a partir del lunes; sus empleadores se pondrán en contacto con ellos para pedirles una cita y no deben intentar programarla ellos mismos, indicó el condado.

En California y otros estados se han producido discordias políticas sobre las prioridades de vacunación, y los líderes han dicho que estos enfrentamientos son inevitables.

Anuncio

El gobernador Andy Beshear (demócrata de Kentucky) dijo que su estado estaba a punto de convertirse en el primero en vacunar completamente a todos los educadores, pero el proceso ha sido polémico en ocasiones. “Empujamos a nuestros profesores al frente de la fila, haciéndolos avanzar más rápido de lo que los [Centros de Control y Prevención de Enfermedades] u otros estados habían hecho”, manifestó el gobernador en una entrevista en el programa “Face the Nation” de la CBS.

“Todo es difícil con el COVID, incluso el concepto de qué es un trabajador esencial: ¿es una persona más esencial que otra?”.

En lo que respecta a los educadores, dijo Beshear, Kentucky se guió por la ciencia, así como por la necesidad social.

La ampliación de la elegibilidad se produce en un momento en que las autoridades de salud pública de California y de todo el país siguen informando de la disminución de nuevos casos y hospitalizaciones.

Anuncio

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles registró el domingo 1.064 nuevos casos del coronavirus y 107 muertes relacionadas. El sábado hubo 1.578 pacientes con COVID-19 en los hospitales del condado, lo que supone un descenso de casi el 50% con respecto a las dos semanas anteriores.

Aún así, los expertos afirman que es fundamental mantener la cautela.

El Dr. Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente Biden, dijo el domingo que incluso con las alentadoras noticias sobre la disminución del número de casos a nivel nacional y la aceleración de la distribución de la vacuna, algunos estados, incluido California, son una fuente de preocupación debido a las variantes emergentes del virus.

En su comparecencia en el programa “Face the Nation”, Fauci dijo que “saldremos” victoriosos en la lucha contra el virus, pero “aún no lo hemos conseguido, sobre todo con las variantes que están circulando en varias partes del país, como en California y Nueva York”.

Anuncio

En California, éstas incluyen la variante de Reino Unido, que se propaga con mayor facilidad que sus predecesoras y puede ser más mortal, así como una variante autóctona que puede tener la capacidad de evadir los anticuerpos generados por las vacunas o la infección previa.

La presencia de las variantes, combinada con el lento ritmo de vacunación debido a las limitaciones de suministro y la relajación de las normas de salud pública, hace que algunos expresen su temor a una posible “cuarta ola” de nuevos casos.

Esta posibilidad ha desencadenado una carrera para vacunar al mayor número posible de personas antes de que se desencadene otra ola de la enfermedad y dé a las variantes más oportunidades de mutar. Las autoridades esperan acelerar considerablemente los esfuerzos con la llegada de una vacuna de Johnson & Johnson que solo requiere una dosis, a diferencia de las vacunas de Pfizer y Moderna, y que no necesita almacenarse a temperaturas tan bajas.

La vacuna de Johnson & Johnson fue autorizada el sábado por la Administración de Alimentos y Medicamentos y recomendada el domingo por un comité de los CDC. Altos funcionarios de la administración Biden dijeron que estaban entusiasmados por añadir una tercera vacuna aprobada al arsenal del país.

Anuncio

“El resultado final es que tenemos una vacuna segura y muy eficaz”, comentó un funcionario, que pidió el anonimato al hablar de los planes de la administración.

Otro funcionario dijo que casi 4 millones de dosis de Johnson & Johnson se distribuirían este mismo martes.

Sin embargo, eso representa la totalidad de las reservas de la empresa, y podría llevar tiempo aumentar la producción. Se espera que se envíen otros 16 millones de dosis para finales de marzo. La entrega será “desigual”, señaló el funcionario, pero “estamos sacando las dosis lo más rápido posible”.

Fauci, en su comparecencia en el programa “State of the Union” de CNN, calificó de “muy buena noticia” la aprobación de la vacuna de Johnson & Johnson. Si estuviera esperando una vacuna, dijo, “tomaría cualquier vacuna que estuviera disponible lo antes posible”.

Anuncio

La aprobación de Johnson & Johnson significa que “ahora tenemos tres herramientas importantes” para combatir el virus mediante la vacunación, añadió Fauci.

La directora de los CDC, Rochelle P. Walensky, se mostró de acuerdo y dijo en un comunicado que la aprobación llega “en un momento crucial”.

“Los últimos datos de los CDC sugieren que los recientes descensos de los casos de COVID-19 pueden estar estancados y potencialmente nivelados en cifras todavía muy altas”, expuso Walensky. “Por eso es tan crítico que permanezcamos vigilantes y tomemos sistemáticamente todas las medidas de mitigación que sabemos que funcionan para detener la propagación del COVID-19 mientras trabajamos hacia la vacunación masiva”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio