Anuncio
Share

El Departamento de Policía de Los Ángeles rechaza la mayoría de las quejas contra agentes durante las protestas

Body-camera footage of police facing two pedestrians on a street
Los investigadores han absuelto al LAPD por irregularidades en la mayoría de los casos revisados por los disturbios del verano, según un nuevo informe.
(LAPD)

Los investigadores de asuntos internos, quienes revisan cientos de denuncias de mala conducta y uso excesivo de la fuerza por parte de otros agentes de policía de Los Ángeles, durante las protestas masivas del verano pasado contra la brutalidad policial, están fallando del lado de los oficiales en la mayoría de los casos.

Un informe interno, presentado por el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés), Michel Moore, ante la Comisión de Policía civil el viernes, señaló que el departamento había recibido más de 600 acusaciones contra agentes. Algunas de ellas fueron denuncias duplicadas en relación al mismo incidente, y, a partir de ellas, se iniciaron 210 investigaciones sobre 223 agentes, 73 de las cuales estaban relacionadas con el presunto uso de fuerza no letal y cinco involucraron el presunto uso de fuerza letal.

Otras denuncias incluyeron trato inhumano durante las detenciones y comportamiento indebido, así como vigilancia policial parcial.

De las 73 acusaciones de uso de fuerza menos grave, 33 han sido resueltas por el departamento, y ninguna resultó en un hallazgo que indicara que los oficiales estaban equivocados, según el informe de Moore. Los 40 casos restantes aún están siendo investigados.

Anuncio

“Sobre la base de las indagaciones hasta este punto, no se han sostenido acusaciones de uso de fuerza no autorizada”, escribió Moore. Señaló que muchos de los casos no tenían suficiente “información de apoyo” para determinar el oficial involucrado o dónde supuestamente ocurrió el incidente.

Los cinco presuntos usos de fuerza letal aún deben presentarse ante la Comisión de Policía, aunque el propio panel en la materia del LAPD ya ha llegado a conclusiones en algunos de los casos.

En un incidente en el que un oficial disparó un proyectil, a través de la ventana de un automóvil, a un conductor que supuestamente había manejado hacia los agentes, y donde otro agente disparó una bala real hacia el auto, el panel de revisión desaprobó las tácticas y el disparo letal. La comisión revisará sus hallazgos.

El panel dictaminó asimismo que un incidente destacado por el Times, en el que un oficial disparó a un manifestante en los testículos con un proyectil, estaba dentro de sus normas. Esa evaluación también se presentará a la comisión.

Anuncio

Varios casos relacionados con agentes que dispararon a manifestantes con proyectiles siguen bajo investigación o revisión.

Moore escribió que, al 23 de marzo, 37 de los 210 casos generales, que involucran un total de 155 acusaciones contra oficiales, habían sido completamente resueltos. De esas 155 denuncias, solo siete se han sostenido.

Cinco tuvieron que ver con el uso indebido de cámaras corporales, uno con negligencia en el deber y otro con conducta impropia, indicó Moore.

Se determinó que 67 denuncias adicionales eran infundadas, se dictaminó que 41 no tenían pruebas suficientes para ser respaldadas, se encontró que 17 implicaban un comportamiento de agentes que no merecía medidas disciplinarias y 10 se cerraron después de que los oficiales fueron exonerados. Otros casos continúan bajo revisión.

Anuncio

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio