Anuncio
Share

Adolescentes conocedores de la tecnología son las nuevas víctimas de estas 5 estafas virtuales

Un laboratorio de computación vacío donde los participantes en el programa de violencia doméstica de la YWCA
Un laboratorio de computación vacío donde los participantes en el programa de violencia doméstica de la YWCA normalmente pueden acceder a Internet y computadoras para solicitar trabajo o buscar una vivienda asequible en la YWCA en Glendale, California, el martes 17 de marzo de 2020. Con la amenaza de COVID-19 la YWCA está cerrada al público. La mayoría de los trabajadores brindarán servicios a las víctimas de violencia doméstica a través de videoconferencias o por teléfono.
(Francine Orr/Francine Orr/Los Angeles Times)

Los adolescentes conocedores de la tecnología están cayendo en estafas en línea a una tasa más alta que las personas mayores.

Las cifras indican que las víctimas de 20 años o menos crecieron un 156% de 2017 a 2020 en comparación con el 112% de las personas mayores. Las 9.053 víctimas jóvenes en 2017 aumentaron a 23.186 el año pasado, de acuerdo con https://socialcatfish.com/blog/state-of-internet-scams-2021/, que publicó un estudio sobre el estado de las estafas en Internet 2021 utilizando datos de 2021 del FBI, IC3 y FTC.

Los niños y jóvenes de 12 a 15 años son elegibles para la vacuna Pfizer COVID-19 en California desde el mes de mayo, y ya que esta semana entran a la escuela en persona, es necesario prevenir e inmunizarlos, sostienen los expertos de la salud.

Las personas mayores siguen siendo, con mucho, el grupo más victimizado en general con 105.301 víctimas que perdieron $966 millones en 2020, pero el aumento de víctimas de la Generación Z no tiene precedentes y habla de la creciente sofisticación de los estafadores.

En general, se perdió un récord de $4.2 mil millones por estafas en línea en 2020.
Los padres y los jóvenes deben permanecer atentos cuando compran, tienen citas, trabajan o socializan en línea, sugirieron expertos.

Anuncio

Coronavirus, ¿el principio de un Apocalipsis? Experto responde 6 desafiantes preguntas

Entre las cinco estafas más comunes se encuentran:

1) Estafas laborales: La pandemia dificultó que los jóvenes encontraran empleo. Los estafadores sacaron provecho de esto colgando trabajos falsos que se pueden hacer de forma remota con un pago alto. Publican en sitios de empleo y luego solicitan un pago por adelantado para la capacitación. Piden información personal durante el “proceso de solicitud” y la utilizan para agotar su banco y cometer un robo de identidad.

¿Cómo proteger la salud de los niños de regreso a la escuela?

Cómo evitarlo: Tenga cuidado con cualquier trabajo que parezca demasiado bueno para ser verdad o que le pida un pago antes de comenzar. Nunca proporcione información o cuentas bancarias hasta que hayas investigado a fondo a la empresa.

2) Estafa de influencers de Instagram: Los adolescentes y adultos jóvenes adoran a sus influencers favoritos. Los estafadores crearán cuentas falsas que se parecen a la cuenta real de los influencers. Organizan un concurso patrocinado por una marca falsa y le piden al “ganador” que pague una tarifa o proporcione su cuenta bancaria para ganar el premio.

El último error de inmigración del presidente Biden: Expulsión acelerada de niños

Cómo evitarlo: Nunca envíe dinero o información bancaria a nadie que no conozca.

3) Estafas románticas: También conocido como Catfishing, esto es cuando los estafadores roban fotos de personas guapas y se dirigen a jóvenes y vulnerables en línea. Hacen que la víctima se enamore y comienzan a pedir dinero.

Cómo evitarlo: Nunca dé dinero a nadie que conozca en línea. Si no chatea por video o no se reúne, es un estafador.

Los expertos afirman que, desde que comenzó la pandemia, hay más mujeres que buscan ayuda. Las mujeres de color están entre las más afectadas, en parte por cuestiones de seguros.

4) Estafas de sextorsión: La aparición de los teléfonos inteligentes llevó al sexting, lo que ahora ha llevado a la sextorsión. Los estafadores se hacen pasar por una persona atractiva en OnlyFans o Snapchat, enganchan al objetivo y trasladan la conversación al texto. Envían una imagen explícita y piden una a cambio. Una vez recibida, se revelan a sí mismos como estafadores y amenazan con enviar la foto a todos los contactos del teléfono de la persona y publicarla en Internet.

Cómo evitarlo: No envíe imágenes explícitas en línea o por teléfono. Si la persona de la que se está enamorando no se reúne o no chatea por video, piénselo dos veces antes de enviar algo.

5) Compras en línea: Se crean sitios web falsos que parecen una tienda en línea que vende artículos con un gran descuento. Si compra, el artículo nunca llega, se embolsan el dinero y roban fondos de su tarjeta de crédito e información personal para futuros robos en línea.

Cómo evitarlo: Asegúrese de que el sitio web no esté lleno de errores tipográficos. Si el correo electrónico de “servicio al cliente” es “gmail.com” o “yahoo.com”, es una señal de alerta. Investigue la empresa.

Si es víctima de una estafa o intento de estafa, denúncielo a la FTC, IC3, FBI y Robo de Identidad.gov.


Anuncio